Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 5 de octubre de 2022

Escritorio

Secundarios definen nuevas vocerías y trazan demandas para el 2013

En pleno proceso de recambio se encuentra la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), que deberá definir los nombres de quienes tomen las vocerías que el año pasado estuvieron a cargo de Eloísa González y Pablo Toro. Este último entregó a nuestra emisora un diagnóstico de la situación de los colegios y los desafíos a los que se enfrentan en un año electoral.

Narayan Vila

  Miércoles 3 de abril 2013 22:22 hrs. 
MARCHA SECUNDARIOS

Compartir en

Tachada por el Gobierno y gran parte de los partidos políticos de oposición como uno de los sectores más radicales del movimiento estudiantil, la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) comienza a reestructurarse de cara a este  2013.

Al igual que la CONES, la otra agrupación que reúne a alumnos de enseñanza básica y media, la ACES está iniciando el proceso de elección de sus nuevos voceros, aquellos que reemplazarán a Eloísa González y Pablo Toro.

Este último, se refirió al desalojo del Liceo Industrial Chileno Alemán de Ñuñoa de este miércoles, afirmando que las protestas atomizadas e individuales de los distintos establecimientos “se apoyan de manera irrestricta”.

En este sentido, el dirigente secundario explicó que “por el contexto que nosotros vemos en la asamblea, procesos de movilizaciones grandes no se están dando, pero sí evidenciamos muchos problemas, por ejemplo, el Decreto 524 se ha violado en muchos colegios, con centros de alumnos designados. En muchos colegios se viven ambientes de represión interna, especialmente al inicio del periodo escolar. El año pasado cuando comenzamos con la ACES hubo represión interna para impedir la organización y de pronto estallan movilizaciones”.

Actualmente, la ACES sesiona todas las semanas, con “una gran asistencia” según indica Pablo Toro. A estas jornadas asisten colegios de distinto carácter, como técnicos-profesionales, emblemáticos, municipales de periferia y particulares.

Luego de establecer las diversas realidades de cada establecimiento y la recomposición de los Centros de Alumnos, se va a determinar el recambio de voceros.

Respecto del mecanismo de participación, el estudiante del Instituto Nacional indicó que “nosotros funcionamos con un modelo asambleístico, donde las vocerías son revocables, se escogen todos los años, lo que es muy bueno porque da participación a los compañeros en las asambleas. Sin embargo, la ACES no funciona sólo con vocerías, también se trabaja con comisiones. Por ejemplo, la comisión de educación, seguridad, derechos humanos. La rotación en los cargos es bastante bueno porque nos alimentan con distintos temas”.

Uno de los elementos sustantivos que caracteriza a la ACES, según remarca Pablo Toro, es la autonomía de esta organización con los partidos políticos, que tiene su origen, agrega el saliente vocero, “en la desconfianza con dirigentes que legislan a espaldas del pueblo y que utilizan a los movimientos sociales cuando les conviene”.

Este rasgo fundacional de la ACES adquiere más vigencia que nunca, enfatiza el joven secundario, aludiendo a la supuesta cercanía que han evidenciado autoridades del Congreso con las demandas del movimiento estudiantil.

Por esto, el vocero de la ACES detalló que “en la asamblea trabajamos con el cuidado de que los partidos tradicionales no influyan, incluso muchas veces han llegado y han entrabado el trabajo, lo que ha sido complicado. Por eso decidimos que no participen tanto. Tanto el movimiento estudiantil como el movimiento popular que se moviliza desde distintos sectores, han planteado esta nueva forma de hacer política, mientras que desde el PC hasta la derecha han demostrado que no les interesa esta nueva manera”.

Otros aspectos son las interlocuciones y afinidades políticas de la Asamblea con otras organizaciones. Desde 2011 se mantienen diferencias importantes entre la ACES y la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES).

Sin embargo, y pese a los disensos, “siempre se va a privilegiar la unidad, que es fundamental”, subrayó el vocero de la ACES, agregando que “sólo a los bloques de poder les conviene que el movimiento esté disgregado”.

Síguenos en