Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio
Internacional

“Declaración de Argel” de la 31ª Cumbre Árabe – Unidad y solidaridad árabes frente a los desafíos regionales e internacionales

Columna de opinión por Mohamed Sofiane Berrah, embajador de Argelia en Chile
Viernes 4 de noviembre 2022 17:57 hrs.


Compartir en


Los líderes árabes participantes en la 31ª Cumbre de la Liga Árabe, celebrada en Argel bajo el tema “Reunificación, fortalecimiento de la solidaridad y unificación de las filas árabes”, concluyeron sus trabajos el 2 de noviembre de 2022 con la adopción de la llamada “Declaración de Argel”.

Organizada con motivo de la conmemoración del 68º aniversario del estallido de la revolución argelina del 1 de noviembre de 1954 e innovando mediante la adopción de un método de trabajo sin papeles, la Cumbre a la que participaron como invitados altos representantes de la ONU, la UA, la OCI y el Movimiento de los No Alineados entre otros, adoptó importantes decisiones destinadas a impulsar la acción árabe conjunta, consolidar la seguridad y la paz en la región y responder a las aspiraciones de desarrollo y progreso de los pueblos árabes.

Entre los puntos en los que hubo un amplio consenso entre los líderes árabes, cabe destacar los siguientes:
1-. La Cuestión Palestina

La 31ª Cumbre de Argel reafirmo la centralidad de la cuestión palestina y el apoyo absoluto de los países árabes a los derechos del pueblo palestino, incluido su derecho a la libertad, a la autodeterminación y al establecimiento de su Estado de plena soberanía dentro de las fronteras del 4 de junio de 1967 y con Al-Quds Oriental como capital, así como el derecho al retorno y a la indemnización de los refugiados palestinos.

Los líderes árabes reiteraron en esta ocasión su compromiso con la “Iniciativa de Paz Árabe de 2002”, con todos sus elementos y prioridades, y su compromiso con una paz justa y global como opción estratégica para poner fin a la ocupación israelí en todas las tierras árabes.

Los dirigentes árabes también dieron su pleno apoyo al planteamiento del Estado de Palestina para obtener la condición de miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas, haciendo un llamado a los países que aún no han reconocido al Estado de Palestina para que lo hagan, y recordando el imperativo de apoyar los esfuerzos legales palestinos para que la ocupación israelí rinda cuentas por los crímenes de guerra y contra la humanidad que ha cometido y sigue cometiendo contra el pueblo palestino

La “Declaración de Argel” también subrayó la necesidad de seguir esforzándose por proteger la Ciudad Santa de Al-Quds y reiteró la exigencia de levantar el bloqueo israelí sobre la Franja de Gaza.

Cabe destacar que la Cumbre Árabe rindió homenaje a los esfuerzos árabes por unificar las filas palestinas, en particular los de Argelia que condujeron a la firma por parte de 14 facciones palestinas, incluidas Hamás y Feth, de la “Declaración de Argel”, resultado de la “Conferencia de Unificación para la Unidad Nacional Palestina” celebrada en Argel del 11 al 13 de octubre de 2022.
2- Situación global del Mundo Árabe

La “Declaración de Argel” reafirma la opción de la acción árabe conjunta para preservar la seguridad nacional árabe en su sentido más amplio y en todas sus dimensiones políticas, económicas, alimentarias, energéticas, hídricas y medioambientales.

También pide que se contribuya a la resolución de las crisis que sufren algunos países de la región para preservar la unidad de estos países miembros, su integridad territorial y su soberanía sobre los recursos naturales, así como para trabajar por la complementariedad económica entre los Estados de la región.

Además, la “Declaración de Argel” rechaza toda forma de injerencia en los asuntos internos de los Estados árabes e insiste en el principio de las soluciones árabes a los problemas árabes mediante la consolidación del papel de la Liga Árabe. En este sentido, se acogieron con satisfacción las propuestas constructivas presentadas por el presidente de la República Argelina Democrática y Popular, Sr. Abdelmadjid Tebboune, para la activación del papel de la Liga Árabe en la prevención y resolución de conflictos, además de la consagración de la dimensión popular y el fortalecimiento del rol de la juventud y la innovación en la acción árabe común.

La Declaración subraya además la necesidad de contribuir a apoyar a los Estados árabes que han pasado o están pasando por circunstancias políticas, económicas y de seguridad difíciles, o a los que se enfrentan a situaciones excepcionales debido a catástrofes naturales, movilizando los medios disponibles según las fórmulas existentes a nivel bilateral, árabe, regional e internacional.

