Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 17 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Trabajador formalizado por incendio pide perdón a damnificados y fiscal no descarta nuevas formalizaciones

En tanto, la Confederación de Trabajadores de la Construcción llamó a no “cortar el hilo por lo más delgado” y apuntó a la responsabilidad de la empresa, que habría vulnerado la ley: "No se tomaron todas las medidas de seguridad necesarias para un trabajo de esta índole”, sostuvieron.

Rodrigo Alarcón L.

  Domingo 17 de febrero 2013 17:39 hrs. 
carlos rivas

Carlos Rivas Quiroz quedó con arraigo nacional, arresto domiciliario nocturno y firma semanal luego de ser formalizado el sábado por su responsabilidad en el incendio que afectó el pasado jueves a Valparaíso, que dejó más de 1.200 damnificados.

El trabajador, de 27 años, apuntó a funcionarios de la empresa constructora RVC que lo obligaron a cambiar su declaración ante Carabineros y señalar que al momento del siniestro se encontraba pintando y no soldando, lo que provocó el inicio del fuego.

Rivas dijo que cambió su versión por “miedo a perder la pega”, pidió disculpas a las personas damnificadas por el incendio y acusó a la empresa constructora de “no dar la cara”.

“Pido disculpas a toda la gente que se le quemó la casa. Los jefes no dan la cara. Dije que necesitaba seguridad, porque estaba muy descubierta el área. Como hay mucho espacio libre, las chispas salen para todos lados. Yo siempre cortaba para un lado y como ese día hubo mucho viento, la ráfaga tiró las chispas para allá y prendió todo. No fue culpa mía eso sí, fue un accidente”, declaró.

Por su parte, el fiscal encargado del caso, Víctor Ávila, abrió la puerta a nuevas formalizaciones al señalar a un canal de TV que “muy probablemente hay responsabilidades que van más allá de la persona que ejecutó el trabajo que ocasionó el incendio”.

En ese sentido, no descartó que también se investiguen “acciones de encubrimiento”, luego que la empresa señalara en un principio que no se habían realizado acciones de fuego. “Si existe obstrucción a la investigación o algún tipo de encubrimiento del delito, se van a perseguir las responsabilidades penales”, indicó.

Mientras, la Confederación de Trabajadores de la Construcción solidarizó con el acusado y sostuvo que no se le puede atribuir toda la responsabilidad, ya que es la empresa RVC la encargada de las faenas.

En ese sentido, la organización consideró que “una vez más se quiere cortar el hilo por lo más delgado”, sin considerar que la constructora no cumplió con las medidas de seguridad que se requerían.

El dirigente Víctor Cuevas dijo que “en la construcción no existen accidentes fortuitos, todos son predecibles y enmendables si los elementos y medidas de seguridad son cumplidos por los distintos organismos. No se tomaron todas las medidas de seguridad necesarias para un trabajo de esta índole”.

El dirigente pidió que la compañía también responda por el hecho: “Nosotros nos basamos en que la ley determina que la empresa constructora debió prever que es una situación de peligro y no se cumplió con todo lo necesario”, afirmó.

Víctor Cuevas dijo esperar que RVC “dé la cara”, como prometió su gerente general, e indicó que los sindicatos que componen la confederación se pondrán en contacto con la familia de Carlos Rivas para entregarle su colaboración y asesoría legal.