Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Feminismo en la Constitución: mujeres electas adelantan debates esenciales del proceso

Radio Universidad de Chile conversó con Constanza San Juan (Atacama), Alondra Carrillo (Santiago Sur Oriente) y Elisa Giustinianovich (Magallanes), tres mujeres feministas que estarán presentes en la Convención Constitucional, quienes manifestaron sus expectativas y demandas ante este histórico proceso.

Andrea Bustos C.

  Sábado 5 de junio 2021 9:39 hrs. 
CONSTITUCION CHILE


La fuerza que el movimiento feminista ha tenido en Chile durante los últimos años es uno de los hechos políticos más relevantes. La participación activa de las mujeres y organizaciones en la agenda política social del último tiempo es un hecho que ha quedado en evidencia en más de una ocasión de forma pública.

Aquello repercutió directamente en las últimas elecciones, donde en los diferentes cargos las mujeres lograron ser elegidas, sorprendiendo con los resultados. Mientras, en la Convención Constituyente la paridad garantizó que ni hombres ni mujeres queden sobrerrepresentados, sin embargo, en los resultados sin corrección de género fueron las mujeres quienes fueron elegidas por sobre los hombres, lo que llevó a que fueran ellas las que debieron ceder sus cupos a compañeros de lista.

Pero la Convención no solo tendrá paridad, sino también una amplía presencia feminista. Al menos 45 constitucionalistas, de 77 mujeres, se declaran feministas, y han planteado que llevarán a la nueva Constitución las demandas del movimiento. Eso no solo en lo referente al género, sino relevando perspectivas feministas en una serie de normas que hasta hoy solo han perpetuado la desigualdad y vulneración en el país.

Radio Universidad de Chile conversó con tres mujeres feministas que estarán presentes en la Convención Constitucional, representando a territorios del Norte, Centro y Sur Austral, quienes manifestaron su visión del proceso y comentaron los temas esenciales a discutir.

Feminismo presente y en acción

Si bien la Convención Constitucional comenzará a operar en las próximas semanas, las propuestas, ideas y debates ya han comenzado a darse en la esfera pública. Y el feminismo no ha quedado ausente de la discusión previa.

“De manera inmediata, lo que está desarrollando el feminismo organizado dentro y fuera de la Convención es poner por delante dos cuestiones. Por una parte, cuáles son las condiciones efectivas en que se está desarrollando este proceso, que son de prisión política, impunidad respecto de las violaciones a los derechos humanos, violencia política sexual, ausencia de reconocimiento y reparación en general a quienes han sido víctimas del terrorismo de Estado, cuyo responsable directo es este gobierno”, señaló Alondra Carrillo, psicóloga, integrante de la Coordinadora Feminista 8M y constitucionalista por el distrito 12.

“Por otra parte está la necesidad de hacer de esto un proceso abierto, participativo, con mandatos colectivos que puedan desbordar los límites que intentan tutelar y hacerlo devenir en lo que debe ser: un proceso constituyente soberano, libre, con partición popular feminista y plurinacional”, agregó.

Alondra Carrillo

Alondra Carrillo, constituyente por el distrito 12.

La expectativa de hacer presente el feminismo no se queda solo en el centro del país – que muchas veces se lleva la mayor atención – sino que se reparte por todo el país a través de las constitucionalistas electas.

Elisa Giustinianovich, bioingeniera y constituyente por Magallanes, distrito 28, indicó que el feminismo debe tener un rol transversal dentro de la nueva constitución, dejando de manifiesto que este no se limita solo a demandas de género: “Hay asuntos que para nosotras son urgentes y de ahí el rol de transversalizar las demandas feministas a lo largo de la constitución. Se intenta reducir nuestra lucha a un enfoque de género, cuando el Movimiento tiene potencia, memoria, historia y abarca demandas que van mucho más allá, donde comprendemos desde un feminismo interseccional que estamos atravesados por un sinnúmero de violencias”, explicó.

Y agregó: “No vamos a descansar solamente con un reconocimiento de las mujeres, disidencias sexo-genéricas y de la infancia en un texto constitucional, sino que nos interesa transversalizar esta demanda, tanto en la parte dogmática como en la parte orgánica de la Constitución”.

