Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 19 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Por fin, algunas buenas noticias en materia de derechos humanos

Columna de opinión por Ana Piquer
Martes 3 de agosto 2021 15:12 hrs.



Últimamente no ha sido frecuente que en nuestros editoriales demos buenas noticias. En esta ocasión, sí quisimos destacar algunas cosas positivas que han estado ocurriendo en el Congreso, con avances de proyectos de ley que pueden implicar importantes mejoras  en materia de derechos humanos.

El proyecto de ley de matrimonio igualitario fue aprobado en el Senado, y ahora pasa a la Cámara de Diputadas y Diputados. El acuerdo de unión civil fue un primer paso, pero desde Amnistía Internacional hemos señalado por años la necesidad de avanzar hacia una completa igualdad de derechos en materia de matrimonio y derechos filiativos. Este proyecto de ley está avanzando en esta dirección, y esperamos que la Cámara asegure esta medida básica de igualdad.

De la misma forma, se está discutiendo también en el Senado modificaciones a la Ley Antidiscriminación. Hasta ahora, las modificaciones aprobadas también implican mejoras respecto de la ley actual y han tomado en cuenta sugerencias de la sociedad civil, incluyendo a Diversxs, colectivo de jóvenes que nació al alero de Amnistía Internacional y que ahora de manera autónoma sigue trabajando por los derechos humanos de la comunidad LGBTIQA+. Esperamos que en lo que queda de votaciones el proyecto siga en esta senda.

También se aprobó en la Cámara de Diputadas y Diputados el proyecto de ley que establece un procedimiento especial para hacer efectiva la responsabilidad civil del Estado respecto de personas que hayan sido víctimas de lesiones, mutilaciones o muerte, en el contexto de movilizaciones sociales en el marco del “estallido social”, pasando ahora al Senado. Si bien esto no cubre todas las obligaciones de reparación por parte del Estado respecto de las víctimas de violaciones de derechos humanos, y así lo reconoce el propio proyecto de ley expresamente, puede ayudar, al menos, a abordar una parte de esas obligaciones.

Finalmente, la Comisión de Derechos Humanos del Senado aprobó dos proyectos de ley relevantes, que quedaron listos para pasar a Sala: un proyecto que prohíbe los desnudamientos forzosos, las tocaciones indebidas y otras agresiones sexuales similares en los procesos de detención policial y penaliza a los funcionarios que las ordenen o ejecuten; y, otro, que prohíbe el uso de armas no letales o menos letales que causen grave daño a la integridad física de las personas en manifestaciones sociales. Ambos se hacen cargo de situaciones reales, que efectivamente se han producido en Chile, incluso desde antes de la crisis de derechos humanos ocurrida en el marco del estallido social, por lo que resulta importante avanzar en su regulación.

Es alentador ver que el Congreso está avanzando en una dirección acorde a los derechos humanos en diversas materias, y es de esperar que esto continúe en las siguientes etapas de tramitación de estos proyectos de ley.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.