Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 4 de octubre de 2022

Escritorio

Expertos dudan de impacto positivo de vacunación masiva contra la influenza

A una semana de la implementación de medidas sanitarias en la provincia de Iquique, epidemiólogos de la Universidad de Chile dudan del impacto positivo que pueda tener la vacunación masiva dispuesta por el Ministerio de Salud para enfrentar el brote del virus de la influenza que se registra en la región de Tarapacá. Ello en el contexto de la fiesta de La Tirana, que comenzó este miércoles.

Helmuth Huerta

  Jueves 11 de julio 2013 21:44 hrs. 
la tirana

Compartir en

Entre el 10 y el 22 de julio se realiza la fiesta religiosa de La Tirana, en Pozo Almonte, región de Tarapacá. En ese marco, se ha registrado un brote inhabitual del virus de la influenza, que provoca la gripe clásica. A consecuencia de eso, el Ministerio de Salud declaró alerta sanitaria, porque la festividad implica aglomeración humana, que es el ambiente más propicio para la multiplicación de los virus.

A casi una semana de anunciadas las medidas, el médico epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, José Manuel Manríquez, dice que la vacunación masiva dispuesta por el Gobierno tendrá un impacto incierto en Tarapacá, porque los anticuerpos que repelen el virus necesitan unos 15 días para comenzar a activarse. El experto reconoce sin embargo que la situación observada en el Norte de Chile es inusual, porque se trata de una zona de clima más cálido.

“Me parece una decisión, si bien no errada, un poco precipitada considerando que la vacunación tiene un periodo para realmente poder proteger la infección de unos 15 días, por lo tanto el que realmente vaya a evitar la propagación o el desarrollo de un brote es bastante difícil. No era muy predecible que realmente podía suceder esta situación en Chile, sin embargo, dado el aumento de casos, llamar a participar en una fiesta como la de La Tirana me parece un poco arriesgado”, afirmó.

Adicionalmente, ya son 36 las personas que este año se han contagiado con el virus W 135, 9 de las cuales han muerto. En las recientes horas se ha confirmado el contagio de 2 personas, una en Tarapacá y  otra Santiago. Pese a este panorama, la opinión experta es que se trata del ciclo normal de los distintos virus que afectan a la población, particularmente entre los meses de junio y julio, cuando se desarrolla la campaña de invierno (el auge se da durante los siguientes 20 días).

Miguel O’Ryan, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile e integrante del Consejo Asesor de Vacuna e Inmunización del Ministerio de Salud, aprueba el desempeño de la autoridad, que ha llamado a evitar las aglomeraciones y vacunarse, particularmente contra la influenza, que es el más importante y de mayor auge en esta época del año, seguido por el virus sincicial y el virus AH1N1, que proliferan en estos meses gracias al frío.

“Lo más importante para la transmisión de los virus es el contacto cercano de una persona a otra, ya sea a través de la contaminación con mocos respiratorios de la mano o por tos. Por esas razones, las infecciones virales tienden a aumentar en invierno. Un año puede ocurrir un par de semanas antes, otro año un par de semanas después, pero se conoce muy bien que el hecho de que haya un año particularmente agresivo se debe fundamentalmente a cuando aparece un virus nuevo, pero no por un cambio de nosotros como población”, explicó.

Según los epidemiólogos, la situación de Tarapacá figura como la excepción a la regla, puesto que los modelos de seguimiento de los distintos virus muestran un comportamiento dentro de los parámetros históricos.

Síguenos en