Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Cumbre de los tres… ¿“amigos”?

Los líderes de Estados Unidos, Canadá y México se reunirán este jueves por primera vez en cinco años con el objetivo de promover su integración económica, pero tensiones por la industria automotriz, políticas de "Buy U.S.” (Compre -productos- estadounidenses) y un proyecto energético mexicano podrían pesar en las conversaciones.

Luis Hernán Schwaner

  Jueves 18 de noviembre 2021 16:08 hrs. 
biden_y_trudeau


El presidente Joe Biden ha revivido la llamada cumbre de los “Tres Amigos”, que se celebra en la Casa Blanca la tarde de este jueves por primera vez desde 2016, después que su predecesor, Donald Trump, la abandonara un año después. La reunión tripartita tiene como objetivo promover la cooperación económica en América del Norte, pero Canadá y México están seriamente preocupados por las disposiciones de Biden (el “Buy US”) y una propuesta de crédito fiscal para vehículos eléctricos que favorecería a las grandes corporaciones fabricantes de automóviles y camiones pero con sede en Estados Unidos.

Éste es el mayor socio comercial de México y Canadá y sus vehículos son los productos manufacturados más comercializados entre los tres países. Colin Robertson, un ex diplomático canadiense que ahora trabaja en el centro de estudios Canadian Global Affairs Institute, ha dicho que “la industria automotriz norteamericana está profundamente integrada y compite como un bloque en la fabricación de una industria de baterías y vehículos eléctricos de clase mundial que tiene un claro   sentido económico para los tres países”, dijo.

Pero, obviamente, tanto Canadá como México aspiran a jugar en una cancha pareja mientras compiten para atraer a las empresas estadounidenses para que construyan en sus países plantas para la cadena de suministro de vehículos eléctricos. Y Estados Unidos, por su parte, busca proveedores alternativos a China para los minerales críticos utilizados en baterías, material que Canadá podría proporcionar.

En ese contexto cobra especial relevancia el proyecto de ley de gasto social y del clima que estudia el Congreso en Washington, el que contempla hasta 12.500 dólares en créditos fiscales para vehículos eléctricos de fabricación estadounidense, incluido uno de 4.500 dólares para autos fabricados por las empresas asociadas al bloque industrial, un proyecto clave en la agenda de Biden. El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo el miércoles ante una audiencia de estudiantes universitarios en Washington que estaba “preocupado” por los créditos fiscales propuestos, “los que podrían tener un impacto negativo real” aseveró, agregando que  mencionaría ese tema en la reuniones que debe sostener con los líderes del Congreso.

Por otra parte, el proyecto de vehículos eléctricos llega también en medio de crecientes tensiones por la interpretación más estricta que, según México, hace Estados Unidos sobre la aplicación de las reglas de origen para calcular el valor de contenido regional de los automóviles en el marco del tratado regional comercial, el  TMEC. A su vez, la secretaria mexicana de Economía, Tatiana Clouthier, quien acompaña al presidente López Obrador, dijo que ellos pondrán el tema sobre la mesa en el encuentro de hoy y criticó lo que calificó de políticas proteccionistas de Estados Unidos, las que -dijo- han socavado el mercado laboral en el país al sur del Río Grande.

Otros asuntos que se tratarán serán la lucha conjunta contra el COVID-19 y el cambio climático. No hay que olvidar que Estados Unidos es el país que más CO2 lanza a la atmósfera en todo el planeta y, por lo tanto, resulta ser el principal responsable directo del cambio climático. No obstante, es probable que sea en los encuentros bilaterales donde se hable de asuntos tan específicos como aquellos.

Un tema de fundamental importancia en la reunión de estos “Tres Amigos” será el objetivo ampliamente difundido por la Casa Blanca en cuanto a crear una “visión regional para la migración”. Aquí cabe mencionar las palabras dirigidas ayer a los tres mandatarios por Kenneth Roth, Director Ejecutivo de Human Rights Watch, quien los llamó a terminar con los “abusos” contra personas migrantes y solicitantes de asilo. Roth denunció que “durante la gestión de los presidentes Biden y López Obrador, Estados Unidos y México han cometido violaciones graves, sistémicas y persistentes de los derechos de migrantes y solicitantes de asilo”.

Agregó el Director Ejecutivo de Human Rights Watch que aunque Canadá “se jacta de ser un país que acoge a refugiados y respeta los derechos humanos, el Gobierno de Trudeau encarcela a miles de migrantes y solicitantes de asilo cada año”. Por ello llamó a los tres líderes a convertir la cumbre en una “oportunidad para asumir el compromiso conjunto de poner fin a los abusos contra migrantes y solicitantes de asilo, frenar las expulsiones sumarias (…) y asegurar que todas las personas que lleguen a América del Norte huyendo de contextos de violencia y persecución, tengan acceso a protección en todos los aspectos”.

(Imagen: Toronto Star)