Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Continúa la incertidumbre sobre nuevo Primer Ministro de Egipto

Tanto los simpatizantes como los detractores del derrocado presidente Mohamed Morsi salieron a las principales arterias del país. En el plano político, las negociaciones para nombrar a un nuevo primer ministro siguen empantanadas luego que el nombre de Mohamed El Baradei, líder de la oposición, fuera censurado por Al Nour.

RFI

  Domingo 7 de julio 2013 21:40 hrs. 
Egipto


Al grito de “vete” y con carteles en donde podía leerse “Egipto vivió una revolución, no un golpe”, los detractores del ex presidente egipcio Mohamed Morsi -derrocado por los militares el miércoles pasado- se tomaron este domingo varias arterias de las principales ciudades del país, pero sobre todo, siguieron apostados en la emblemática plaza Tahrir. Su intención era mostrar a sus adversarios, y también a la comunidad internacional, el apoyo popular a la maniobra que sacara del poder al primer presidente elegido democráticamente en Egipto.

En el otro campo, el de los seguidores del ex presidente Morsi, también hubo manifestaciones, sobre todo en El Cairo, donde se desplegaron en tres puntos neurálgicos.

Más allá de las demostraciones de apoyo, este domingo la atención se centró en la decisión de quién será el nuevo Primer Ministro de Egipto. La víspera se especuló con el nombre del líder opositor y premio Nobel de la Paz, Mohamed El Baradei, para dicho cargo. Pero la oposición de Al Nour, la segunda mayor fuerza política de Egipto y los únicos salafistas en el movimiento que se opone a Morsi, puso paños fríos a tal nominación.

Fuera El Baradei, el nombre que comenzó a tomar fuerza fue el de Ziad Bahha Eldin, un tecnocráta de centroizquierda, director de varios institutos económicos en Egipto. Fue la televisión pública la primera en hablar de esta posible nominación, precisando que será este lunes cuando se sepa definitivamente el nombre del nuevo Primer Ministro.

Ziad Bahha Eldin es abogado de formación, conoce bien el dossier económico -una de las claves en la caída de Morsi- e incluso es miembro del consejo de administración del Banco Central egipcio. Fue elegido como diputado en 2011, cuando se presentó por el distrito de Assiout, luego de haber entrado a la política con la caída de Hosni Mubarak.

Sin embargo, su nominación cayó al agua rápidamente, una vez más por la oposición de Al Nour, una obstrucción que anuncia tensas y largas conversaciones antes de llegar al nombre definitivo del que será unas de las piezas centrales del gobierno de transición egipcio.