Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 6 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Trabajadores del cobre llaman a paro y exigen profunda reforma laboral

La Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) se refirió al Paro Nacional que convocó a para el próximo jueves cuatro de septiembre de forma paralela a la Movilización Nacional organizada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). El acento está en insistir en la necesidad de realizar una Reforma Laboral a fondo.

Paula Correa

  Martes 26 de agosto 2014 16:43 hrs. 
trabajadores cobre


Después del Consejo Directivo ampliado de la Central realizado en agosto la organización extendió un llamado a todos los trabajadores a paralizar de forma efectiva las labores en las faenas mineras en cada uno de los territorios donde opera con el fin de generar una señal de unidad concreta ante la Reforma Laboral que está en trámite y que afirman “ya ha sido abordada por los sectores empresariales”.

Los trabajadores del Cobre a través de la CTC, organización que agrupa a cerca de 200 sindicatos de operarios tercerizados de la industria estatal y privada, están planteando la necesidad de difundir y exponer los verdaderos cambios estructurales, que pasan por una reforma del Plan Laboral de José Piñera que permita avanzar hacia modificaciones al Código del Trabajo.

Sobre esto se refirió el presidente del organismo, Manuel Ahumada: “Se han instalado de alguna manera discursos o mitos a nivel público y los trabajadores no hemos pasado a la ofensiva y efectivamente no henos asomado la cabeza respecto de todo lo que está pasando con las reformas estructurales”, afirmó.

Ahumada añadió que en una reforma tan importante como es la laboral sin duda apuntan al cambio del Código del Trabajo, pero también ponen el acento en el fortalecimiento al derecho a huelga o paralización si no se llega a acuerdo con su contraparte, que es el mundo empresarial, con el fin de terminar con el proceso de desaparición, cuando hoy en Chile no hay más de un 13 por ciento de sindicalización, justamente por los riesgos que trae la agrupación ante la vulnerabilidad de los trabajadores.

Los trabajadores se suman al paro convocado por la CUT para el próximo jueves cuatro de septiembre, pero con matices. El dirigente sostuvo que si bien la CUT y el Gobierno han mostrado voluntad de garantizar el derecho a huelga, no se han abordado con claridad los mecanismos, dentro de ellos la importancia de poner fin al sistema de turno ético.

Al petitorio se suma también una de las principales demandas de la Confederación; la Renacionalización del Cobre, para permitir que los recursos vuelvan a las manos de los chilenos, permitiendo así cumplir con demandas relevantes en Educación, Salud y Pensiones.

Por su parte, la presidenta de la Central aplaudió la decisión de los trabajadores del cobre, afirmando que la medida “no tiene que ver con un respaldo a la CUT sino que tiene que ver con el tema de fondo que es la Reforma Laboral”.

Además, compartió la preocupación de los trabajadores subcontratados sobre la importancia del derecho a  huelga y la necesidad de estar atentos al desarrollo del debate.

“Es una preocupación que todos compartimos. Ciertamente garantizar el derecho a huelga implica un derecho sin condición. Eso es lo que hemos trabajado como CUT y hemos demandado en el marco de las conversaciones. Pero sin duda  que debemos estar alertas y vigilantes de esa situación porque es uno de los grandes temas que ha puesto en el tapete el empresariado”, afirmó y añadió que así lo han hecho la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) y la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

Bárbara Figueroa afirmó que el resguardo al buen servicio no puede condicionar este derecho y la capacidad de los trabajadores de exigir condiciones laborales dignas. Si bien reconoció que hasta el momento el Gobierno no ha dado señales claras en esta materia, afirmó que esperan que haya incorporado la solicitud de los distintos gremios.

La dirigenta añadió además que se ve muy buen ánimo para la movilización en regiones y en la capital ya han adherido Correos de Chile, sindicatos de Interempresa y la Confederación, y que en los próximos días, debería pronunciarse el sector público.

En ese sentido, ambas organizaciones hicieron un llamado a otros gremios y a todos los actores a participar de esta demanda y asumir un rol más enérgico ante las grandes discusiones que se viven en nuestro país.