Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de mayo de 2022

Escritorio

Académicos Kemy Oyarzún y Eric Palma anuncian sus candidaturas para asumir la rectoría de la Universidad de Chile

La doctora en Filosofía y docente de literatura plantea un sello feminista a su propuesta de gestión al frente de la máxima autoridad de nuestro plantel educacional. Mientras, el docente de la Facultad de Derecho señala que es necesario democratizar la casa de estudios y sumar a nuevos actores a una nueva “ciudadanía universitaria”.

Diario Uchile

  Viernes 28 de enero 2022 18:26 hrs. 
Kemy Eric

Los académicos Kemy Oyarzún y Eric Palma anunciaron sus respectivas candidaturas para suceder en la rectoría de la Universidad de Chile al doctor Ennio Vivaldi Véjar.

Oyarzún y Palma son docentes de nuestra casa de estudios y reconocidos por su trabajo en sus áreas de conocimiento.

Kemy Oyarzún es Licenciada en Literatura, magíster y doctora en Filosofía con Mención en Estudios Literarios de la Universidad de California. En la actualidad se desempeña como docente de literatura de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Chile y también es co-fundadora de los Estudios de Género en nuestro país.

Para Kemy Oyarzún, “la Revuelta Feminista de Mayo de 2018, el Estallido de Octubre de 2019 y el actual proceso de la Convención Constitucional, abren un nuevo escenario en la Universidad de Chile para los desafíos que enfrentamos las casas de estudio estatales y públicas en la producción de conocimiento científico, artístico y humanista con vocación estratégica de país”.

En ese sentido indicó que “son tiempos de transformaciones y es hora de que una mujer feminista encarne las aspiraciones interculturales, científicas y creativas que exige la gobernanza de la más importante Casa de Estudios del país”, no tengo dudas que “el mérito debe ir acompañado de excelencia académica, gestión innovadora, equitativa y con vocación pública”.

El próximo 10 de marzo, la Doctora en Filosofía recibirá la Condecoración al Mérito Amanda Labarca por parte de la actual rectoría de nuestra casa de estudios por su excepcional aporte a la profesión y servicio al país. Al respecto comentó que “será un gran honor para mí recibir esta condecoración. Me siento honrada y espero poder seguir aportando a la Universidad de Chile y sobre todo a su rol público junto a lo que implica la labor académica, con un fuerte componente de crítica cultural enraizada en la identidad latinoamericana”.

La Doctora Oyarzún es ex presidenta de la Asociación de Académicos de la Universidad de Chile (ACAUCH) e integró el Senado Universitario donde ejerció como presidenta de la Comisión de Desarrollo Institucional. Ha publicado 11 libros académicos de carácter individual y colectivo, y cientos de artículos en revistas nacionales e internacionales. Ha dirigido numerosas investigaciones e iniciativas de gestión académica en estudios culturales, feminismo y género, habiéndose adjudicado proyectos concursables nacionales e internacionales. La profesora Oyarzún cuenta con una destacada trayectoria internacional en docencia y gestión académica en universidades de California, México, España, Argentina, Italia, Francia y Suecia, entre otros. Esta destacada académica “ha logrado hacer del feminismo y los estudios de género una cuestión instalada transversalmente en la academia de todo el país”, señaló el Rector Vivaldi.

Chile cambió, que la Chile también cambie

Esa es la frase con la que el Doctor en Derecho y docente de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Eric Eduardo Palma, busca convocar apoyos para su propuesta y suceder al Rector Ennio Vivaldi en el periodo 2022-2026.

Palma es profesor titular y durante este último tiempo comenta que se ha reunido con diferentes grupos de académicas y académicos, así como con la Federación de Asociación de Funcionarios y con egresadas y egresados quienes le han expresado los anhelos de cambios que se viven entre la comunidad universitaria.

Así, el académico sostiene que ha logrado identificar junto a su equipo de trabajo algunos puntos que sintetizan estos deseos, entre ellos la necesidad de impulso para los mecanismos de distribución del poder en la Universidad “para enfrentar los bolsones de injusticia, maltrato e inequidad existentes en su seno”.

A eso suma la “sustitución de la concepción estamental por la de ciudadanía universitaria, ampliación de la comunidad universitaria e impulso a iniciativas que permitan construir una auténtica comunidad” a lo que agrega un “nuevo rol de las egresadas y egresados en términos de su participación efectiva en la vida universitaria, haciendo justicia a la incorporación que reclama el propio himno de la Universidad”.

También se refiere a la preocupación del plantel universitario por la Facultad de Artes y sus distintos departamentos, como también por el problema que atraviesa el club deportivo Universidad de Chile como sociedad anónima.

En el proceso constituyente que está el país, Palma considera que “la Universidad debe participar activamente en el proceso y que va a implicar, con alta probabilidad, una etapa muy relevante de construcción institucional, apoyo que debemos prestar por mandato legal, según indica nuestra ley fundacional de 1842 y el estatuto vigente de 2006. El modelo formativo sociocrítico consagrado en la ley impone a la Universidad el deber de proporcionar el conocimiento que este proceso requerirá”.

El docente explicó también que “por otra parte, la universidad, al igual como ya lo está haciendo el país, debe vivir un proceso de transformaciones que requiere una nueva mirada, un “revisitar” el espacio propio para identificar prácticas, procedimientos, creencias, culturas y modalidades de distribución del poder que generan inequidad, injusticias y abusos”.