Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 24 de julio de 2024


Escritorio

Acogen a trámite querella de Raffaella di Girolamo contra Cristián Campos

Según la denunciante, los abusos sexuales comenzaron cuando ella tenía 13 años y se prolongaron hasta alrededor de sus 17, mientras él era parte de la familia y padre de sus hermanos.

Diario UChile

  Jueves 28 de marzo 2024 15:18 hrs. 
Cristián CamposCristián Campos

Compartir en

El juez del 34º Juzgado del Crimen de Santiago, Edgardo Gutiérrez, declaró admisible la querella presentada por la Fundación Para la Confianza contra el actor y director de teatro Cristián Campos, por el delito de abuso sexual cometidos contra Raffaela di Girolamo, hija de su ex pareja, la actriz Claudia di Girolamo.

Como el presunto delito se cometió antes de que estuviera en régimen la reforma procesal penal, la causa quedó radicada en un tribunal del crimen, es decir, se rige por el sistema antiguo y la investigación queda sujeta al secreto del sumario.

El martes la fundación comunicó que había iniciado acciones penales contra el actor “por abusos sexuales cometidos en contra de Raffaela di Girolamo, hija de su ex pareja, Claudia di Girolamo”, según dijo José Andrés en sus redes sociales.

Murillo agregó que “durante su niñez y adolescencia el señor Campos le debía al máximo deber de cuidado, respeto y protección, en su calidad de adulto responsable y garante de sus derechos, sin embargo, utilizó su posición asimétrica para confundir, controlar y cometer abusos en su contra”.

Conocido el caso y a través de una declaración pública, la familia Di Girolamo informó que “hace un tiempo atrás, gracias a la valentía y entereza de Raffaela di Girolamo, nos enteramos de su abuso sexual reiterado cometidos por Cristián Campos Sallato”.

Según la denunciante, los abusos comenzaron a los 13 años y se prolongaron hasta los 16 a 17 años, mientras él era parte de la familia y padre de sus hermanos, “por lo tanto, una persona en la cual se deposita amor, el cuidado y la confianza”, dijeron.

Campos en tanto, se defendió diciendo que “no soy un mal bicho, y no merezco ser acusado de tal. Ante esta repugnante y dañina injusticia, me defenderé con todas mis fuerzas, no solo por mí, sino por mi familia, mis amigos y todos quienes me han manifestado su profundo apoyo en estos momentos, de manera que esta injusticia, que tanto dolor nos ha provocado, no quede impune”.

En el plano penal, lo que corresponde ahora es que el juez Edgardo Gutiérrez instruya las primeras diligencias, que incluye la citación a declarara a las partes y eventuales careos para establecer la verdad judicial de los hechos denunciados.

El juez podría investigar los hechos, establecer responsabilidades penales de los autores, cómplices o encubridores y eventualmente aplicar la prescripción de los delitos, debido al tiempo transcurrido.

Síguenos en