Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 28 de enero de 2023

Escritorio

Alerta genera nuevo tratado que pondría en jaque la libertad en Internet

Según la ONG Derechos Digitales, la negociación secreta de un nuevo tratado de libre comercio entre Chile, Estados Unidos y otros países, significaría un grave atentado contra la libertad de los usuarios de internet. Además, critican que esto se haga sin las mínimas garantías de transparencia frente a la sociedad.

Héctor Areyuna

  Martes 7 de agosto 2012 19:03 hrs. 
usuario_internet

Compartir en

Esta semana se filtró una nueva parte del texto de propiedad intelectual del Trans-Pacific Partnership Trade Agreement (TPP), tratado denunciado por diversas organizaciones por contener disposiciones muy parecidas a la norteamericana ley SOPA, que de acuerdo a las críticas internacionales, resguarda celosamente la piratería al borde de ir en desmedro del usuario de Internet.

Según reveló la ONG Derechos Digitales, a pesar de que el documento establece que se debe buscar un balance en materia de excepciones y limitaciones en derechos de autor, restringe la adopción de cualquier medida a la criticada norma conocida como “regla de los 3 pasos”.

Esta regla establece que los límites a los derechos de autor deben afectar solamente casos determinados, tampoco deben atentar contra la normal explotación de la obra, ni perjudicar injustificadamente el interés legítimo del autor.

Por esto se denuncia que en este tratado se privilegia a los titulares de derechos de autor por sobre los intereses públicos existentes en torno a este tema, representados por la sociedad civil, las bibliotecas, los discapacitados y los emprendedores en materia digital.

“No se avanza en tener mayores equilibrios entre los intereses de los titulares de propiedad intelectual y los usuarios. Por ejemplo, se favorecen mucho más los derechos de las grandes industrias como Hollywood o las discográficas versus los nacionales. Ese desequilibrio se refleja al no contar con un buen sistema de excepciones que permitan apaciguar o amortiguar toda la legislación que tiene que ver con endurecer las sanciones del derecho de propiedad intelectual”, dijo Francisco Vera, director de Derechos Digitales.

Además, condenó que no se conozcan aspectos de la negociación más allá de las filtraciones.

“Esto se lleva negociando más de un año y medio y todavía no sabemos qué determinaciones se han tomado. No hay ninguna aproximación al texto que no sea a través de las filtraciones que tampoco sabemos si son efectivas o si se han modificado. En la última filtración que se registró la semana pasada se ve cómo se está trabajando el tema de las excepciones y las limitaciones al derecho de autor que permiten garantías a los ciudadanos en torno a los usos que se pueden hacer de Internet y vemos que los pasos son tímidos y los avances no son suficientes”, comentó.

Por otra parte, el abogado especialista en Telecomunicaciones y Propiedad Intelectual de la Universidad de Chile, Claudio Magliona, lamentó que no se trate de una discusión transparente.

“No creo que contribuya o que esté de acuerdo con la reforma constitucional en este país en torno al tema de la transparencia y acceso a la información pública. Cuando nuestro se está negociando un tratado de libre comercio el país tiene derecho a opinar, a informarse sobre lo que está negociando. Llama la atención que el gobierno mismo no esté interesado en saber la opinión de los distintos sectores en lo que se está negociando”, afirmó el jurista.

Magliona añadió que esto además podría generar discrepancias con la actual legislación nacional sobre derechos de propiedad intelectual.

“Estamos hablando de un tema de propiedad intelectual, ley que en 2010 sufrió una gran reforma y que podría verse afectada seriamente por los términos de este acuerdo que se está negociando. No voy a hablar ni a favor ni en contra del texto filtrado porque no sería justo. Parto siempre de la buena fe de nuestros negociadores y no tengo ninguna duda de ello. El tema que falta acá es un sistema trasparente de participación ciudadana respecto de lo que está negociando nuestro gobierno en tratados de libre comercio”, sentenció el jurista.

El TPP se negocia actualmente de manera secreta Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Singapur, Vietnam, Malasia, Perú y Chile con Canadá y México como recientes invitados.

Adicionalmente con anterioridad también se filtró que algunas de las consecuencias que tendría este tratado serían graves amenazas al desarrollo de la cultura y la libertad en Internet en nuestro país.

Síguenos en