Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de marzo de 2019

Escritorio

Estudio U. de Chile: 50% de los trabajadores de Santiago gana menos de 300 mil pesos

Un aumento en el nivel de los salarios de la clase media chilena pero, a la vez, la mantención de fuertes desigualdades reveló un estudio de la Universidad de Chile. Economistas y trabajadores se refirieron a los cambios estructurales que se deben realizar para enfrentar este panorama apuntando a una Reforma Tributaria y la negociación colectiva como claves.

Paula Correa

  Lunes 5 de agosto 2013 15:01 hrs. 
billetera

Un alza nominal de 29 por ciento  en los salarios de la clase media reveló la última encuesta de empleo del Centro de Microdatos de la Universidad de Chile. Los sectores que más aumentaron fueron la industria manufacturera, la construcción, el comercio, y los servicios de gobierno y financieros, entre otros.

Sin embargo, el vocero de la Facultad de Economía de la Universidad Central, Hernán Frigolet, indicó que es un asunto estacional debido al aumento de empleos y añadió que complementando esta información con datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) estos puestos de trabajo no son permanentes más bien transitorios, predominando el plazo fijo por sobre el contrato indefinido.

La investigación mostró también que un 60 por ciento de los trabajadores de Santiago gana menos de 400 mil pesos y un 50 por ciento menos incluso de 300 mil pesos acercándose bastante al salario mínimo de 210 mil pesos, hoy en discusión en el Congreso.

Además, aclaró que la distribución de ingresos laborales totales se ha mantenido altamente desigual en los últimos dos años, lo que se evidencia al considerar la razón entre el ingreso promedio del 10 por ciento más rico de la población que gana sobre un millón de pesos y el 10 por ciento más pobre que gana entre 120 y 160 mil.

Respecto de estas cifras se refirió el economista de la Universidad de Santiago, Víctor Salas “Uno lo que ve es una gran cantidad de gente ubicada de 300 mil pesos para abajo que está mejorando, lo que es bueno, pero en realidad eso corrige poco la mala distribución de la renta en el país. No es un proceso de mejora que permita recoger o resolver el problema de esta tan mala distribución de la renta que tenemos que está por sobre el 52 por ciento”.

El especialista en macroeconomía y política económica afirmó que para hacerle frente “problema crónico” de la desigualdad no basta sólo aumentar los salarios de los trabajadores, estrategia que calificó como “la típica respuesta del mercado”, sino que se deben generar cambios estructurales, en los que los impuestos juegan un papel fundamental, es decir, una reforma tributaria sería clave.

También apuntó al rol de otros procesos relevantes como por ejemplo la negociación colectiva.

Con esto coincidió José Ortiz, presidente de la Federación Sindical Mundial, quien señaló que “estas informaciones que se entregan no tienen que ver mucho con la realidad, tienen que ver con una cuestión parcial, con algo estacional más que con algo definitivo. Lo que nosotros necesitamos es cambiar el padrón de distribución de la riqueza en nuestro país, para eso es necesario mejorar el ingreso mínimo de los trabajadores y ampliar los derechos de los trabajadores para que puedan en cada una de las fabricas luchar porque la repartición de la riqueza se produzca a través de la negociación colectiva en cada uno de ellos, cosa que hoy no ocurre”.

Finalmente el representante de los trabajadores  destacó la necesidad de repensar el modelo, reformular la ley laboral, mejorar el ingreso, ampliar las vías al dialogo, brindar más oportunidades capacitación, y reducir las brechas salariales, como la que se produce entre hombres y mujeres, o jóvenes y trabajadores experimentados, sólo así, afirmó “se estarán dando pasos significativos”.

Revisa el informe del Centro de Microdatos aquí