Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 3 de marzo de 2024


Escritorio

Comunidad de Putaendo celebra fallo contra Minera Vizcachitas

La comunidad y la Asociación Ambiental, Social y Cultural Putaendo Resiste, están conformes con la determinación del Tribunal Ambiental y esperan que la minera cumpla con la obligación de respetar las normas ambientales.

Daisy Castillo

  Viernes 11 de noviembre 2022 13:20 hrs. 
Vizcachitas

Compartir en

Con una sensación de alivio está la comunidad de Putaendo, luego que el Tribunal Ambiental de Santiago fallara en contra del Servicio de Evaluación Ambiental de Valparaíso y de la Minera Vizcachitas.

Hay que señalar que el pasado 26 de octubre de este año, en la Causa Rol R N°304-2021 (que acumula la causa Rol R N°325-2022), el Tribunal Ambiental de Santiago acogió la reclamación interpuesta por vecinos y la Agrupación Putaendo Resiste, en contra del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) en el marco del proceso de Evaluación Ambiental del proyecto de sondajes mineros de la Compañía Minera Vizcachitas Holding.

Además, hay otro fallo del mismo Tribunal Ambiental de Santiago -con fecha 8 de noviembre de 2022 (causa Rol R N° 327-2022), que rechaza la solicitud planteada por Minera Vizcachitas para modificar la medida cautelar vigente que impide continuar con los sondajes mineros, mientras no se elabore y valide por parte de los servicios públicos pertinentes el denominado Plan de Recuperación, Conservación y Gestión (RECOGE) de la especie gato andino que se encuentra en peligro de extinción.

Alejandro Valdés, integrante de la Agrupación Ambiental, Social y Cultural Putaendo Resiste, en conversación con la Radio y Diario Universidad de Chile señaló que el fallo da cuenta de que es deber del Servicio de Evaluación Ambiental identificar las observaciones y abandonar la estrategia utilizada para eludir sus funciones, abusando de las formalidades para no hacerse cargo del fondo de las objeciones y observaciones presentadas.

El dirigente sostuvo que “el fallo que emite el segundo Tribunal Ambiental de Santiago viene a detener la campaña de sondaje que estaba realizando la Compañía Minera Vizcachitas en el sector de Las Tejas. Esto, porque se había interpuesto una medida cautelar, debido a que estaban vulnerando el ambiente natural del gato andino. Ellos habían solicitado el alzamiento de esta medida cautelar con el fin de no postergar la realización del Plan Recoge o de traspasarlos a terceros, pero el Tribunal Ambiental escuchando a la comunidad y a sus representantes entendió que esto no era posible, por lo tanto, ordena la detención de las faenas por seis meses como mínimo hasta que tengan adecuadamente realizado el Plan Recoge”.

No respetando la norma ambiental

Alejandro Valdés afirmó que “este nuevo intento mañoso de la minera por eludir la normativa ambiental y ante cierta pasividad de los organismos públicos sectoriales (SEA, SAG), fue impedido por el tribunal gracias a la activa gestión de las organizaciones ambientales de Putaendo, Junta de Vigilancia y de la administración municipal que se hicieron parte en la causa”.

Agregó que “se trata de una buena noticia, porque estamos frente a una empresa minera que siempre actúa de manera mañosa, ha faltado en varias oportunidades al cumplimiento de la normativa ambiental. Hemos estado en situaciones donde han sido sancionados por usufructo al agua, por desviación del cause del río, por eventos de contaminación, por construir un campamento minero sin autorización. Son todas situaciones que demuestran que estamos frente a una empresa minera que no se ajusta a los cánones actuales de las normativas ambientales”.

Desde la Asociación Ambiental, Social y Cultural Putaendo Resiste añadieron que esperan que “la actitud permisiva de las autoridades ambientales (específicamente del gobierno de Piñera, período en que se dictaron la autorizaciones que ahora se cuestionan judicialmente) cese, y al igual que el Tribunal Ambiental, renueve los marcos de la institucionalidad, haciéndose cargo de su rol esencial de proteger la naturaleza y deje de actuar como voceros y facilitadores de los intereses de las grandes empresas extractivistas”.

Síguenos en