Diario y Radio U Chile

Año X, 20 de septiembre de 2018

Escritorio

Abogada Karina Riquelme: “La Corte de Apelaciones de Temuco es racista”

La abogada de cinco de los diez mapuches formalizados por el montaje del Caso Huracán levanta la voz ante la resolución de la Corte de Apelaciones que indicó, esta mañana, que serán los mismos mapuches quienes se deben hacer cargo de los costos de su defensa a raíz del caso en el que se les implantaron mensajes en sus celulares personales. La defensora acusa clasismo y racismo constante de parte de la Corte de Temuco.

Martín Espinoza C.

  Miércoles 4 de julio 2018 17:32 hrs. 
karina

En marzo de este año el Caso Huracán comenzaba a ver algunas de sus primeras luces. Las piezas que armaban el puzle, y que apuntaban directamente a la organización de grupos mapuche para la preparación de atentados incendiarios, se desmoronaban una por una al contrastarse los supuestos alcances de la aplicación “Antorcha” con la opinión de especialistas del rubro informático, que señalaban la imposibilidad de acceder a mensajes como los que se imputaban a los formalizados.

Luego de comprobarse la implantación de pruebas falsas en los móviles de los mapuches involucrados en la causa, esta mañana la Corte de Apelaciones revolvió las aguas con una nueva resolución: Se revocó la condena en costas que había sido fijada en contra del gobierno y de la Fiscalía. Esto significa que los diez hombres que estuvieron presos por 28 días, acusados de asociación ilícita, deberán hacerse cargo de los costos que significó la defensa privada que contrataron.

La abogada defensora de cinco de los diez ex presos, Karina Riquelme, no quiso que la resolución pasara inadvertida y disparó con todo en su cuenta de twitter acusando a la Corte de racista.

¿Qué significa la decisión de la Corte de Apelaciones?

Lo que en definitiva resuelve es que todos los gastos judiciales que tuvieran las personas a las que Carabineros implantó pruebas, con negligencia incluida de la Fiscalía -dos instituciones estatales-, deben ser pagadas por las mismas víctimas. Es decir, los mismos mapuche deben costearse todo lo que significó el hecho de que les hayan montado pruebas.

¿Cuál es la interpretación que le das a esta resolución?

Yo creo que es súper grave. La Corte de Apelaciones siempre falla en contra de los mapuche, en cualquier tipo de situación. En este caso, lo que está haciendo es que a las personas de bajos recursos -porque es un hecho que no estamos hablando de personas con recursos- les cueste más realizar su defensa jurídica, afectando así a esas personas que son dirigentes del territorio, defensores de su territorio a la hora de llevar a cabo una defensa digna a través de defensores privados que le otorguen la seguridad de que no sea el Estado el que te defienda, porque sabemos que todas las instituciones del Estado los persiguen a través de la criminalización.

¿A qué argumento jurídico se acoge la Corte para tomar esa decisión?

Ellos dicen una frase que en realidad es como cortar pegar. Yo creo que faltaron a su obligación de argumentar su resolución, porque dicen que tanto el gobierno como el Ministerio Público tuvieron un motivo plausible para litigar. Ahora, honestamente, conociendo la gravedad de lo que sucedió en Huracán, y sin ser fiscal, habiendo recibido un informe que no tenía más de 30 páginas, lo mínimo que debió haber hecho la Fiscalía fue haber exigido un nivel y un estándar más alto para poder formalizar a cualquier persona. Sobre todo, si lo que quieres aplicar es un delito de asociación ilícita, y terrorista, además. La fiscalía no lo hizo. Recibió los antecedentes el 20 de septiembre y el 21 estaba pidiendo orden de detención. Y la pidió con solo un informe que le entregó la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI). Por esto creemos que la Fiscalía evidentemente cometió una negligencia y las razones son claras. La Fiscalía de La Araucanía es parte y cómplice de la criminalización por años. Por años vienen perdiendo los juicios, han levantado un montón de juicios por ley antiterrorista y hay una historia de juicios mal hechos por los mismos fiscales que llevaron adelante el caso Huracán. Ellos son cómplices y no tuvieron motivos plausibles. El gobierno, a través del ministerio del interior, se querelló y ellos tienen relación directa con la ANI. Debieron haber sido más cautos. Ellos solicitaron en la audiencia prisión preventiva y las altas penas del infierno para los dirigentes del pueblo mapuche. Si al menos no se les pide a las instituciones que deban pagar los costos judiciales, entonces es muy fácil y criminalizar al mapuche porque les sale gratis.

