Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Boletos de micros y buses se exponen en el metro

En el andén sur de la estación del metro Santa Lucía se está exponiendo la muestra “El boletismo ilustrado II”, que reúne una serie de boletos entregados en el transporte público desde el año 1875 al 2007.

Damaris Torres C.

  Viernes 14 de junio 2013 13:50 hrs. 
El boletismo ilustrado II


Desde boletos entregados en los carros tirados por caballos o “de sangre” aparecidos a fines del siglo XIX, hasta los que se usaban el año 2007 antes de la puesta en marcha del Transantiago se están presentando en la exposición “El boletismo ilustrado II”.

La muestra se encuentra en el andén sur de la estación del metro Santa Lucía y reúne 210 ejemplares pertenecientes a los coleccionistas Víctor Mandujano y Francisco Riquelme, quienes han pasado gran parte de su vida reuniendo y clasificando los boletos de buses y micros que marcan parte de nuestra historia republicana.

El periodista Víctor Mandujano dio cuenta de cómo éstos fueron variando a medida que pasaba el tiempo. “Muchos de los boletos de fines del siglo XIX contienen publicidad de marcas de camiones, de microbuses, de bencinas, de aceites, de bocinas o claxon, como se llamaban en esa época . Es interesante como a través de ese papelito tan insignificante haya comenzado a andar el tema publicitario y, progresivamente, como fueron cambiando en la medida que se fue modernizando el diseño en general”.

Boletismo Ilustrado II

Boletismo Ilustrado II

En la muestra hay distintas áreas, encontrándose “Los antiguos” de 1875-1970; “Las Bellas piezas y series”; los boletos de Regiones que se entregan desde Arica a Punta Arenas; “Los Escolares” de 1950 al 2012; los “No devuelva el boleto”; los hecho en la Casa de Moneda que tienen una impresión más acabada (1988-2003); los Gran Santiago (1990-2005); los Interprovinciales (desde 1990); los entregados en Los trenes (1926-2000), y el área “Llegó el Transantiago” (2005-2007), entre otras.

Una de las secciones más llamativas es la llamada “faltas de ortografía”, donde se encuentran boletos mal escritos para estudiantes. También exponen los que tenían en el reverso raspes o frases ganadoras para impedir la reventa o devolución. “Esto se hacía para que la gente se entusiasmara y no lo devolviera. Por ejemplo al rasparlo o al hacer el juego del gato que estaba atrás del ticket ya no podrías volver a usarlo o revenderlo. Lo mismo sucedía con los que contenían letras. Todas las personas los guardaban porque podían ganar premios o descuentos en tiendas, como La Polar, donde juntabas 20 boletos que contenían un objeto y te regalaban aquello”, cuenta el periodista de la Dibam.

Colección

Víctor Mandujano y Francisco Riquelme sostienen que  la muestra “El Boletismo Ilustrado II” busca dar a conocer la variedad de estas piezas, ya que nunca han sido catalogadas en Chile, pero esa es una labor que muy poca gente hace, dice Riquelme, de tan solo 25 años. Él comenzó a buscar desde muy pequeño con su abuelo y luego prosiguió cuando cursaba segundo de la enseñanza media.

El joven cuenta que su colección la encontró en los persas y en librerías antiguas, ya que muchos de estos ejemplares se usaban como marca páginas. “Como antiguamente los viajes eran más largos, la gente podía leer tranquilamente libros y usaba los boletos como marca páginas. Uno se va nutriendo de eso, va al persa y hay gente que se dedica al negocio, y bueno, de ahí uno investiga el tipo de transporte del que provienen y se entera de qué fecha es más o menos”

El boletismo ilustrado II

El boletismo ilustrado II

Mandujano explicó que desde desde niño coleccionaba estampillas y sellos de Chile. Sin embargo, su trabajo de recolección se acabó mientras estuvo en el exilio hasta el año 1985. De regreso al país comenzó a reunir fichas salarios del salitre y llegó a tener 250 de las 2500 existentes. “De esas que me faltaban cada una valía 50 o 60 mil pesos, entonces pensé que nunca iba a terminar de encontrarlas”, manifestó. Y agregó: “justo en ese momento alguien me dijo ¿por qué no juntas boletos?  los puedes encontrar botados en la calle, y así comencé con este gusto de la forma más metódica posible con el fin de separar el coleccionismo del juntismo, ésta última es solo acopio sin orden histórico”, explicó.

La primera vez que se exhibió “El boletismo Ilustrado” fue en el año 2009 con piezas originales. Actualmente se exponen réplicas ampliadas junto con fotografías de la época pertenecientes al Museo Histórico Nacional y Biblioteca Nacional.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.