Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 17 de mayo de 2024


Escritorio

El compromiso es responder al pueblo de Chile

Columna de opinión por Matías Sembler
Domingo 26 de marzo 2023 12:35 hrs.


Compartir en

Hace 10 años, Revolución Democrática realizaba su primer Congreso Estratégico, en el que un naciente movimiento definía cuáles debían ser sus prioridades de acción para contribuir con las transformaciones que habían demandado las movilizaciones sociales del 2011. Fue una instancia marcada por nuestra apuesta por disputar políticamente y construir una fuerza transformadora al servicio de Chile y su pueblo.

Mucho ha cambiado durante nuestra breve, pero intensa historia, pero hay algo que permanece: la convicción de que Revolución Democrática es una fuerza política que gobierna para transformar, forjando alianzas amplias que nos permitan construir mayorías políticas y sociales para un Chile más justo.

Este 4 y 5 de marzo, nos volvimos a encontrar en el Plenario Nacional de nuestro Congreso Estratégico. Delegadas y delegados electos en Ampliados Regionales deliberaron en base a las mociones levantadas por la militancia.

Si nuestra primera década de historia fue un momento de un crecimiento acelerado, hoy es el momento de trabajar por nuestra consolidación como fuerza política transformadora. Por eso, la pregunta que respondimos en este Congreso fue cuáles son las principales fortalezas que tenemos como partido para afrontar los desafíos de los próximos cuatro años.

En primer lugar, reafirmamos que somos un partido que actúa con lealtad al presidente Boric y que está liderando la agenda social del gobierno en ámbitos como educación, salud, vivienda y políticas de protección social y cuidados, que entregan seguridad económica y social a las familias chilenas, además de generar un impacto concreto en su bienestar. Gobernamos con un estilo de gestión caracterizado por su capacidad política y técnica, la probidad y la transparencia, dando relevancia a la participación ciudadana para la toma de decisiones.

Además, somos el partido del poder local y del nuevo municipalismo, pues hemos construido gobiernos locales potentes que impulsan nuestra agenda de cambios en vínculo directo con la ciudadanía. Por esta razón, una de nuestras principales tareas debe ser priorizar nuestra consolidación en alcaldías y concejalías, potenciando nuevos liderazgos y contribuyendo a nuestro crecimiento territorial.

En cuanto a la política de alianzas, nuestro objetivo es que Revolución Democrática continúe siendo un partido dialogante y que impulsa la unidad de las fuerzas transformadoras, potenciando una mejor articulación entre los distintos partidos que conforman la alianza de gobierno, pues sabemos que desde la unidad podemos contribuir en la tarea de gobernar para la gente y de gobernar para transformar. Así también, definimos propiciar diálogos y acuerdos con aquellos sectores de la oposición que tengan compromiso con abordar las urgencias de la sociedad chilena, no cediendo a las presiones de la ultraderecha y del populismo conservador.

Las tareas que enfrentamos como partido son múltiples, pero responder a ellas sólo ha sido y seguirá siendo posible debido a la convicción y el trabajo cotidiano de nuestra militancia, que desde distintas responsabilidades, sigue construyendo un partido que trabaja por un mejor país, una patria justa y digna para todas, todos y todes. En este contexto, tenemos el desafío de impulsar una serie de iniciativas que promueven la consolidación orgánica del partido, la formación e impulso de líderes comunitarios y territoriales y la creación de las Juventudes de Revolución Democrática, que nos permita seguir convocando a nuevas generaciones a nuestra fuerza política.

Estamos convencidas y convencidos de que es el momento de sentirnos orgullosos de lo que hemos construido y continuar fortaleciendo a nuestra Revolución Democrática para seguir cambiando la historia y responder a los compromisos que hemos asumido con el pueblo de Chile ¡Seguimos! 

Matías Sembler
Coordinador de Contenidos de la Dirección Nacional de Revolución Democrática.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.