Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 30 de junio de 2022

Escritorio

Presidente Gabriel Boric anuncia cierre de Planta Ventanas de Codelco: “No queremos más zonas de sacrificio”

El Mandatario fue enfático en que "ningún trabajador se quedará sin empleo. Sus puestos están asegurados".

Diario UChile

  Viernes 17 de junio 2022 21:10 hrs. 
Boric

Compartir en

Tras décadas de contaminación a las comunidades de Quintero y Puchuncaví, se hace el primer gran anuncio para revertir la situación. El presidente Gabriel Boric confirmó lo que ya había señalado el directorio de Codelco: el cierre de la Planta Ventanas.

Los trabajadores ya habían anunciado movilizaciones ante el cierre de la faena, luego de nuevos episodios de intoxicación que se registraron en la bahía de la Región de Valparaíso.

El primer mandatario confirmó la medida desde el Palacio de La Moneda, haciendo énfasis en dos ideas: que su administración no quiere más zonas de sacrificio y que se asegurará la continuidad de todos los trabajadores de la empresa en las mismas condiciones contractuales que poseen en la actualidad.

Acompañado de las ministras de Minería y Medio Ambiente, Marcela Hernando y Maisa Rojas, y del subsecretario de Salud Pública, Cristóbal Cuadrado, el Mandatario informó la decisión que ha derivado en manifestaciones de trabajadores en las inmediaciones de las fundiciones.

“Queridos compatriotas, quiero contarles que hace algunas horas, y luego de un acucioso proceso de estudio y diálogo con los distintos sectores involucrados, en una discusión pública que como ustedes saben lleva años, el directorio de Codelco ha tomado la decisión de avanzar hacia el cese de sus operaciones en la fundición de Ventanas“, informó el jefe de Estado desde La Moneda.

Boric aseveró que “esto se realizará mediante un proceso gradual y responsable, con la población y las y los trabajadores. Esta decisión que requiere para ser efectiva del concurso del Congreso Nacional, con cuya buena voluntad esperamos contar, se ha tomado considerando los recurrentes casos de intoxicación que han habido en la zona de operación de la fundición, los constantes cierres temporales de escuelas, los niños y niñas enfermos y enfermas, y la saturación medioambiental de la zona”.

“Desde que asumimos el Gobierno, hemos puesto a las personas, a sus anhelos, y sus problemas, en el centro de nuestras preocupaciones. Cada una de las acciones que estamos llevando a cabo, las realizamos mirando el bienestar de toda la ciudadanía, y especialmente de las mujeres, hombres, niños y niñas que viven de modo más directo las consecuencias de un modelo económico y social que ha sido excluyente, desigual, y que se expresa de diversas formas. Una de las cuales es la persistencia de las zonas de sacrificio”, añadió.

El gobernante remarcó que “lo hemos dicho muy claro, no queremos más zonas de sacrificio. Hoy existen cientos de miles de personas que viven en nuestro país expuestas al deterioro ambiental severo que hemos causado o permitido, y que como chileno, me avergüenza”.

El Presidente explicó que “este es un problema que viene desde la creación del polo industrial en la zona desde la década de los 50, cuando los estándares ambientales y la contaminación no eran parte de las preocupaciones del desarrollo. Pero hoy día, eso ya no es así. Y ante esta realidad, no seguiremos con los brazos cruzados”.

El cuidado del medioambiente es para todos nosotros una obligación moral, y es algo que tiene consecuencias directa e inmediatas sobre la vida de las personas. El mandato que tenemos, el cual el pueblo nos ha otorgado, es estar a la altura, como Estado y como Gobierno, y hacer todo lo que esté a nuestro alcance, para abordar la crisis climática con criterio de equidad y de justicia social. Y eso es justamente lo que estamos haciendo”, sentenció.

La última crisis

Cerca de cien habitantes de la denominada “zona de sacrificio” han debido acudir a centros médicos tras presentar síntomas como vómitos y mareos, asociados a los altos niveles de concentración de dióxido de azufre registrados desde el 6 de junio.

Distintas autoridades culparon a la planta Ventanas de la situación, la cual paralizó voluntariamente sus faenas tras recibir medidas provisorias de la Superintendencia de Medio Ambiente.

En ese contexto, los trabajadores se reunieron esta tarde con el presidente del directorio de Codelco, Máximo Pacheco, para abordar el futuro de la división. Al salir, indicaron que el exministro de Energía les comunicó que no se seguirá invirtiendo en la fundición y se impulsará su cierre definitivo.

La dirigenta sindical Andrea Cruces informó que “nos citaron para hablar del futuro de la división Ventanas y nos dijeron que ellos no estaban dispuestos a invertir y que estaban por el cierre de la división”.

Luego explicó que “nosotros estamos pidiendo una inversión de US$ 50 millones, que es el 1% de la carpeta de inversión que tiene US$ 4.500 millones”.

“Llevamos 12 días detenidos. Hoy día es más que evidente que no somos los responsables. Llevo 36 años en esta división y nunca vi a un trabajador intoxicado. Por lo tanto, las personas que estuvieron detrás de todo esto, hoy día tienen sus resultados”, añadió.

Mientras que Luis Cáceres, también dirigente sindical de la planta, señaló a 24 horas: “Nos dice la ministra de que estaban los dineros para la inversión de Ventanas. Estábamos esperando toda la tarde una buena señal de parte de Codelco, y nos traicionaron. Van a quedar cinco mil personas sin trabajo, van a cerrar la fundición, están entregando todos los recursos chilenos para el extranjero”.

“Esto es inaceptable. Siempre esperamos lo mejor de un Gobierno de izquierda, él siempre, (Presidente) Boric, habla de su legado de Allende. Que él representa y se identifica con Salvador Allende, y está vendiendo el cobre”, criticó.

“No pueden cerrar una fundición que cumple con todo. Más de 200 personas intoxicadas y no es de acá, la fundición está parada desde hace una semana y media, no hemos tirado ningún gas al aire, y sigue cayendo la gente intoxicada. No somos nosotros los culpables”, añadió.

Además, Cáceres aseveró que “el señor (Máximo) Pacheco dijo que si hubiese un cierre, los primeros en saber iban a ser los dirigentes sindicales. Fuimos los últimos, supo toda la plana mayor de Quinteros, los concejales y el alcalde que nos están apoyando, porque ahora el problema se lo vamos a transportar a las dos municipalidades, va a haber gente sin trabajo. Es un impacto social terrible”.

Síguenos en