Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de octubre de 2022

Escritorio

Las mil explicaciones del triunfo del Rechazo

Columna de opinión por Patricio López
Viernes 9 de septiembre 2022 12:41 hrs.


Compartir en


Se veía venir. Que un plebiscito entre dos opciones claras -Apruebo y Rechazo- fuera presentada públicamente con tantos apellidos de distinto tipo iba a impedir hacer una lectura clara del resultado ¿Por qué la ciudadanía votó como votó? ¿Y en favor de qué? Nadie puede decirlo sin incurrir en especulaciones, por lo que cada cual está buscando una interpretación más afín a su modo de pensar. O a lo que le conviene.

Por ejemplo, el Partido Republicano y su barra brava, el Team Patriota, ha hecho una deducción literal. Y que probablemente en lo formal, es la más indiscutible. Porque la opción de voto ganadora tenía una sola palabra -Rechazo- y el 62 por ciento marcó ahí. Además, el artículo 142 de la Constitución es clarísimo: “Si la cuestión planteada al electorado en el plebiscito ratificatorio fuere rechazada, continuará vigente la presente Constitución”. Al Partido Republicano se le podrá acusar de no analizar complejamente el escenario, pero no de tergiversar el texto del voto ni el de la Carta Fundamental.

En lo que respecta a Chile Vamos, sus partidos habían comprometido un nuevo proceso, y aunque dieron señales erráticas en las primeras horas, ahora han concurrido a las dos citas, una en La Moneda y otra en el Congreso Nacional. Pero aquí volvemos a la incapacidad de interpretación: en general, para los partidarios del Apruebo lo más importante de la propuesta rechazada era el reemplazo del Estado subsidiario por un Estado social de derechos. Por su parte, los tres partidos de Chile Vamos adhieren en sus declaraciones de principios al Estado subsidiario. ¿Estarán dispuestos a discutir un Estado social de Derechos? Y si así no fuera ¿cuán distinta sería la nueva constitución de la actualmente vigente, más aún si a ésta todos la dan por desahuciada, pero nadie termina de precisar en qué se traduce aquello?

Chile Vamos, además, ha interpretado que el resultado del Plebiscito también es un pronunciamiento sobre el programa presidencial de Gabriel Boric, por lo que ha anunciado que no apoyará la reforma tributaria ni la reforma a la salud, entre otras.

Todavía más difícil es la situación para los partidarios del Apruebo. El Pueblo rechazó la propuesta en los lugares donde se suponía que sería más valorado: en las comunas pobres, en las indígenas, en las donde hay conflictos por el agua, en las zonas de sacrificio y otras. Así las cosas ¿en nombre de quién y de qué se podría hablar? Probablemente se sostendrá el argumento de que votar Rechazo no implica adherir a la constitución vigente, pero es imposible delimitar con precisión las motivaciones del electorado. Volvemos a interpretación literal a la que se ha aferrado el Partido Republicano. El 62 por ciento marcó encima de una palabra única -Rechazo- y según el artículo 142 de la Constitución se acaba el proceso.

En estas circunstancias, lo que se requeriría de los parlamentarios sería un esfuerzo supremo por entender los procesos que ha vivido el país en las últimas décadas. La conflictividad y las contradicciones sociales del Chile actual no se extinguen con un resultado electoral. El estallido de 2019 no fue, aunque algunos quisieran, una borrachera popular: sus causas y consecuencias no se han ido.

Y, en lo más coyuntural, sería recomendable no menospreciar a los estudiantes secundarios, han demostrado en el pasado ser capaces de pasar de pequeños grupúsculos a una movilización nacional en pocos días. Así ocurrió en 2006 y 2019 y, en ambos casos, provocaron las peores crisis del primer gobierno de Bachelet y del segundo gobierno de Piñera.

Envíanos tu carta al director a: patriciolopez@u.uchile.cl

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.