Diario y Radio U Chile

Año XIII, 11 de abril de 2021

Escritorio MENÚ

Vecinos de Isla de Maipo protestan por malos olores y plagas provenientes de planta de cerdos

La localidad de Llavería en Isla de Maipo sufre una situación similar a la de Freirina en el Huasco, a causa de una criadora de cerdos que contaminó con residuos orgánicos aguas subterráneas y somete al sector a malos olores y contaminación. La comunidad exige medidas enérgicas y los vecinos anuncian nuevas movilizaciones.

Héctor Areyuna

  Domingo 5 de mayo 2013 10:38 hrs. 
llaveria.jpg


Algo ocultos por la agenda que dictó el Día Internacional del Trabajador, un grupo de vecinos del sector de la Llavería en Isla de Maipo, protestó el miércoles pasado por la presencia de malos olores, ratas y moscas por culpa de una planta criadora de cerdos.

La instalación es propiedad de la empresa Ibatao y las autoridades locales buscan hace bastante tiempo el cierre del plantel, que sigue en funcionamiento pese a que se le han cursado siete sumarios sanitarios.

La empresa funciona en el lugar hace alrededor de 10 años y la presidenta de la Junta de Vecinos 22 de Llavería, Silvia Rodríguez, dijo que ésta se ha mantenido ante un débil rol de la autoridad sanitaria.

“Esta empresa tiene como 7 sumarios sanitarios desde el año 2007 en adelante. El año 2012 tuvo dos sumarios y este año, en marzo de 2013, hubo un último sumario, donde la aplicación de medidas fue tibia por parte de la Seremi, lo que a nosotros nos parece irrisorio, una bofetada a la comunidad”, expresó.

Desde hace un año funciona una mesa de trabajo en la cual la comunidad y las autoridades buscan evitar que la criadora siga depositando purín (o residuos orgánicos) en predios que terminan por afectar aguas de napas subterráneas y las condiciones ambientales en las que viven los vecinos.

Pero pese a los esfuerzos, la mesa no ha prosperado. “El gobernador, a pesar de que dijo que iba a tomar medidas importantes, ni siquiera terminó la mesa de trabajo y nosotros quedamos ahí, después de haber perdido nuestras vacaciones, porque estuvimos en el mes de enero en reuniones y al final no tuvimos el resultado de la mesa de trabajo. Así que yo no confío mucho en las autoridades, creo que hay que buscar otras formas de lograr los resultados que uno quiere”, dijo la dirigenta vecinal.

Silvia Rodríguez señaló que el alcalde Carlos Adasme ha impulsado varias fiscalizaciones contra la empresa. El mismo edil exigió a la Seremi Metropolitana de Salud, Rosa Oyarce, medidas más enérgicas y enfáticas.

“No podemos detenernos solamente en el sumario sanitario, en la respuesta típica que hacen las empresas de pagar el parte. Lo que queremos es que haya una acción un poquitito más dura y que si el compromiso de la empresa no se cumple, hagan un tipo de cierre que les permita parar la obra y hacer las modificaciones que corresponde. Ese es el trabajo que queremos hacer, en eso estamos abocados”, manifestó.

Si bien el alcalde reconoció “que la autoridad ha colaborado”, expresó la necesidad de “que sea más enfática, más enérgica, más fuerte en las resoluciones finales”.

Adasme dijo que no buscan cerrar permanentemente la planta, ya que esta genera empleo en el sector, sino que se regule su funcionamiento. Lamentó, además, que pese a haber firmado acuerdos con Ibatao, las malas prácticas continúen.

Los vecinos, por su parte, están trabajando en organizar nuevas movilizaciones, las que según Silvia Rodríguez, serán más bulliciosas que la anterior.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.