Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 20 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Los “nudos” al interior de la Convención de cara a la votación del reglamento

En la votación del pasado martes los convencionales rechazaron las indicaciones presentadas por el oficialismo en las que pidieron que 30 normas del reglamento interno fueran sufragadas por un quorum de 2/3. Situación que no ocurrió y que, por tanto, deberán ser ratificadas por simple mayoría, es decir, 78 votos.

Natalia Palma

  Miércoles 15 de septiembre 2021 16:21 hrs. 
Convencion


Continúa la polémica en la Convención Constitucional tras la aprobación en general que estableció que por mayoría simple se ratifique el reglamento que incluye el artículo 94, el cual define un quorum de 2/3 para la inclusión de normas constitucionales en la nueva Carta Fundamental.

Hecho que fue celebrado por la centroizquierda, pero que causó malestar en Vamos por Chile, puesto que para el sector se estaría transgrediendo el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución suscrita por parlamentarios la madrugada del 15 de noviembre de 2019, en medio del estallido social.

Recordemos que la votación del pasado martes los convencionales rechazaron las indicaciones presentadas por el oficialismo en las que pidieron que 30 normas del reglamento interno fueran sufragadas por un quorum de 2/3. Situación que no ocurrió y que, por tanto, deberán ser ratificadas por simple mayoría, es decir, 78 votos.

Además, en la instancia también se aprobaron en general los reglamentos de Participación y Consulta Indígena, Ética y Participación Popular y la propuesta de bases, principios y normas de Derechos Humanos, Individuales, Colectivos, Ambientales y de la Naturaleza.

Por lo que ahora resta el ingreso de indicaciones a los textos, cuyo plazo finaliza el jueves 16 de septiembre para posteriormente ser debatidos en particular la próxima semana.

Sin embargo, lo ocurrido en la votación general dejó diversas lecturas que siguen provocando tensiones entre los convencionales.

La convencional de la UDI Carol Bown señaló que “se quiere imponer que la Convención Constitucional no está sometida a la Constitución vigente” y agregó “¿Qué señal se da si el órgano encargado de redactar el texto que limita el poder no es capaz de reconocer los límites del suyo? Ahora ¿Se rechazaron los 2/3? No, pero se estableció que se aprueben o rechacen por mayoría. Además, esto es grave porque con esto queda establecido que el reglamento se pueda volver a cambiar por mayoría. La próxima semana es clave, veremos si por mayoría se mantiene o no el quorum de 2/3 pero el daño ya está hecho”.

No obstante, su par de Renovación Nacional, Raúl Celis, quien se abstuvo de sufragar el Artículo 94, desdramatizó la polémica, aunque reconoció que fue una votación compleja, argumentando que “lo que quiso decir la Mesa, contando con el apoyo del Pleno, es que las normas que se aprobaban con relación a los 2/3 requerían solamente de mayoría absoluta ¿Por qué? Porque no estaban los 2/3 para aprobar esas normas. Entonces, de esa manera se facilitaba el trabajo de la Convención para futuro y evitar un conflicto mayor”.

En todo caso, Celis comentó que “lo que ocurrió es una interpretación muy discutible en el sentido que pueden aprobarse por mayoría absoluta las normas de los 2/3, pero en definitiva ayudan a dejar más consolidado el principio de los 2/3 y yo creo que es muy importante de respetar. La nueva Constitución no puede ser de revancha, tiene que ser consensuada y los 2/3 es un quorum que es relativamente dentro del promedio que tienen las modificaciones constitucionales”.

Una mirada similar expresó el convencional de La Lista del Apruebo, Fuad Chahín, quien dijo que “no tengo dudas de que la Convención por mayoría va a ratificar que las normas constitucionales se tienen que aprobar por 2/3”.

Sin embargo, respecto a las críticas de una parte de la centroderecha de transgredir la Constitución fue enfático y aseveró que “no hay un reglamento de votación que es lo que exigía la Constitución. Ellos interpretaron que alrededor de 40 normas lo constituían, pero esa es su interpretación. Entonces, a mí me parece que un sector de Chile Vamos está ansioso por recurrir a la Corte Suprema para que resuelva los problemas de la Convención. Están profundamente equivocados”.

En tanto, Chahín dijo no entender la actuación de la izquierda más dura. En ese sentido, comentó que “por otro lado veo al Partido Comunista que cree que, de alguna manera, con esto podemos dejar atrás el Capítulo XV de la Constitución que regula el trabajo de la Convención Constitucional. Cosa que tampoco es así”, y concluyó que “parte de la derecha quiere llegar a la Suprema y en el PC están ansiosos de que vayan a la Suprema”.

Mientras que convencional independiente y exvocera de la Coordinadora 8M, Alondra Carrillo, quien se ha mostrado contraria a la imposición de los 2/3, defendió el principio de autonomía por parte del organismo para definir sus propias reglas, contraviniendo así lo dispuesto por la ley 21.200.

“Ante una votación de 2/3, el sector que más abiertamente ha manifestado su voluntad de modificar el quorum por uno que favorezca los acuerdos tenía al menos un tercio. Sin embargo, la decisión que se tomó no fue para nada sencilla, pero es una decisión que entre todas las cosas que afirma, está la posibilidad de que sea la Convención la que determine soberanamente estas materias”.

Por su parte, el exministro del Tribunal Constitucional, Jorge Correa Sutil, pese a evitar hacer un juicio definitivo respecto a lo sucedido en la Convención hizo hincapié en la importancia de respetar lo estipulado en el artículo 133 de la Constitución, que menciona que la manera en que se votan las cláusulas constitucionales requiere de 2/3.

Por lo que, si bien insistió en que esto se trata de una votación en general, de aprobarse esto se cometería una acción “claramente inconstitucional”, según consignó el medio Ex-Ante.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.