Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de diciembre de 2019

Escritorio

Alcaldes mapuche invitan a la Presidenta a dialogar “sin condiciones”

La Asociación de Municipalidades de Alcaldes Mapuche realizó una invitación a la Presidenta Michelle Bachelet a un dialogo en la Región de La Araucanía “sin amenazas o condiciones”. Esto después de que la Mandataria se reuniera con la Confederación Nacional Gremial de Dueños de Camiones, lo que fue interpretado como una señal negativa en el conflicto que se vive en el sur del país.

Paula Correa

  Sábado 19 de diciembre 2015 12:22 hrs. 
Alcaldes Mapuche

Un llamado a la Presidenta Bachelet para que viaje a la Región de la Araucanía para iniciar un diálogo franco que permita abordar el conflicto entre el Estado chileno y el pueblo mapuche, así como otros temas que preocupan en la zona, realizó la Asociación de Municipalidades de Alcaldes Mapuche, luego que la Mandataria se reuniera el martes pasado con la Confederación de dueños de camiones, encuentro que fue catalogado como una señal negativa por parte de los regidores en el marco de este conflicto.

Entre otros temas que plantean los alcaldes que deben ser tratados en un eventual encuentro con la jefa de Estado está el déficit hídrico, la explotación forestal producto del Decreto de Ley 701, el uso de plaguicidas y el desaprovechamiento de fuentes de energías renovables como el aire. Los alcaldes consideran central avanzar en estos temas, para recuperar la riqueza que tiene la región, “hoy oculta por una capa de pobreza y marginalidad”.

Así lo indicó alcalde de Renaico, Juan Carlos Reinao, quien apuntó a la necesidad de conversar directamente con la Mandataria y criticó la presión que ha ejercido la Confederación Nacional del Transporte de Carga al “exigir” que se presente en la zona “a la brevedad”.

“Nosotros creemos que hoy día tenemos que conversar de forma amigable, positiva, mirando al futuro. Pero aquí hay que decir algo claramente: yo no tengo nada contra los camioneros, pero ellos son responsables hoy de todos los deterioros de la Novena Región, se han llevado su riqueza, los camioneros tienen una gran responsabilidad y no tienen moral para exigencias”, afirmó.

Pese a esto, la Presidenta se reunió con otra organización del rubro, la Confederación Nacional Gremial de Dueños de Camiones de Chile y su nueva directiva. En ese sentido, el alcalde afirmó que “el Ejecutivo no está dando señales positivas a las comunidades, cuando hoy los camioneros cuidan las empresas forestales”.

Además, afirmó que no es prudente que se inviertan cuatro millones y medio de dólares en vehículos blindados para solucionar un problema político. “Eso es retroceder en el tiempo, volver a la dictadura. La brecha de la desigualdad, de la desconfianza y de la ingobernabilidad están aumentando día a día”.

Por su parte, el diputado comunista Hugo Gutiérrez, integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, afirmó que se observa la continuidad de la entrega de privilegios “a los de siempre”.

“Lo que se busca es seguir dándole granjerías y privilegios especiales a quienes hoy usufructúan de tierras que son de los mapuches. Pienso que es seguir dándole respaldo a una explotación forestal que, entre más se extiende, va restando derechos al pueblo mapuche”.

Con esto coincidieron desde las comunidades en proceso de resistencia, las que demandan soluciones políticas en la línea de la autonomía, la autodeterminación de su pueblo y el reconocimiento de la plurinacionalidad.

En ese contexto, Rodrigo Curipán, werkén de la comunidad de Rankilko, sostuvo que se siguen organizando para dar una respuesta contundente al Estado: “¿Cómo le respondemos políticamente a un gobierno que ha enarbolado la bandera de la discriminación? El gobierno habla de los particulares que son víctimas de atentados, de las carreteras en las que no se puede circular y le tiende la mano al sector privado cumpliendo con escoltar los camiones, trabajar en un seguro para atentados, entre otras peticiones que han hecho. En el fondo de todo esto hay un asunto económico”.

El dirigente advirtió que “han pasado más de dos años sin ningún tipo de conversación directa con el pueblo mapuche conducente a buscar una salida al conflicto”, y añadió que este gobierno ha dado mayores señales de no querer enfrentar políticamente el tema.

El cambio del discurso del Intendente de la Araucanía, Andrés Jouannet, la debilidad política regional, el énfasis en la pobreza y la seguridad pública serían algunos de esos giros. En ese sentido el werkén advirtió que “la apuesta del Estado ha sido a continuar con la criminalización de la demanda y contrarrestarla fortaleciendo la relación con los gremios de camioneros, con los agricultores y el empresariado”.