Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Fin de “La Belleza Nueva”

Analistas apuntan a rol estatal de TVN y mayores espacios a producción cultural

Luego de la renuncia de Cristián Warnken a Televisión Nacional de Chile, retirando así su programa de entrevistas “La Belleza Nueva”, se retoma un debate respecto de los espacios que la estación estatal le entrega a contenidos culturales y/o científicos. Observadores apuntan a falencias legislativas y una ausencia del Estado, problemas que no soluciona el proyecto de TV Digital.

Juan San Cristóbal

  Sábado 8 de junio 2013 9:52 hrs. 
warnken





El docente y poeta Cristián Warnken renunciaba a través de una columna, publicada en El Mercurio, a Televisión Nacional de Chile, retirando de pantalla su programa “La Belleza Nueva”, que durante 14 años exhibió entrevistas a personalidades de la cultura y la ciencia.

El conductor y dueño del espacio denunció un “maltrato sostenido” de los ejecutivos del canal, quienes decidieron por adelantar su emisión de domingo en una hora, el cual sale al aire a las 9 de la mañana, al menos en la única emisión que resta de su última temporada.

El hecho generó una amplia defensa por los pocos espacios de cultura en Chile, y por producciones locales que no cuentan con difusión por parte de los canales de televisión.

En esta línea, Faride Zerán, Premio Nacional de Periodismo y docente de la Universidad de Chile, señaló que es necesaria una legislación donde el Estado otorgue un financiamiento y carácter público a la señal estatal.

“Creo que hay que modificar la ley. El Estado debe preocuparse de hacer una ley que dé cuenta de la televisión pública. Aspiro que el nuevo Congreso y los actores ciudadanos que surgen en distintos ámbitos, tengan en cuenta el rol de los medios y el Estado, y que se incentiven espacios de calidad, que esta petición de haga y se cumpla”, declaró.

Por su parte, María Olga Matte, conductora de “El Gran Teatro del Mundo” en radio Universidad de Chile, indicó que contenidos sobre cultura son responsabilidad de todos los medios de comunicación, pero más allá de un programa específico, entender este factor en todos los contenidos de una institución pública o privada.

En esta línea, apuntó que “de todos es responsabilidad, mucho más de un canal de todos, que debiera ser pluralista, deberían tenerlo más claro que el resto, pero es una tarea general. Todo lo que hacemos es cultura, se habla de una cosa densa, pero todo lo que hacemos es cultura, como todo lo que hacemos es política”.

La participación del Estado y las leyes de medios son un tema que ha golpeado a distintos gobiernos en los últimos meses. En Chile, el proyecto de TV Digital fue recientemente aprobado en el Senado, documento que para no especifica por la cantidad de señales destinadas a cultura y las condiciones de las empresas que pueden aspirar a su concesión, tal como indica Manuela Gumucio, directora del Observatorio de Medios, Fucatel: “Se reserva en esta ley espectro para un canal cultural y otro educativo. Pero pedimos que vaya a comisión mixta para especificar con qué condiciones se entrega ese espectro. Puede caer en manos de sectores ideológicos. Es necesario que sea neutro, que le dé espacio a todas las visiones presentes, entonces no puede ser usado comercialmente”.

Desde TVN la respuesta fue mínima, con declaraciones que justifican que el cambio “obedece a mejorar los rendimientos del tren programático”. Un incidente que se suma a las acusaciones de censura, realizadas por no emitir el documental “El diario de Agustín”.