Por último, los Estados firmantes de la “Declaración de Argel” subrayan la necesidad de crear una zona libre de armas de destrucción masiva en Oriente Medio, de acuerdo con las referencias acordadas, y de hacer un llamado a todas las partes interesadas para que se adhieran y apliquen el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP), que sigue siendo la piedra angular del Sistema Mundial de No Proliferación Nuclear.
3-. Situación internacional

La “Declaración de Argel” subraya que las crecientes tensiones en la escena internacional demuestran las disfunciones estructurales de los mecanismos de gobernanza internacional y la necesidad imperiosa de abordarlas bajo un enfoque que garantice la equidad e igualdad entre todos los países y ponga fin a la marginación de los países en desarrollo.

Refiriéndose a la guerra de Ucrania, la “Declaración de Argel” reafirma el compromiso con los principios de “no alineamiento” y la posición árabe común ante este conflicto, que se basa en el rechazo a la violencia y la adhesión efectiva al Grupo de Contacto de la Liga Árabe a nivel ministerial (compuesto por Argelia, Egipto, Jordania, Sudán, Irak y los Emiratos Árabes Unidos, además del Secretario General de la Liga Árabe) a los esfuerzos de la comunidad internacional para alcanzar una solución al conflicto de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas.
4-. Integración económica, comercio y sociedad civil

Los líderes árabes se comprometieron en la 31ª Cumbre Árabe de Argel a redoblar sus esfuerzos para poner en marcha el proyecto de integración económica árabe de acuerdo con una visión global que garantice la explotación óptima de los puntos fuertes de las economías árabes, así como de las oportunidades que presentan, con el objetivo de garantizar la plena activación de la Gran Zona Árabe de Libre Comercio (GZALE), en previsión de la creación de la Unión Aduanera Árabe.

Además, subrayaron la necesidad de realizar esfuerzos conjuntos para consolidar las capacidades árabes colectivas en la respuesta a los retos de la seguridad alimentaria, sanitaria y energética y en la lucha contra el cambio climático, al tiempo que subrayaron el imperativo de desarrollar mecanismos de cooperación para institucionalizar la acción árabe en estos ámbitos.

Los elementos acordados se refieren a los trabajos de la reunión del Consejo Económico y Social Árabe a nivel ministerial celebrada en Argel los días 28 y 29 de octubre de 2022. En esta reunión, los participantes debatieron 24 cláusulas relacionadas con el fortalecimiento de la acción conjunta árabe en los ámbitos económico y social. Además de la seguridad alimentaria, las cláusulas abarcan varios temas como el desarrollo sostenible, la Gran Zona Árabe de Libre Comercio (GZALE), la economía digital, los usos pacíficos de la energía atómica y la cooperación espacial árabe. También se debatió la cuestión de la inversión, el problema de la economía informal, el pago electrónico, el desarrollo de técnicas de gestión de la tierra, así como la mejora de los pastos en los Estados árabes.

Por último, los dirigentes insistieron en la necesidad de poner en marcha una dinámica interactiva entre las instituciones oficiales árabes y los actores de la sociedad civil, con todas sus obediencias y fuerzas, mediante la creación de espacios de intercambio de ideas, de debate fructífero y de diálogo constructivo, capaces de unificar los esfuerzos para abordar los retos que se plantean con la participación de todas las partes interesadas. Al hacerlo, se hacen eco de las 24 recomendaciones presentadas por los participantes del “Foro Intergeneracional de Apoyo a la Acción Árabe Conjunta” (Orán/Argelia, 10-15 de septiembre de 2022), contenidas en la “Declaración de Orán”.
Organizado por el Observatorio Argelino de la Sociedad Civil (ONSC), el Foro reunió a más de 150 personalidades de la sociedad civil de los siguientes países árabes: Túnez, Bahréin, Kuwait, Mauritania, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Omán, Egipto, Siria, Palestina, Irak, Sudán, Libia, Líbano, Jordania, Qatar y Yemen.

La organización de este Foro estaba en consonancia con el objetivo consagrado en el “Pacto Árabe para las Organizaciones de la Sociedad Civil 2016-2026” adoptado por la Liga de los Estados Árabes, a saber, la necesidad de interactuar con los cambios que se están produciendo en la región árabe y seguir su ritmo a nivel regional e internacional.

Entre las recomendaciones contenidas en la “Declaración de Orán” figuran la creación de un foro permanente denominado “Foro de la Sociedad Civil Árabe”, una plataforma digital que sirva de foro para el intercambio de ideas, y la participación de los jóvenes en la toma de decisiones y la facilitación del acceso de las mujeres a funciones de liderazgo en todos los ámbitos. Los participantes en el Foro recomendaron el establecimiento de una estrategia para promover las acciones culturales, la potenciación de la investigación científica y las transformaciones digitales para la salvaguarda de la identidad árabe.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.