Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 10 de agosto de 2022

Escritorio

Imposibilidad de extradición de Hartmunt Hopp tensiona avance de la justicia en Colonia Dignidad

La negativa de la justicia alemana de extraditar a Hartmut Hopp y la investigación que encabeza el fiscal de Krefeld, ciudad de residencia del ex jerarca de Colonia Dignidad, han puesto en tela de juicio la cooperación jurídica entre las dos naciones. Sin embargo, abogados y organizaciones de Derechos Humanos involucrados en el tema concordaron en que el primer error se produjo en nuestro sistema judicial, por lo que mantienen sus esperanzas en que Hopp sea juzgado y cumpla condena en Alemania.

Narayan Vila

  Jueves 28 de marzo 2013 18:32 hrs. 
colonia dignidad

Compartir en

La Constitución germana es taxativa al señalar que “ningún alemán podrá ser extraditado al extranjero”, salvo que la nación requirente sea miembro de la Unión Europea, ocasión en la que se deberá reglamentar el caso.

Este artículo fue la argumentación base de la justicia alemana para negar, en octubre de 2012, la extradición del ex jerarca de Colonia Dignidad Hartmut Hopp, decretada por la Corte de Apelaciones un año antes.

Este antecedente reduce considerablemente las posibilidades que la justicia germana acceda a la petición que tramita actualmente el ministro en visita Hernán González, con el fallo de la Corte Suprema como principal respaldo.

Hernán Fernández, abogado de las víctimas de Colonia Dignidad, señaló que, si la gravedad de los delitos no son conducentes a la extradición, deberían permitir que Hopp sea juzgado en Alemania y cumpla condena en ese país.

“Existe la posibilidad que, con la condena por abusos sexuales que ha significado el ingreso a prisión en cumplimiento de la pena en Cahuquenes de los jerarcas de Colonia Dignidad y que Hartmut Hopp eludió a través de su fuga a Alemania, se de el cumplimiento de la condena, porque se trata de una sentencia final de la Corte Suprema respecto de la cual no procede ningún recurso judicial”, explicó.

El magistrado González acompaña la resolución que condenó a Hopp a 5 años y un día de presidio efectivo por su complicidad con Paul Schäfer, para concretar la extradición y, en caso de no lograrlo, sumar los antecedentes a la indagatoria en curso.

En Alemania, la investigación es liderada por el fiscal de Krefeld, Axel Stahl, quien investiga a Hopp por los delitos de colaboración en abuso de menores, administración de psicofármacos con resultado de lesiones y crímenes de lesa humanidad, cometidos durante su paso como director del Hospital de Colonia Dignidad, cuando este recinto era ocupado como centro de torturas en plena Dictadura Militar.

Hopp fue procesado en nuestro país por asociación ilícita y diversos casos de violaciones a los Derechos Humanos, sin embargo la investigación se cerró por la ya mencionada frustrada extradición.

Roberto Celedón, abogado de 21 víctimas de torturas en Colonia Dignidad, dijo esperar que en Alemania no opere la misma red de protección que cuidó a Hopp en Chile. “Ya la experiencia que se tuvo con Paul Schaefer indica que hay una red, la red nazi existe, se cuidan unos con otros. Y eso compromete a actores de origen alemán y actores nacionales y en la medida que quedó en evidencia, todos tratan de tomar distancia”, expresó.

Misma opinión tuvo Myrta Troncoso, vocera de las agrupaciones de Familiares de Ejecutados Políticos y Detenidos Desaparecidos de Talca, quien señaló que la negligencia de instituciones como la Policía de Investigaciones y la puesta en marcha de un sistema de protección permitieron que Hopp escapara del sistema judicial chileno, el principal responsable, según enfatizó, en que el ex jerarca goce al día de hoy de total impunidad.

Síguenos en