Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ
Claudio Nash

Agenda Constituyente: Semanas 7 y 8 (16 al 27 de agosto) “Avanzamos Sancho”

Claudio Nash | Martes 31 de agosto 2021 9:57 hrs.

Tener un calendario claro y que se tomen todas las medidas que permitan su cumplimiento es fundamental para la legitimidad del trabajo de la Convención. La ciudadanía ha sido muy entusiasta y participativa en las distintas comisiones, pero al mismo tiempo hay una demanda por comenzar a discutir los temas de fondo.


Previamente en Agenda Constituyente

“Agenda Constituyente” es un espacio para dar seguimiento al trabajo de la Convención Constitucional (CC). Este proyecto va alternando sesiones a través de la radio (lunes 07:40 hrs) y columnas de opinión como las que usted tiene a la vista en estos momentos.

En nuestra columna anterior hablamos sobre el trabajo de las comisiones que están preparando el reglamento por el que se regirá el debate constituyente.

A continuación, vamos a comentar los sucesos más importantes de las últimas dos semanas (16 al 27 de agosto) que han estado marcadas por la participación ciudadana. En este sentido, es muy llamativo que más de  1200 organizaciones y personas expresaran su deseo de ser escuchadas por la Convención Constitucional en audiencias públicas; solo en la comisión de Derechos Humanos se presentaron más de 300 organizaciones para plantear diversos temas en esta materia (volvemos sobre este punto más adelante).

Los plenarios

Estas semanas ha habido dos plenarios donde les constituyentes han discutido sobre el calendario de trabajo de las comisiones creadas para elaborar el reglamento de la Convención. Recordemos que el “pleno” es el momento en que se juntan les constituyentes para debatir y resolver las materias que les propone la Mesa. El “pleno” o “plenario” es el órgano principal de la Convención Constitucional.

El martes 24 de agosto el pleno aprobó el calendario propuesto por la Mesa de la Convención para poder tener un Reglamento de trabajo en septiembre de 2021. Así, se ratificó el 28 de agosto como cierre del trabajo de las comisiones, la última semana de agosto y primera de octubre, la incorporación de las propuestas de las comisiones al borrador de reglamento elaborado por la comisión respectiva y luego, durante septiembre se daría la discusión en el pleno de la Convención sobre el Reglamento definitivo. La página @laneta nos ha compartido un calendario ilustrativo de los pasos que vienen:

CALENDARIO

Tener un calendario claro y que se tomen todas las medidas que permitan su cumplimiento es fundamental para la legitimidad del trabajo de la Convención. La ciudadanía ha sido muy entusiasta y participativa en las distintas comisiones, pero al mismo tiempo hay una demanda por comenzar a discutir los temas de fondo.

Las comisiones transitorias y la participación de la sociedad civil

La Comisión de Descentralización sesionó en regiones con gran participación ciudadana. Esto reafirma el interés en tener una constituyente vinculada con los territorios y que no puede quedar centrada en Santiago. Las sesiones en Arica, Ovalle, San Carlos y Ancud deben ser un primer paso en lo que -esperemos- sea una práctica constante de la Convención.

La Comisión de Derechos Humanos dividió su trabajo en dos sub-comisiones: verdad histórica y marco general. Como dijimos, al abrirse las audiencias hubo un alto interés por participar. En las más de 300 audiencias públicas se plantearon temas sobre las violaciones de derechos humanos en la historia de Chile, tuvieron voz grupos históricamente discriminados y organizaciones que plantearon nuevos temas que surgen en el ámbito de la protección de los derechos humanos y de la Naturaleza. Este trabajo terminó con una propuesta al pleno que deberá ser discutida para determinar qué elementos quedan incorporados al Reglamento definitivo. Seamos claros, lo que hace la comisión de DDHH es una propuesta que debe ser aún aprobada por el pleno y luego estos serán temas por discutir en la futura Comisión de Derechos Fundamentales (comisión permanente); en consecuencia, aún no hay nada decidido.

