Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 29 de mayo de 2024


Escritorio

Habitantes de Chiloé siguen movilizados por una atención de salud digna

La Asamblea Social de Ancud llamó a movilizaciones diarias hasta el viernes, cuando los alcaldes de las diez comunas de la isla se reúnan en Santiago con el ministro de Salud, Jaime Máñalich, para negociar soluciones a la crisis de los hospitales de Chiloé.

Helmuth Huerta

  Martes 4 de junio 2013 19:27 hrs. 
Quellón

Compartir en

“Han sacado personal médico de localidades más pequeñas como Quinchao, para enviarlos a Quellón”. Esta es una de las denuncias de la Asamblea Social de Ancud, que se mantiene movilizada durante esta semana, para exigir que el Gobierno resuelva la crisis de la salud en la Isla Grande de Chiloé, ubicada a 1.100 kilómetros al sur de Santiago. Para los asambleístas, la crisis de la salud es un problema de la red del servicio, porque no hay recursos para gestionar el funcionamiento de la atención. “Un ejemplo: el servicio de urgencia funciona sólo hasta las 13 horas. Después de eso, prohibido enfermarse o accidentarse”, dice uno de los voceros de la Asamblea, Juan Luis Mansilla, quien critica que la clase política de Santiago insista en época de campaña presidencial con el tema del proyecto de puente sobre el Canal de Chacao, mientras no se ha resuelto lo urgente.

En este sentido, el dirigente social de la isla de Chiloé explicó que “el puente ha sido utilizado mediáticamente cada año próximo a una elección. La primera proyección del puente es de la década del setenta con el Presidente Salvador Allende, pero después es una carpeta que siempre se toma para captar votos. El tema de mejorar el acceso a las rampas en el caso de Linao y Chacao donde teníamos problemas con las mareas. Se ejecutaron estas obras, llegaron las mareas más bajas y las más altas, una vez al mes, y no funcionaron nuevamente las rampas. El Gobierno proyecta un puente y ni siquiera es capaz de solucionar algo tan puntual, lo que exigimos que son las rampas en  ejecutarlas como corresponde”.

El Gobierno, a través del ministro de Salud, Jaime Máñalich, se reunirá este viernes a las 16:00 horas, en Santiago, con los alcaldes de las diez comunas de Chiloé. Es decir: Ancud, Castro, Chonchi, Curaco de Vélez, Dalcahue, Puqueldón, Queilén, Quellón, Quemchi y Quinchao.

Otro de los voceros de la Asamblea Social de Ancud, Juan Cabullanca, manifestó “desconfianza hacia la autoridad central” porque antes de las movilizaciones remitieron múltiples cartas formales al Gobierno, las cuales nunca tuvieron respuesta. Juan Cabullanca reiteró el llamado a movilización y solidaridad.

En esa perspectiva, el dirigente de la Asamblea Social de Ancud indicó que “reitero el llamado para acercarse a movilizarse en las afueras del ministerio de Salud y también un llamado a la solidaridad y el compañerismo por parte de toda la gente de nuestro país, es una lucha que hoy se emprende en Chiloé, pero comprendemos que es una lucha completa del país. Aquí las condiciones de salud son indignas para la mayoría y está siendo un privilegio para unos pocos y para que se termine tenemos que exigirlo en las calles movilizados”.

Por su parte, la alcaldesa de Ancud, Soledad Moreno, informó que este lunes se reunió con el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, quien le habría asegurado el despacho de recursos urgentes para enfrentar el problema de conectividad vial entre Chacao y Linao, y entre Ancud y otras comunidades rurales.

Por esto, la jefa comunal de Ancud detalló que “logramos de acuerdo a la situación que se nos va a generar por este tema, es una licitación directa y tal vez, eso disminuya un poco los plazos, pero creo que vale la pena que se haga el esfuerzo para que sea así, La verdad es que no tengo claridad cómo los municipios vamos a abordar la situación de nuestros amigos que están en mal estado. Ahora, sin intervención durante más de tres meses y en pleno invierno, es una situación muy dura. Yo espero que el subsecretario nos ayude para llevar esta situación que va a ser muy complicada”.

La Asamblea Social de Ancud está pidiendo que el ministro de Salud, Jaime Máñalich, regrese a Chiloé a negociar con la comunidad los petitorios asociados con el llamado “Plan Chiloé”. Aducen que el Gobierno “desviste a un santo para vestir otro”. O sea, está sacando recursos de una parte de Chiloé, para llevarlos a otro lugar de la misma isla grande, lo que no resuelve la crisis de la salud y la carencia de caminos y carreteras.

Síguenos en