Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de octubre de 2019

Escritorio

Candidaturas fuera de pacto esperan baja participación en primarias

Los sectores “ajenos” a las primarias, ya sea porque encabezan otros proyectos que aspiran a las presidenciales de noviembre o porque llamaron a no votar, coincidieron en denunciar la poca relevancia programática de este proceso. Además, creen que una baja participación en las votaciones, lo que es de esperar, servirá como precedente para terminar con la actual institucionalidad política.

Héctor Areyuna

  Domingo 30 de junio 2013 10:22 hrs. 
elecciones

Mucho está en juego para los pactos Alianza y Nueva Mayoría en las primarias de este domingo, donde se definirán dos candidatos presidenciales entre los abanderados de la Concertación y el oficialismo.

Ambos conglomerados del denominado “duopolio político” deben definir estrategias e incluso se esperan sorpresas de darse ciertos resultados, pero distinta es la visión que hay desde el espectro político ajeno a estos grupos.

Este año ha surgido la iniciativa Marca Tu Voto, que apunta a establecer una Asamblea Constituyente para crear una nueva Constitución Política, mientras que más radical ha sido la postura de la llamada Huelga electoral.

En el caso de candidaturas alternativas que participarán directamente de la elección de noviembre próximo, la vocera programática del comando del Marco Enríquez-Ominami, candidato del Partido Progresista, Patricia Morales, aseguró que la falta de contenido en los debates y apariciones de los aspirantes que participan en las primarias, implicará una baja participación.

“La primaria no va a convocar a mucha gente, si tú te fijas nada más en la franja  lo que menos se discutió fue ideas, los debates también, sumamente rígidos. Yo lamento que hoy día se haya perdido la oportunidad de discutir realmente una visión país, que rol debiese cumplir el estado en garantizar derechos fundamentales como por ejemplo el sistema previsional, qué pasa con las concesiones de los hospitales, las isapres, las clínicas. Yo siento que esos fueron los temas que no se incorporaron al debate y que la gente sí quiere saber. Creo que acá se discutió de todo menos de los temas que le afectan a la gente y, por lo tanto, no me extrañaría que haya muy baja participación”, expresó.

Son otros seis candidatos los que van en la carrera a La Moneda ajenos a la elección primaria. Además de ME-O está Roxana Miranda (Igualdad), Alfredo Sfeir (PEV), Marcel Claude (PH), Gustavo Ruz (MAC) y los independientes Tomás Jocelyn-Holt y Franco Parisi.

Alfredo Sfeir dijo a Radio Universidad de Chile que “no creo que esté en juego ningún tema estratégico, no creo que esté en juego la mayor parte de los temas que le importan a la ciudadanía, que hemos planteado nosotros como partido alternativo”.

“Por lo tanto, esto es un paso que realmente no tiene la gran trascendencia que muchos le han dado. Pensamos que es importante como un acto cívico para aquellos que participan pero nosotros estamos enfocándonos en lo que viene, para continuar hasta noviembre”, agregó.

Patricia Morales y Alfredo Sfeir coincidieron en que el escenario podría verse modificado de haber una muy baja participación.

Sobre esto, Luis Mariano Rendón, convocante de la “Huelga Electoral”, dijo que esto sería una buena señal para que el “Estado Binominal” quede debilitado y se pueda derrocar la actual institucionalidad.

“No queda otro camino que levantar esta perspectiva, que es quitarles su base de sustentación y lograr que la abstención sea la mayor posible de manera de que el Estado binominal, que es en realidad lo que tenemos en Chile, quede debilitado y, con la embestida de los movimientos sociales, podamos echar abajo finalmente esta institucionalidad pinochetista que ya ha durado demasiado tiempo y que niega el principio básico de la democracia: que la mayoría mande”, explicó.

El llamado de las candidaturas alternativas y otros sectores a no participar de estas primarias responde, además de saber cuántos inscritos están “disponibles” para capturar eventuales votos, a un deseo de presión y de demostración del descontento generado por la clase política dominante.