Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

En busca de lo chileno en los nuevos ilustradores

“Ilustración a la chilena” se llama un nuevo libro que reúne a 60 autores contemporáneos de distintos ámbitos. El catálogo servirá para dar a conocer los trabajos en el extranjero y da cuenta del auge de la disciplina. ¿Qué hay de chileno en los autores nacionales?

Rodrigo Alarcón L.

  Viernes 22 de marzo 2013 19:10 hrs. 
b9236b66e38cb56cb6998ebe9f7dc678

Ilustración a la chilena es un catálogo que reúne el trabajo de 60 autores nacionales contemporáneos en un volumen bilingüe de 250 páginas. Incluye trabajos de Alberto Montt, Paloma Valdivia, Claudio Romo, Daniel Blanco, Karina Cocq y Bernardita Ojeda, entre otros autores que en los últimos años han impulsado un auge de la disciplina por medio de exposiciones, ferias y otras publicaciones.

Es un momento de rescate de tradicionales autores, como Pepo, Themo Lobos, Vicar y Coré, y de expansión de las nuevas plumas. ¿Qué es lo que identifica a la nueva generación de ilustradores?

Según Claudio Aguilera, gestor de la galería Plop! y uno de los curadores del libro, “no existe una ilustración chilena propiamente tal. Cuando uno ve el libro, se da cuenta que hay tantas manos variadas, que hay tantas formas de ilustrar, tantas tendencias, que en realidad no hablamos de una ilustración chilena sino que de una ilustración hecha a nuestra manera”.

piramidal_1

Francisco Javier Olea

En ese sentido, dice que lo “chileno” no se reconoce en lo formal, sino que en el atrevimiento para hacer ilustración en el Chile actual: “Tal como fue para los grandes maestros, hay que encontrar espacios y caminos para poner el nombre de los ilustradores en la escena pública. Esta manera chilena tiene que ver con eso: esfuerzo, pasión y talento”.

Aun así, señala que el trabajo de los autores actuales “tiene partes más alegres y más infantiles, pero también su lado oscuro. Su lado colorido y otro un poco más reflexivo. Hay una ilustración chilena más vinculada al diseño, otra a la plástica y a la forma. Finalmente, la ilustración a la chilena es variada y diversa, como es nuestro país”.

Uno de los nombres incluidos en el catálogo es Francisco Javier Olea, colaborador habitual de El Mercurio, uno de los fundadores del colectivo Siete Rayas y ganador del Altazor 2012 en la categoría Diseño Gráfico e Ilustración. Desde su punto de vista, la escena “funciona como una especie de adaptación de cosas que se están haciendo afuera, de reinterpretaciones.Es como una cazuela, una mezcla”.

Isabel Hojas

Isabel Hojas

“De repente hay gente que busca mezclar la Lira Popular, alguna gráfica mapuche, lo popular de los almacenes y los barrios. Agarran ciertas buscando algo de identidad, pero son lucecitas, no creo que se conforme una identidad. Creo que todavía somos una mezcla en todo sentido y en lo gráfico también”, explica.

Algo en que coinciden los distintos autores es que internet cambió su forma de trabajo y sus referentes. Así, los dibujantes franceses, la ilustración urbana de EE.UU., el humor gráfico argentino y el trabajo de los mexicanos son algunas de las influencias que consideran relevantes para la escena chilena.

Isabel Hojas, que ha publicado libros propios y ha colaborado con distintas publicaciones, campañas y exposiciones, considera que “naturalmente hay algo de identidad, pero el fenómeno de la ilustración es bien global, en gran medida gracias a las facilidades de internet. El imaginario que hay es mucho más universal que local”.

“Los argentinos son un gran referente para la producción nacional y México también. Hay referentes en los distintos ámbitos de la ilustración, que son muchos. No hay un gran ilustrador que se esté siguiendo, sino que cada rama tiene a un importante dentro de su ámbito”, ejemplifica.

Ilustración a la chilena fue editado por Ocho Libros y la galería Plop! y también será distribuido en el extranjero. Su primera estación es la Feria del Libro Infantil de Bolonia, que se desarrolla hasta este jueves 28 en Italia