Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Ex brazo político del IRA ganaría elecciones

Irlanda del Norte celebrará este jueves 5 de mayo una elección que determinará el nuevo Parlamento autonómico para esa provincia británica, escenario de una cruenta lucha entre independentistas y unionistas. Y el ganador podría ser el Sinn Fein.

Luis Hernán Schwaner

  Miércoles 4 de mayo 2022 10:30 hrs. 
Mary Lou McDonald

¿Paradojal? El Sinn Fein, brazo político del IRA (Irish Republican Army), declarado como “terrorista” por el Reino Unido hasta hace poco más de veinte años, podría por primera vez ganar una elección en la provincia británica de Irlanda del Norte

La organización fue responsable de una serie de mortales atentados en Irlanda del Norte e Inglaterra entre 1969 hasta 1997, cuando miembros del IRA Provisional que se oponían al alto el fuego definitivo por parte de la organización se separan del tronco fundador, el IRA Auténtico. Hasta entonces, la estrategia del IRA Provisional había sido la de sostener una guerra de desgaste, apostando a que el alto costo que implicaba para Londres mantener una enorme fuerza de seguridad en Irlanda del Norte, obligaría a Downing Street a ceder y finalmente renunciar a su dominación.

El Viernes 10 de abril de 1998 (Viernes Santo) en Belfast, los gobiernos británico e irlandés firmaron el llamado Good Friday Agreement o Acuerdo de Belfast con el propósito de poner fin al Conflicto en Irlanda del Norte. El Acuerdo fue aceptado por la mayoría de los partidos políticos norirlandeses, así como por la República de Irlanda, a través de sendos plebiscitos que tuvieron lugar en mayo de 1998. El 28 de julio de 2005, el IRA Provisional anunció el cese de la lucha armada y recién el IRA se consideró oficialmente desmantelado el 3 de septiembre de 2008, diez años después de firmado el Good Friday Agreement.

Casi tres lustros más tarde, el Sinn Fein, antiguo brazo político del ya inactivo IRA       -partidario de unir Irlanda del Norte con la República de Irlanda- es hoy favorito para ganar la elección del próximo Parlamento norirlandés pues, según las últimas encuestas, obtendría en torno al 26 % de los votos.

Por su parte, el tradicionalmente mayoritario y ultraconservador Partido Democrático Unionista (PDU), que defiende la pertenencia de Irlanda del Norte al Reino Unido, tendría el 19 % de los votos, después que en febrero hiciera caer al último gobierno como protesta por el Protocolo de Irlanda del Norte, que ha creado una frontera de hecho como consecuencia del Brexit en el Mar de Irlanda. Pero como consecuencia  debió pagar un alto precio político traducido en la pérdida de apoyo des electores en el último año y medio, razón por la que está a punto de perder el cargo de primer ministro a favor del Sinn Fein, según una estructura en la que los principales rivales nacionalistas y unionistas están obligados a compartir el poder.

También hay que considerar en el panorama eleccionario norirlandés al denominado Partido de la Alianza, formación liberal centrista fundada en 1970 con el propósito de promover posiciones moderadas cuando el IRA ya había iniciado sus acciones armadas. Esta formación política obtendría, según los sondeos, el 16 % de los votos, lo que le convertiría en la tercera fuerza local.

Ahora bien, si el Sinn Fein nacionalista se impone por primera vez en la provincia bajo dominio británico, aquello representaría un cambio sin precedentes 24 años después de que el acuerdo de paz del Viernes Santo pusiera fin al derramamiento de sangre que costó la vida de casi cuatro mil personas en el lapso de treinta años.

Con los datos actuales, el tradicional equilibrio de poder daría un giro histórico este jueves, pues como partido mayoritario en la Asamblea de Stormont, el Sinn Fein tendría derecho a postular a su líder, Michelle O’Neill, al cargo de Primera Ministra de Irlanda del Norte.