Recordemos que cuando hablamos de “derechos fundamentales” se está haciendo referencia a aquellos derechos humanos que son incorporados al texto constitucional.

Comisión de Reglamento

Quien se llevó todas las miradas estas semanas fue la Comisión de Reglamento donde se está discutiendo temas muy relevantes para el futuro del debate constituyente. El primero, es el de la regla de los 2/3, esto es, que para que una norma quede incorporada en la futura constitución debe contar a lo menos con el apoyo de 104 de los 155 constituyentes. Esa norma que fija un alto quórum para los acuerdos fue impuesta en el Acuerdo del 15 de noviembre de 2019 y que tenía como objetivo “garantizar” que los sectores conservadores tuvieran un poder de veto (cuestión que no fue posible, ya que en la elección de les constituyentes ni la derecha ni ningún otro grupo obtuvo 1/3 de los cupos) se va consolidando.

De ahí que se vaya abriendo paso la idea de establecer un mecanismo para resolver aquellas materias que logran más de un 50% de apoyo, pero estén bajo los 2/3. La propuesta que han hecho sectores del Partido Comunista, la Lista del Pueblo, Movimientos Sociales, los Pueblos Originarios, el Frente Amplio, Colectivo Socialista e Independientes no Neutrales es que exista un plebiscito dirimente, donde sea la ciudadanía (el pueblo ejerciendo directamente su poder constituyente) quien tome esta decisión. La propuesta de un plebiscito dirimente fue rechazada en la comisión de Reglamento, pero sí fue aprobada en la Comisión de Participación Ciudadana[1]. Será el pleno quien resuelva si tendremos o no un plebiscito para resolver estas diferencias.

Un tema vinculado con derechos humanos también llamó la atención. En la sub-comisión encargada de la definición de las comisiones permanentes de la Convención se propuso dividir el tema de derechos fundamentales en dos comisiones: una de derechos civiles y políticos y otra de derechos económicos sociales culturales y a estos últimos se le asignaba el debate sobre pueblos indígenas. Este era un error conceptual y práctico que hicimos presente en su momento. Afortunadamente, la comisión de Reglamento rectificó y propuso al pleno unificar el debate en una única comisión de derechos fundamentales. Es de esperar que el pleno de la Convención ratifique esta decisión.

Finalmente, sigue pendiente la decisión sobre comisiones transversales. Se ha planteado la necesidad de que temas como género y pueblos indígenas y derechos humanos se discutan transversalmente, esto es, que no queden circunscritas a una sola comisión, sino que estos temas sean discutidos por una instancia que coordine las decisiones relevantes para estos temas. Esta es una buena idea, la cuestión es ver cómo se puede implementar. Será el pleno quien tome una decisión para evitar debates duplicados, omisiones o decisiones contradictorias.

A qué debemos prestar atención

Lo que nos espera las próximas semanas será un intenso debate sobre el Reglamento y los nudos críticos aún pendientes de decisión. Septiembre será el mes para tener un reglamento y así comenzar el trabajo de las comisiones permanentes en octubre. Los debates que se den en el pleno nos permitirán ir viendo cómo se comportan los distintos grupos en los temas más discutidos. Será un buen anticipo de lo que vendrá en la Convención.

A prestar atención a algunos temas en particular ¿Será con un quórum de 2/3? ¿Será con o sin plebiscito dirimente ¿Será con o sin comisiones transversales?

Aún no lo sabemos, pero claramente la Convención sigue avanzando.

Santiago, 30 de agosto de 2021

[1] La norma aprobada fue la siguiente “La Convención Constitucional podrá resolver la realización de un plebiscito dirimente respecto de determinadas normas constitucionales, convocando a la ciudadanía a decidir mediante el sufragio universal popular la inclusión o exclusión en el nuevo texto constitucional de las normas constitucionales objeto de la convocatoria, de acuerdo a las reglas establecidas en el presente reglamento”.

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.