En tanto, desde el norte del país, la representante del distrito 4 en Atacama, Constanza San Juan, licenciada en Historia, comentó que el feminismo debe instalarse en la Convención con la fuerza que lo ha caracterizado en Chile durante los últimos años.

“El rol del feminismo y del movimiento feminista tiene que seguir siendo protagonista, como lo ha sido en todo este proceso, tanto en el constituyente como antes, con el estallido y lo que hizo posible esta revuelta. Es importante seguir profundizando y defendiendo las demandas, que desde el 2018 en adelante comenzaron una fuerte interpelación del sistema patriarcal”, añadió.

A ello, la constituyente electa agregó que el feminismo debe continuar, además, siendo una muestra de que no solo es necesario avanzar en cambios normativos, sino que también se pueden lograr cambios culturales a través de la ruptura de paradigmas, lo que permite avanzar en nuevos entendimientos de la sociedad.

Constanza San Juan

Constanza San Juan, constituyente por el distrito 4.

En paralelo a las labores propias que están realizando las constituyentes para recibir ideas y masificar debates, diversas organizaciones y colectivas feministas están llevan adelante conversatorios, foros y reuniones para generar un diálogo directo y participativo entre quienes escribirán la nueva Constitución y la ciudadanía.

Será feminista o no será

Varios son los temas que desde ya se han instalado como esenciales del proceso constituyente. El rol del Estado, modelos de desarrollo, derechos como la salud, la educación o el acceso al agua se han plasmado como discusiones que estarán presentes.

Pero, ¿Qué se espera desde el feminismo? Las candidatas han manifestado de forma pública, y a través de sus programas, que este debe estar presente a lo largo de la discusión de forma transversal, visibilizando que el feminismo se instala en todas las esferas, y no se queda solo en discutir temas de género o que afecten propiamente a las mujeres.

“Creemos fundamental poder instalar una perspectiva que reconozca el derecho al trabajo digno, estable y seguro. Eso en nuestro país no existe, lo sabemos. Y con ello también un sistema de seguridad social integral que reconozca por una parte los trabajos no remunerados, reproductivos, de crianza y de cuidados que se realizan en el hogar y que pueda constituir también las bases para un sistema único de cuidados, donde esos trabajos fundamentales para sostener la vida dejen de ser un mandato de género y se conviertan en una tarea social”, explicó Alondra Carrillo.

Asimismo, destacó la necesidad de establecer un Estado garante del derecho a una vida libre de violencia contra mujeres, disidencias sexo genéricas, niños y niñas, a lo que se agrega la libre determinación sobre los cuerpos y la vida, que abre un debate sobre derechos sexuales y reproductivos, entre ellos al aborto. “Lo que nosotras vamos a intencionar, sin duda, es que se abra una discusión pública, transparente, participativa respecto del aborto libre, legal, seguro y gratuito. La Convención lo que hace es ofrecer un escenario de disputa programática”, aseveró.

En tanto, Elisa Giustinianovich no solo se manifestó también en favor de estos debates como lo es el trabajo de cuidados, sino también reforzó la necesidad de estar presentes en todos los temas.

Elisa Constituyente

Elisa Giustinianovich, constituyente distrito 28.

“Necesitamos instalarnos también en las mesas donde se discuta salud para que tenga una visión integral, feminista y de género. Necesitamos insertarnos también desde las luchas ecofeministas, socioambientales, en todo lo relativo a cuidado del medioambiente, de reconocimiento de derechos de la naturaleza. Necesitamos estar presentes en todas las discusiones, porque comprendemos que como feministas hemos sostenido un trabajo que buscar hacer converger, hacer confluir diferentes frentes de lucha”, explicó.

Por su parte, Constanza San Juan señaló entre sus prioridades para este proceso está “tocar la violencia de género, visibilizar la desigualdad, la violencia estructural relacionada con las mujeres, las disidencias y la niñez, también es fundamental una adhesión real y concreta a las convenciones y acuerdos de derechos humanos relacionados con la mujer”.

Junto a esto, la integrante del Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) expresó que los derechos sexuales y reproductivos, el respeto de la maternidad y el parto, aborto seguro y sexualidad, vidas libres de violencia, sociedad de los cuidados también deben estar presentes.

