Diario y Radio U Chile

Año XII, 1 de junio de 2020

Escritorio MENÚ

Marta Isasi citada nuevamente a la Comisión de Ética de la Cámara

La Comisión de Ética de la Cámara Baja citará nuevamente, la próxima semana, a la diputada independiente pro Alianza, Marta Isasi, luego de una nueva denuncia que la relaciona con la Compañía Pesquera Camanchaca. La parlamentaria habría intervenido a favor de la empresa para que se adelantaran cuotas de pesca de jurel, una de las especies sobre-explotadas en el mar chileno.

Helmuth Huerta

  Martes 23 de julio 2013 20:46 hrs. 





El pasado 10 de junio el medio de comunicación digital Ciper Chile dio a conocer la denuncia de un asesor de la diputada independiente pro Alianza Marta Isasi, sobre el pago de 25 millones por parte de la empresa Corpesca, mayor productora de harina y aceite de pescado en Chile y propiedad del Grupo Angelini. Lo anterior, en el marco de la discusión sobre las cuotas de extracción de la Ley de Pesca, para lo cual la empresa habría entregado un borrador del material que la diputada debía exponer como propia. La denuncia de soborno y cohecho es indagada por la Fiscalía de Iquique.

Ahora, el periódico The Clinic publicó el contenido de un correo enviado 17 de marzo de 2010 por la Compañía Pesquera Camanchaca, en la cual le pide a Marta Isasi que use sus buenos oficios con la autoridad para que se adelante la cuota de jurel, ya que sólo le quedan poco más de 800 toneladas. Dos días después, la Subsecretaría de Pesca concede este adelanto a Camanchaca y también a Corpesca.

Al respecto, Marta Isasi explicó que siempre ha mantenido contactos con todas las personas porque es representante de la región de Tarapacá, pero negó haber  recibido dinero para votar en determinada manera. La parlamentaria agregó que la mayoría de sus proyectos de ley nacen de las reuniones que ha sostenido para ir en ayuda y en función a los problemas de su distrito.

El diputado de la Comisión de Ética, el demócrata cristiano Aldo Cornejo, anunció que Marta Isasi será nuevamente citada para conocer su versión, aunque aclaró que los instrumentos sancionatorios se limitan a una amonestación, censura y multa.

“Lamento mucho que una vez más se produzca un fenómeno de esta naturaleza, porque pagamos el pato todos. Ahora, ahí por ejemplo claro que hace falta una norma que derechamente sea imperativa, vale decir, que el parlamentario que tenga, de acuerdo a su declaración de intereses, interés en algún proyecto legislativo particular derechamente no pueda votar. Por ejemplo, de acuerdo a la legislación actual, a un parlamentario nadie lo puede privar del derecho a votar en la Sala y la posibilidad del derecho a inhabilitar, si quiere la ejerce o no”, expresó.

A su vez, Juan José Soto, gerente de la Fundación Ciudadano Inteligente (organización que estudia temas de transparencia), dijo que es necesario afinar las declaraciones de patrimonio e intereses de los parlamentarios.

“Si nosotros tuviéramos acceso a saber que ella fue financiada por la empresa Corpesca o por la empresa Camanchaca, a la vez nosotros podríamos exigirle que se abstuviera de hacer cualquier tipo de lobby”, explicó.

Finalmente, la Federación de Trabajadores Pesqueros, que agrupa a 600 personas, expresó a través de su presidente, Juan Montenegro, el convencimiento de que se trata de una práctica generalizada en el Congreso.

“A mí no me cabe la menor duda que no solamente esto está arraigado en el mundo pesquero, debe estar arraigado en el mundo de las farmacias, de los supermercados, de la agricultura, etc. Hay que recordar un tema: el diputado Jorge Ulloa ingresó con el gerente de Asipes y gerente de Zonapesca como asesores pesqueros de él a la comisión mixta, así que lo que ocurrió con la diputada Marta Isasi a mi no me cabe la menor duda que es la punta de la madeja”, aseguró.

Luego de la fusión con la Pesquera Bío Bío, la Compañía Pesquera Camanchaca, propiedad de José Fernández Valdés y los hermanos Ian, Klaus y Frank Stengel Meierdirks, tiene derecho de captura de 18,74% del jurel de extracción industrial; 19,19% de anchoveta;  19,16% de sardina común; 18,79% de sardina española; 12,42% de merluza de cola, y 29,55% de merluza común.