¿Qué factores crees que incidieron?

Creo que desgraciadamente la Corte de Apelaciones de Temuco perdió su rumbo. Hace años que vemos cómo falla en contra de mapuche en distintas ocasiones. Por ejemplo, en el Caso Luchsinger fue muy dura con la Machi Francisca Linconao. Todo el tiempo fue la Corte de Apelaciones la que devolvió a la machi a prisión preventiva. Los tribunales de primera instancia sí otorgaban la libertad. En este caso el tribunal de primera instancia sí otorgó costas para que el gobierno pagara los gastos judiciales que habían surgido de esta persecución. Creemos que desgraciadamente tienen intereses acá en La Araucanía y que los jueces de la Corte se encuentran ligados con las personas que se ven afectadas por la recuperación territorial del pueblo mapuche. Son amigos de los gremios, de los camioneros, de latifundistas… Entonces, como existe esta relación, porque asisten a los mismos lugares -van al club de golf, al club de leones-, esto genera una decisión que tiene que ver con la clase. Para ellos hoy los mapuche son un problema.

Se entiende de lo que dices que la Corte de Apelaciones de Temuco ha actuado siguiendo una suerte de hilo conductor que responde a asuntos de clase…

Absolutamente. La Corte de Apelaciones de Temuco desgraciadamente -y esto es porque los jueces son seres humanos- tiene algún tipo de interés. Los jueces de La Araucanía no están más cercanos a las comunidades mapuche, están más cercanos -por el tema de clase- a quienes se encuentran en contra de la recuperación territorial del pueblo mapuche, y esa es una parte de la gente que vive en La Araucanía. Son los que son parte de la Sociedad de Fomento Agrícola de Temuco, los que son parte de los gremios, sus hijos van a los mismos colegios. Con ellos se contactan. No van a las comunidades mapuche, no conocen a la gente más pobre, ni aquellos que han perdido su territorio. Son amigos del otro lado.

En Twitter también acusaste racismo de parte de la Corte. Se asume que dice relación con lo mismo que mencionas de la clase.

Por supuesto. Efectivamente actúan de manera racista. Yo te estoy hablando de ocho años de funcionamiento de la Corte de Apelaciones en que yo he visto cómo ha funcionado. Si tú te fijas, yo nunca he dicho algo así, pero ahora me parece demasiado evidente. Es algo que hay que decir. Desgraciadamente ellos no pueden sacarse la carga de ser amigos de a quienes les afecta, amigos de quienes declaran en contra de los mapuche y los que declaran que acá en La Araucanía hay terrorismo. Esa posición no es jurídica, es política.

¿Qué ocurre con respecto al caso de Fidel Tranamil y de Martín Curiche, dos de tus defendidos? ¿Por qué aún no se les sobresee?

No nos dieron absolutamente ninguna razón jurídica respecto de eso. No hay nada en la resolución. No dice nada. Vamos a recurrir respecto de esta resolución. Creemos que tiene bastantes faltas, la más grave es que en cada resolución los jueces tienen que fundamentar y acá no hay fundamentación alguna. La Corte está acostumbrada a hacer eso en los casos mapuche. Vamos a recurrir a la Corte Suprema a través de un recurso de queja. No cumple con los requisitos mínimos. No nos dice por qué, si la única relación que existe de Fidel y Martín respecto del incendio es el mensaje que le implantaron en el teléfono a Martín, ¿por qué entonces no se sobresee? La única razón debe ser porque son mapuche. No se me ocurre otra cosa. 

¿Contemplarán en la queja el asunto de las costas?

Sí, por ambas cosas vamos a presentar un recurso especial. Esta resolución es inapelable, pero creemos que acá los jueces concurrieron en faltas graves, como es no desarrollar una fundamentación clara sobre por qué deciden lo que deciden. A mí no me queda otra posición que decir que estos jueces son racistas.