Diario y Radio U Chile

Año XII, 21 de enero de 2020

Escritorio MENÚ

Alcaldes mapuches critican Diálogos Ciudadanos y piden solución para La Araucanía

La Asociación Nacional de Municipalidades con Alcaldes Mapuche (Anam) llamó a comenzar un trabajo efectivo para superar los problemas de la región. Esto en medio de voces que advierten de una constante agudización del conflicto y llaman a abordar el tema desde una perspectiva política.

Paula Correa

  Miércoles 2 de diciembre 2015 17:26 hrs. 

Una fuerte crítica realizaron los alcaldes mapuche a los Diálogos Ciudadanos que desde el 20 de noviembre realiza la Intendencia de La Araucanía, proceso denominado ‘La Araucanía Habla’, y que según anunciaron las autoridades, “tiene por objetivo construir una visión compartida para la región y establecer una vinculación activa con la comunidad, ampliando los espacios de participación ciudadana”.

Los jefes comunales afirmaron que “los diálogos ciudadanos generan nuevamente falsas expectativas con el objeto de desviar la atención de los desafíos reales que tenemos a fin de postergar los temas de fondo y la búsqueda de soluciones la ciudadanía”.

Así lo indicó el presidente de la Asociación, el alcalde de Renaico, Juan Carlos Reinao: “Sentimos que desde la institucionalidad se quieren hacer cosas por hacer, con el propósito de demostrar al país que se están haciendo cosas, pero sin un objetivo claro”.

“Mucho diagnóstico, poca acción”

Reinao sostuvo que si bien respetan los trabajos que se están haciendo en línea de participación ciudadana, el motor de los diálogos no queda claro: “Si se quiere saber de violencia, se pide información a la policía de investigaciones o Carabineros; si queremos saber de las comunas se ve a través del Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco); si se trata del medioambiente, vamos a la Seremi y así. Ya están hechas todas las mediciones y balances necesarios”.

En ese sentido, sostuvo que se debe terminar con decisiones contradictorias porque “si el foco es la pobreza, como ha planteado el Intendente, no podemos invertir cuatro millones y medio de dólares en vehículos policiales”. Además, manifestó su molestia ya que, como Asociación de Municipalidades, no fueron invitados al diálogo, situación que fue negada por el intendente Andrés Jouannete.

Proyección de las expectativas ciudadanas

Por su parte, el Intendente comentó que han participado más de 700 organizaciones de forma muy motivada. “La gente está muy contenta de poder plantear cómo quiere la región al 2015”, indicó.

“Los diagnósticos, al día de hoy siempre se habían hecho desde una perspectiva paternalista, vale decir, justamente, desde la elite y de la clase política y, la verdad, era un puro solista. Lo que nosotros hemos planteado es que queremos ahora que La Araucanía hable en coro, desde abajo hacia arriba”.

La autoridad regional añadió que no trajo la carta de navegación ni un postulado impuesto por él, sino que van a escuchar a la gente.  Aún así, reconoció que no se trata de un diagnóstico, sino que los diálogos tienen la finalidad de proyectar y mostrar lo que la gente quiere para los próximos años.

Además, confirmó que en enero se realizará un primer borrador y en abril o mayo se entregará un documento final donde se sistematizará la información obtenida y comparada con el material ya existente.

Falta de una política integral hacia los pueblos indígenas

Pero el llamado de los alcaldes mapuche se suma a la crítica sobre el exceso de diagnósticos y la falta de acción que existe para poner fin a las tensiones interculturales en la zona y la escalada de violencia.

Salvador Millaleo, académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile y recientemente nominado por la Presidenta Michelle Bachelet para participar en el Consejo Ciudadano de Observadores para el proceso constitucional, afirmó que “siempre se va a producir lo mismo, que de un lado u otro se puede pensar que se generan falsas expectativas o que el diálogo es una diversión para evitar entrar en políticas de fondo y, al final, suelen ser que son todas las anteriores”.

Así, “al abrir un diálogo en un tema tan delicado como es el conflicto entre el Estado chileno y el pueblo mapuche, se aprecia la necesidad de contar con canales de comunicación permanentes”.

El académico agregó que “la falta de política indígena y una que además sea participativa, va a ser siempre que cualquier espacio de diálogo que convoque cualquier iniciativa termine finalmente en la misma indeterminación”.

A eso se suman las críticas que han realizado diversas comunidades mapuche y especialistas sobre la falta de mirada política por parte del gobierno para enfrentar las tensiones en la zona, más aún cuando el Intendente sostiene que no existe un “conflicto”, y ha puesto el foco en la pobreza.

En ese sentido, desde diversos sectores coinciden con la necesidad de elaborar una política indígena integral que permita ver el tema en su real dimensión y que no sólo quede a cargo de carteras como el Ministerio del Interior y Seguridad Pública.