Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 30 de septiembre de 2022

Escritorio

Escándalo en el fútbol internacional por red de corrupción y apuestas para arreglar cientos de partidos

La Policía Europea aseguró que encuentros de torneos nacionales e internacionales fueron arreglados por una extensa red de apuestas, que involucra a 425 árbitros, dirigentes, jugadores y criminales, y que generó más de ocho millones de euros en ganancias. En Chile, el Sindicato de Futbolistas aseguró que el medio nacional es confiable, pero llamó a prevenir.

Rodrigo Alarcón L.

  Lunes 4 de febrero 2013 23:13 hrs. 
europol

Compartir en

La Policía Europea (Europol) develó la mayor red de apuestas y corrupción del fútbol internacional, que involucra cientos de partidos de ligas nacionales, Liga de Campeones e incluso clasificatorias a la Copa del Mundo.

Pocos días después que la revista France Football destapara una serie de irregularidades en la designación de Qatar como sede del Mundial 2022, la policía informó que investigadores establecieron que al menos 150 partidos fueron arreglados.

Esto, luego de analizar 380 compromisos sospechosos, disputados entre 2009 y 2011 en 15 países, entre los que se encuentran Alemania, Austria, Eslovenia, Hungría, Holanda, Gran Bretala y Turquía, entre otros.

Entre los partidos irregulares se encuentran dos de Liga de Campeones, uno de ellos disputado en Inglaterra, y dos encuentros de clasificatorias al Mundial, jugados en Centroamérica y África. Otros 300 encuentros sospechosos se identificaron en Sudamérica, Asia, África y Centroamérica.

De acuerdo a la Policía Europea, la red habría operado con una serie de apuestas a través de internet y contactando a jugadores, árbitros o dirigentes para arreglar los resultados. Está localizada en Singapur, tiene lazos con Europa y 14 personas ya fueron condenadas en Alemania

Rob Wainwright, director de Europol, explicó que “hemos descubierto una extensa red criminal involucrada en un amplio y extendido caso de arreglos de partidos de fútbol. Un total de 425 árbitros, oficiales de clubes, jugadores y criminales en más de 15 países son sospechosos de estar involucrados con la intención de arreglar más de 380 juegos de fútbol profesional”.

“Las actividades forman parte de una sofisticada operación de crimen organizado, que generó más de ocho millones de euros y que involucran ganancias y pagos corruptos por dos millones de euros a los que están en los partidos”, indicó.

Wainwright consideró que “es un día triste para el fútbol europeo” y comparó el problema “de integridad” con los casos de doping ocurridos en el ciclismo: “Erradicar la corrupción requiere un esfuerzo conjunto para poder llevar ante los tribunales a los culpables”, afirmó.

“Esta investigación ha constatado la amplitud del problema de la compraventa de partidos. La sociedad entera, desde los clubes a las casas de apuestas, deben tomar cartas en el asunto. La corrupción es un problema grave en el fútbol y no se arregla solo con fuerzas policiales”, añadió.

Sifup: “Hay que cuidar lo que tenemos”

La denuncia provocó la reacción de la UEFA, que a través de un comunicado dijo esperar información adicional “en los próximos días” por parte de Europol. “La UEFA ya colabora con las autoridades en estos graves asuntos como parte de su política de tolerancia cero hacia los amaños en nuestro deporte (…) Una vez que los detalles de estas investigaciones obren en manos de la UEFA, serán examinados por los órganos disciplinarios pertinentes a fin de adoptar las medidas necesarias”, indica la declaración.

El caso provocó reacciones también en el fútbol chileno. Desde el Sindicato de Futbolistas Profesionales (Sifup) sostuvieron que no existen antecedentes como para señalar que una red de este tipo afecte también al medio nacional.

“Confío plenamente en nuestro sistema, en el sentido de la transparencia que pueda dar”, dijo el presidente de la organización, Carlos Soto. “Para eso hay sociedades anónimas constituidas, hay organismos fiscalizadores, hay permanentes controles en las instituciones, ya sea a través de órganos estatales o con las comisiones de control financiero, el tribunal de disciplina y el de asuntos patrimoniales de la ANFP. Y por otro lado, la labor del sindicato con los futbolistas, abarcando todo el país”, indicó.

En ese sentido, el dirigente sindical afirmó que se debe analizar el caso de la red denunciada por Europol para prever este tipo de situaciones en el fútbol chileno: “En la medida que se dé información fidedigna respecto de lo que está pasando en otros países con los sistemas de apuestas, de corrupción y de malos hábitos, nuestro fútbol va a seguir manteniéndose en el puesto número 10 con nuestra liga, con selecciones que dan credibilidad, con clubes participando en torneos internacionales. Si nuestro producto fútbol es más transparente y tiene más credibilidad, los recursos y los inversionistas van a venir con más ganas. Hay que cuidar lo que tenemos”, afirmó.

En tanto, en la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) declinaron hacer declaraciones, argumentando que es la FIFA la que debe referirse a la denuncia.

Un Argentina-Bolivia Sub, entre los sospechosos

Durante la conferencia de prensa realizada en La Haya, Holanda, la Policía Europea señaló como ejemplo un partido de las selecciones Sub 20 de Argentina y Bolivia. En la ocasión, el juez añadió 13 minutos de tiempo agregado y cobró un controvertido penal a favor de los albicelestes.

Síguenos en