“Es importante lograr una base institucional de mayor participación e igualdad de derechos políticos, económicos y sociales también para mujeres y disidencias”, agregó.

Modelo, territorios y feminismo

Un tema fundamental que se revisará en el proceso constituyente será el modelo de desarrollo en el que se basa nuestro país. Aquel tiene directa relación con el feminismo también, no solo porque en los territorios explotados las mujeres una vez más son las más afectadas y vulneradas, sino también porque dentro de los ejes feministas se encuentran temas que van más allá del Género, como las estructuras de poder y entre ellas la relación con la naturaleza.

Según señaló Alondra Carrillo es importante avanzar en nuevos debates y bases para el país, en los que la devastación de territorios, la sobre-explotación de las fuerzas de trabajo, especialmente la feminizada, dejen de ser el eje de desarrollo.

“Lo que nosotras hemos planteado tiene que ver con el programa feminista contra la precarización de la vida, con los mandatos programáticos de nuestros espacios de base, en que es necesario, primero que todo y eso es lo nuclear de nuestro programa, socializar todas las condiciones que hacen posible la vida en nuestro país”.

nueva constitucion

“Esa perspectiva supone la socialización de la riqueza, de los trabajos, de los bienes comunes, entre otros elementos, cuya organización, hoy en manos de privados que lo único que hacen es enriquecerse mediante esta forma de organización de la economía, pueda ser enfrentada”, indicó.

Al respecto Elisa Giustinianovich, manifestó que “desde la vereda ecofeminista reconocemos que hay ahí una fuerte conexión entre la tierra y cómo se explota a las mujeres y su trabajo, comprendiendo que el sistema capitalista también se sostiene en el trabajo no remunerado, doméstico y de cuidados, que es el trabajo de la reproducción cotidiana de la vida, no reconocido tal como el trabajo de la naturaleza, de la reproducción de la vida”.

Junto a ello, señaló que es necesario pensar en nuevas economías, que sean diversas, sociales, circulares y que “pongan nuevamente al centro la vida”.

“Es muy importante que las discusiones sean profundas y que tengan una visión para abordar los desafíos de este siglo, un período histórico donde estamos viviendo una crisis planetaria, socioambiental, climática y que conlleva también fuertes crisis a nivel social y económico. Necesitamos hacer una transformación profunda del modelo de desarrollo, ya pensando en un enclave post capitalista”, afirmó.

En el norte del país, en tanto, se enfrenta con constancia y fuerza la vulneración del territorio. Regiones como Antofagasta y Atacama son ampliamente afectadas por la industria minera, pero este no es el único mal. La zona de Huasco es una zona de sacrificio por estar altamente contaminada por la presencia de industrias termoeléctricas.

Desde aquel territorio, Constanza San Juan expresó que “el feminismo cuestiona las bases de este sistema extractivista neoliberal y ahí ha cumplido un rol fundamental en este proceso y lo seguirá siendo. Y ahí justamente replicar lo que habla el feminismo, que finalmente tanto mujeres como los territorios estamos siendo igualmente abusadas, explotadas y violadas”.

Además, San Juan señaló que si bien las comunidades en su conjunto se ven dañadas por la afectación de los territorios, no se puede obviar que “hay también una diferenciación que es importante de llevar al debate. Por ejemplo las mujeres, al ser quienes están más en actividades reproductivas, de sostener la familia, de dar el alimento, son quienes tienen mayor relación con el agua, se dan cuenta cómo va afectando esto, viven un estrés gigante de dar agua contaminada a sus hijos”.

zona sacrificio

“Es muy rico que realmente la composición de la Convención ha quedado con un fuerte cariz territorial real, de personas que trabajan realmente en los territorios, que no fueron posicionadas solamente para salir electas, sino que tienen un trabajo de base organizacional, de asambleas y muchos venimos de territorios de sacrificio. Tengo la esperanza, creo que esa voz va a estar bien puesta”, agregó.

Al igual que Constanza San Juan, Alondra Carrillo y Elisa Giustinianovich manifestaron ser optimistas con la conformación de la Convención Constitucional y el ejercicio de estos debates, sin perjuicio de que toda discusión deberá aclararse en la misma Convención, la que hasta ahora no tiene fecha oficial de inicio.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.