Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 28 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ
Hugo Mery

El Gobierno no sabe gobernar

Hugo Mery | Martes 18 de junio 2013 9:51 hrs.


En “El Estado y la Revolución”, Lenin dice que la clase dominante se vale de un aparato represor para dirimir los conflictos en la sociedad. El actual gobierno chileno ha demostrado un especial apego a las fuerzas de carabineros, felicitándolas apenas asume por su desempeño en el Día del Joven Combatiente, promoviendo una ley Hinzpeter y, al fracasar ésta, insistiendo el 21 de mayo último con un proyecto más duro, para defenderlas de los ataques e insultos de manifestantes.

El maridaje con la policía llegó a su clímax con la justificación gubernamental de la irrupción de Carabineros en la Casa Central de la Universidad de Chile.

Ante la protesta generalizada, que encabezó el propio rector de la “U”, Víctor Pérez, el gobierno retrucó con una serie de videos y fotos, tomando partido –sin una investigación previa- con la aseveración de los mandos uniformados de recibir ataques desde el interior del edificio. Esto pese a que un fotógrafo captó la imagen de encapuchados lanzando objetos desde edificios colindantes y la calle Arturo Prat.

El “vejamen” a un patrimonio de la República del que habló el Rector Pérez, incluyó el feroz ataque a una persona que no pertenece a la Universidad. Claro, se trataba de un estudiante del liceo Manuel Barros Borgoño con pleno derecho a estar allí y que fue dejado inconsciente.

Con su cerrado respaldo a una de las partes, las autoridades demostraron gobernar mal. Pero al caer en una escalada de reacciones de los estudiantes, probó que en los últimos 4 años de gestión no han siquiera aprendido a gobernar. No sólo seguirán más tomas de establecimientos, protestas y marchas, sino que la gente ha multiplicado su rechazo a la represión. La confianza en Carabineros que en los últimos 4 años ha registrado la Encuesta Nacional de Opinión Pública de la Universidad Diego Portales, cayó a raíz de la toma de la “U” en 18 puntos , el nivel más bajo de los últimos 6 años.

Días antes, la nueva ministra de Educación, Carolina Schmidt, pasó de ser la mejor evaluada del gabinete, con un 71% de aprobación según Adimark, a la peor, con un 35%, testimoniando así el desprestigio del Gobierno.

Al contrario, se ha mantenido estable el apoyo ciudadano al movimiento estudiantil, no bajando, según todas las consultas de opinión, del 70%.

Pese a la presencia y los destrozos de los encapuchados en cada manifestación, se concita la simpatía por una causa que se siente noble, en la que los mayores –padres y apoderados- se ven directamente involucrados, al concurrir al sostén económico y material de un esfuerzo familiar para que los niños alcancen una vida mejor. Con las frustraciones que provocan una falta de educación de calidad y de un acceso igualitario, la represión no puede ser sino irritante en este escenario social.

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.