Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de abril de 2024


Escritorio

Gloria Hutt por proceso constituyente: “Estos pendientes pueden generar nuevas protestas”

La presidenta de Evopoli dijo que a fines de noviembre se llegaría a un acuerdo para continuar con el camino hacia una nueva constitución. Además, la dirigenta se mostró contraria a los republicanos que buscan dejar la actual carta de 1980.

Diario Uchile

  Martes 15 de noviembre 2022 9:26 hrs. 
Santiago, 4  de Noviembre  2022.
Se lleva a cabo nueva reunion de los partidos por proceso constituyente en la Sede del Congreso Nacional Santiago.
Javier Salvo/Aton Chile

Compartir en

“Es evidente la voluntad de las personas de tener una nueva constitución”, indicó la presidenta de Evópoli Gloria Hutt, quien afirmó que existe voluntad entre los partidos políticos por sacar adelante el proceso constituyente y cambiar la actual carta fundamental que data de 1980.

Por eso dijo no compartir la idea de que la etapa o “momento constitucional” haya pasado de largo como comentó hace algunas semanas la presidenta del Frente Regionalista Verde y Social Flavia Torrealba.

“No hay que confundir que el entusiasmo, la atención principal de las personas ya no esté como foco en la nueva constitución. Sigue siendo un tema importante: 73 por ciento de las personas quiere una nueva constitución. Pero eso no significa que el tema haya decaído o haya perdido importancia”, precisó Hutt en entrevista con la primera edición de Radioanálisis.

En conversación con el director de Radio Universidad de Chile, Patricio López, Hutt comentó que ella ve voluntad de avanzar con el proceso desde todos los sectores. “He ido a las reuniones y me consta que el ánimo general es llegar a un acuerdo y el acuerdo lo antes posible. Se ha planteado la urgencia de tener una propuesta hacia final de este mes”, señaló.

La ex ministra de Transportes agregó que ya se han sentado algunos acuerdos importantes, como el de 12 puntos “que son la base de la constitución, son los que declaran los puntos esenciales para definir la estructura del sistema social”, a lo que se suma la idea de contar con un organismo que redacte y otro de expertos que supervigile que lo escrito no contravenga esos principios generales.

“El ánimo es hacer una propuesta sólida, seria, muy pulcra. Se da mucha vuelta a cada uno de los temas para que no queden cabos sueltos, para que no haya riesgos, para evitar los problemas que tuvimos en la versión anterior. Ahora lo que tenemos que hacer es llegar a acuerdo sobre el mecanismo para constituir el grupo redactor y el grupo de expertos que van a asesorar a ese grupo”, apuntó.

Hutt señaló que “la propuesta de Chile Vamos ha sido una elección con 50 miembros y usando el mismo sistema electoral que el Senado. Y quedó en la cancha del oficialismo esta semana presentar su contra propuesta”.

Respecto quienes señalan que estos 12 principios generales son una especie de camisa de fuerza para desarrollar otros temas, Hutt indicó que es un marco para avanzar hacia una “buen constitución”.

“Es un trabajo que hay que hacer, está pendiente, no es tan fácil como tomar los principios y rellenar un poco, no. Hay mucha discusión y por eso también se plantean los plazos y el plazo al que todos están apuntando es hacia el final del próximo año, es decir un periodo largo de redacción, de bajada en un nivel más que los 12 principios. Hay que hacer una redacción completa de una cantidad de temas. Yo al menos discrepo que esté preescrita”, comentó.

Entre los temas, la presidenta de Evópoli apuntó a algunos temas. “Que diga un principio, por ejemplo, que Chile es un país unitario, es una cosa muy estructural. Después cómo se divide administrativamente, no está ahí especificado, solamente para dar uno de los temas en los cuales es necesario trabajar”.

La representante subrayó eso sí que se requiere avanzar con la ciudadanía en este proceso, ya que es “un actor clave”.

“Ese actor clave que es la población, no puede quedar fuera. Van a estar los expertos, los redactores, posiblemente parlamentarios además, pero no podemos dejar abajo de la mesa a quienes han sido actores claves tanto en generar el proceso como en rechazar ese texto. Por lo menos, desde nuestro punto de vista, la participación de las personas es un elemento indispensable para legitimar el texto que se proponga”, subrayó.

Hutt agregó que “sé que existe la tentación de hacer un acuerdo de cúpulas, pero creo que es muy evidente la voluntad popular de ser parte de este proceso y eso no se puede ignorar, es un actor relevante, no puede quedar fuera de toda esta conversación y de toda la definición del mecanismo. Yo creo que ahí se juega también en parte la forma en que vamos a funcionar”.

Además, se mostró contraria a la idea del Partido Republicano de mantener la actual carta fundamental, ya que va en la dirección contraria de lo planteado desde el estallido social por la gente.

“Es legítimo que cada partido tome la postura más adecuada, representativa de sus militantes y de sus votantes. Sin embargo, creo que es un riesgo. Porque si este tema no se resuelve va a ser un ruido de fondo en la siguiente década. Y creo que ya tuvimos un costo lo suficientemente alto y lo responsable es enfrentarlo, resolverlo y dejar este terreno preparado para las futuras generaciones que vienen, pero dejarlo sin pendientes. Estos pendientes pueden generar nuevas protestas, eventualmente en adelante. Por eso es tan importante no sólo desarrollar este proceso, sino además que termine siendo legitimado mayoritariamente por las personas”, sostuvo.

Sobre la relación con la colectividad de ultra derecha, Hutt indicó que ellos están más hacia el centro del espectro político, pero que a la vez dan cuenta de un fenómeno que no es exclusivo de Chile y que representan un desafío para los sectores que Evópoli representan.

“Es similar a lo que se ve en Europa. Estuvimos hace poco con el presidente del Partido Popular de España (Alberto Núñez Feijóo) que nos contaba las tendencias que ellos están mirando en Italia, en Francia. Y a veces el hecho que esos partidos convoquen militantes y tengan una cantidad interesante de votos, tienta a los de más al centro a correrse”, precisó.

En la conversación, Núñez les puntualizó que “finalmente eso hace que los partidos de centro y de derecha moderada pierdan identidad, porque la gente vota por el original”.

Y aunque no quiso adelantar una definición respecto a un eventual pacto político de cara a la elección municipal de 2024, Gloria Hutt dijo que prefería tener una alianza con los sectores con los cuales se sienten más identificados y sus propios candidatos. “Si me dan a elegir, mi preferencia es que no”, señaló.

Síguenos en