Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 8 de diciembre de 2022

Escritorio

Benedicto XVI promete “obediencia incondicional” al nuevo Papa en el día de su histórica renuncia

A los 85 años de edad, el Papa Benedicto XVI abandonó su pontificado. Ante 144 cardenales hizo un llamado a los católicos a "permanecer unidos" y prometió "incondicional reverencia y obediencia" al nuevo pontífice, que será elegido en un cónclave que partirá la próxima semana.

radio.uchile.cl

  Jueves 28 de febrero 2013 8:45 hrs. 
renuncia papa

Compartir en

Ante 144 cardenales, el Benedicto XVI pronunció su último discurso como máxima autoridad de la Iglesia, luego que el pasado 11 de febrero anunciara su renuncia, aduciendo “falta de fuerzas” para dirigir a los 1200 millones de católicos del mundo.

Durante su alocución, el renunciado Papa afirmó que la Iglesia  ”no es una institución fuera de la cruz, es una institución viviente, transversal en el tiempo, que sí se va transformando pero siempre se queda como la misma y que su corazón siempre es Cristo”.

En ese sentido, indicó que “desde hoy prometo al futuro Papa mi incondicional reverencia y obediencia” e hizo un llamado a los católicos a quedarse “unidos en el rezo y así salvaremos a la Iglesia Católica y a toda la humanidad”.

Después de su intervención, el pontífice se despidió de todos los asistentes, quienes estrecharon y besaron sus manos.

Durante la ceremonia, el cardenal Ángelo Sodano agradeció a Benedicto XVI por lo realizado durante su pontificado, y lo señaló como “un ejemplo” para todos.

Ahora Benedicto XVI será denominado como Papa emérito y – por primera vez en siglos – asistirá a la elección de su sucesor.

Inmediatamente después de su despedida junto a los cardenales, el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, comentó que a partir de este viernes se notificará a todos los cárdenales que deben asistir al Cónclave que, según indicó, comenzará la próxima semana.

Respecto del discurso de Benedicto XVI, Lombardi señaló que sus palabras “conmovieron” y que mostró “una visión espiritual y eclesiástica muy profunda, vivida de forma profunda por el Santo Padre”.

Síguenos en