Diario y Radio U Chile

Escritorio

La violencia contra la mujer más allá de las cifras

Esta semana, el Ejecutivo ha entregado cifras relacionadas con los casos de femicidio en Chile. El Servicio Nacional de la Mujer informó que se dio una baja de un 38 por ciento en la lista de víctimas de este delito. En medio de los aplausos ante este nuevo balance y la polémica por las cifras entregadas por una campaña de la ONU en Chile, organizaciones advierten que esta forma “sistemática” de violencia hacia las mujeres va más allá de los números.

Diana Porras

  Viernes 25 de enero 2013 19:23 hrs. 
FEMICIDIO

Carolina Schmidt, ministra del Servicio Nacional de la Mujer, subrayó el trabajo realizado en la coordinación entre Policías y Fiscalías, el aumento de penas para este delito y la implementación de campañas publicitarias en la disminución de las cifras oficiales ante los casos de femicidio.

La senadora de Renovación Nacional (RN), Lily Perez, destacó la disminución en las cifras, pero reconoció que es un problema global: “Hemos logrado durante el último año disminuir en cerca de 40 por ciento la tasa de desgracias atribuidas a femicidio, la muerte de mujeres en manos de hombres que les dijeron que las amaban. Esto no es un problema de las mujeres, sino de la sociedad, donde todavía seguimos sorprendiéndonos cada cierto tiempo con crímenes de esta naturaleza”.

Durante 2009, según los datos que maneja el Sernam, se registraron 55 casos, el 2011 registra 40 víctimas, pero aún se dieron 34 casos el año pasado. En este escenario, se sumó otra polémica por una cifra que entregó una campaña de la ONU en nuestro país, que fue refutada por las autoridades.

Desde organizaciones e investigadores de este tema advierten que más allá de las cifras, es importante visualizar el problema social y los cambios culturales que siguen siendo urgentes ante la violencia que sufren las mujeres.

Patsili Toledo, abogada, doctora en Derecho Público e investigadora del grupo Antígona de la Universidad Autónoma de Barcelona, advirtió que la mirada debe estar en seguir profundizando las redes y herramientas que permitan ir superando estos lamentables sucesos.

“Eso tiene un efecto, como ocurrió en otros países. Cuando el Estado se muestra serio persiguiendo y sancionando estos crímenes, se reducen las tasas. No tiene que ver con años, pero hay detenciones y sanciones, se cumplen las condenas. El problema es cuando se pueden cometer crímenes muy graves con total impunidad”, declaró Toledo.

Un tema que está presente en la agenda de trabajo de diversos sectores, incluso en las reuniones entre parlamentarios, autoridades de la región y la sociedad civil en la Cumbre CELAC-UE que se desarrolla en nuestro país.

Rashida Manjoo, relatora Especial de Naciones Unidas sobre la violencia contra la mujer, ha advertido este año que lo preocupante es que hay “mujeres que viven sometidas a este continuo de violencia bajo condiciones de discriminación y amenaza por cuestión de género, están siempre en el corredor de la muerte, siempre con el temor de ser ejecutadas”.