Diario y Radio U Chile

Año X, 15 de diciembre de 2018

Escritorio

Sindicatos mundo público y privado en huelga por derechos laborales

Con una ciudadanía activa en movilizaciones, sindicatos de distintos rubros a lo largo del país han iniciado protestas por derechos laborales.

Tania González

  Viernes 18 de noviembre 2016 13:05 hrs. 
trabajdores-de-mk-en-huelga-asisitieron-a-la-marcha-por-la-educacion-junio-2014-620x330

Los trabajadores públicos dejaron instalados los ánimos de movilización, pero no son los únicos que están en la disputa por mejores salarios.

Hace más de una semana  más de 8 mil trabajadores de Homecenter Sodimarc iniciaron una huelga legal a nivel nacional en que exigen el aumento de un 7 por ciento en sus remuneraciones, más un bono de término de conflicto de 500 mil pesos.

La empresa les quitó los  beneficios acordados en los buenos oficios ante la Dirección del Trabajo y este jueves, cuatro de las 10 tiendas se bajaron de la huelga, mientras que las demás mantienen su paralización. Así lo aseguró la delegada sindical del Homecenter de Viña del Mar, Raquel Gallardo.

“Quieren que nosotros volvamos a entrar pero con un reajuste de un 3,5 por ciento más término de conflicto de 150 mil pesos para cada uno. Nosotros estábamos pidiendo el 7 por ciento, el 2 del IPC más 500 mil pesos de término de conflicto parejos para cada uno. Entonces hay una diferencia muy grande”.

Con similar determinación, trabajadores contratistas de mina Los Bronces piden la negociación de un nuevo acuerdo marco con la empresa Anglo American con el fin de actualizar una serie de beneficios y que no han sido modificados desde hace dos años.

Según el grupo de trabajadores, la empresa habría excluido a su federación de  dichas negociaciones, en consecuencia,  radicalizaron su protesta con la toma de faenas y barricadas. En tanto, desde Anglo American rechazaron lo que consideraron como “hechos de violencia” y decidieron paralizar las operaciones de minas Los Bronces, dejando abierta la posibilidad de diálogo solo en las instancias ya establecidas.

Además, desde el 11 de noviembre, trabajadores del Sindicato de la Universidad Nacional Andrés Bello en las Sedes de Santiago y Viña del Mar, están en huelga.

La presidenta del sindicato, Priscila Maldonado, explicó sus demandas y afirmó que están a la espera que la empresa responda este viernes a la Inspección del Trabajo con una propuesta nueva.

“Nosotros lo último que teníamos eran 5 mil pesos de reajuste real y nos dicen que tienen 5 mil 500 más el 1 por ciento de los beneficios con vigencia de dos años y un bono de término de conflicto de 145 mil pesos. Su segunda propuesta son 9 mil 500 pesos con 2 por ciento de incremento en beneficios y 250 mil pesos bono de término de conflicto. No obstante, decidimos activar la huelga porque esta es la quinta negociación que tenemos y estábamos esperanzados”.

Trabajadores aduaneros emplazan al Ejecutivo

Otro gremio que convocó a una próxima paralización para el 23 de noviembre fue la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile, que exigen la modernización del servicio, luego que el año pasado el Ejecutivo se comprometiera con la entidad a aumentar el personal y mejorar el sistema de la institución.

El presidente de la Anfach, Marcelo Reyes, reclamó porque se extendió las conversaciones con el Gobierno para ingresar un proyecto al Congreso con el que se pretende que el 2018 la dotación de funcionarios de Aduana llegue a 2 mil 300,  entre los cuales mil 700 serían de planta.

“Ya estamos a finales de este año y no hemos llegado a acuerdo con el Gobierno en la distribución de esa planta, porque una cosa es definir el número pero dentro de ellos hay que ver cuántos van a ser fiscalizadores, administrativos, auxiliares, etcétera. Nosotros esperamos llegar a entendimiento con las autoridades y que el proyecto ingrese al Parlamento este año”.

Se sabe que los reajustes de salarios que solicitan los empleados públicos sirven de parámetro luego para los trabajadores del sector privado. En esa línea, no es de extrañar que, por ejemplo, los funcionarios de Homecenter esperen conseguir más que la inamovible cifra que se fijó para los estatales por parte del Gobierno y que, incluso, en el debate parlamentario fue considerada como mezquina.

El panorama salarial para los trabajadores chilenos se mantiene en la precariedad, donde más del 50 por ciento de los empleados reciben ingresos a penas de 340 mil pesos al mes, según un último informe dado a conocer por la Fundación Sol.