Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 15 de junio de 2024


Escritorio

Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2024: Chile avanza en el resguardo de este derecho

Según el estudio de Reporteros sin Fronteras, el progreso de nuestro país se debe a las gestiones del actual gobierno. En tanto, a nivel mundial se constató que la libertad de prensa es amenazada por los Estados, quienes deberían ser sus garantes.

Diario UChile

  Sábado 4 de mayo 2024 11:13 hrs. 
Foto: RFIFoto: RFI

Compartir en

Según una nueva edición de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2024 elaborada por Reporteros Sin Fronteras (RSF), a escala mundial la libertad de prensa está amenazada por los mismos que deberían ser sus garantes: las autoridades políticas.

De los cinco indicadores que conforman la puntuación de los países, el indicador político es el que más desciende en 2024, con una caída de 7,6 puntos.

En ese sentido, de acuerdo al estudio un número creciente de gobiernos e instituciones estatales fallan en su papel de garantizar un marco ejemplar para el ejercicio del periodismo y para el derecho de la ciudadanía a una información fiable, independiente y plural.

Para Reporteros Sin Fronteras se observa un deterioro preocupante del apoyo y el respeto a la autonomía de los medios, así como un aumento de las presiones que ejercen los Estados u otros actores políticos sobre ellos.

“Cuando más de la mitad de la población mundial está convocada a las urnas en 2024, RSF advierte de un importante fenómeno revelado por la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2024: el declive del indicador político, uno de los cinco que componen este índice“, afirmó la directora editorial de Reporteros Sin Fronteras, Anne Bocandé.

Y añadió que “los Estados y las fuerzas políticas, independientemente de su orientación, desempeñan un papel cada vez menor en la protección de la libertad de prensa. Este desentendimiento se acompaña, en ocasiones, de un cuestionamiento del papel de los periodistas, o incluso de la instrumentalización de los medios en campañas de acoso o desinformación. Un periodismo digno de ese nombre es, por el contrario, un requisito previo para un sistema democrático y para el ejercicio de las libertades políticas”.

Además del indicador político, también se analizan en este estudio de Reporteros Sin Fronteras el factor económico, el legislativo, el social y el de seguridad.

Libertad de prensa en Chile

De acuerdo a la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2024, Chile avanza 31 puestos y llega al número 52, mejorando en los cinco indicadores respecto del 2023.

Esto, debido a la atenuación de la polarización y la voluntad del Gobierno de fortalecer la libertad de prensa para crear un entorno más seguro para los profesionales de los medios.

Sin embargo, pese a lo anterior y a que la libertad de prensa esté garantizada en la Constitución, muchas veces este derecho no siempre se respeta en la práctica.

Según el estudio de Reporteros Sin Fronteras el periodismo de investigación pierde terreno y las agresiones a periodistas se multiplican. Además, los procesos judiciales contra medios y periodistas se han convertido en una estrategia recurrente para silenciar al periodismo.

Respecto al panorama mediático, si bien en Chile se puede apreciar cierto nivel de diversidad, los medios de comunicación pertenecen en su mayoría a grupos económicos.

Lo que significa que los posibles conflictos de intereses en el tratamiento de ciertos temas, por ejemplo, medio ambiente o asuntos sociales, han hecho mella en la confianza de gran parte de la población.

En ese contexto, es que Reporteros Sin Fronteras consiga que la demanda ciudadana de pluralismo informativo está aumentando, lo que proporciona espacio para el desarrollo de medios alternativos, que aún carecen de profesionalidad y de recursos económicos y humanos estables.

Asimismo, se ha manifestado la necesidad de un órgano regulador que apoye la profesionalidad de los medios, el ejercicio del periodismo, mayor independencia, y un mayor apoyo a las publicaciones alternativas.

Por otro lado, en nuestro país las leyes existentes son poco eficaces para proteger a los profesionales de la información y, a pesar de algunos avances, los ataques contra los periodistas y los medios siguen quedando mayoritariamente impunes. Por tanto, conforme al estudio, se requiere especial atención para proteger a las mujeres en el ejercicio de la profesión.

Síguenos en