Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de junio de 2022

Escritorio

Sylvia Hurtado: “Desperdiciar talento no es beneficioso para el país ni las comunidades”

La experta en educación y diversidad de la Universidad de California, Sylvia Hurtado, analiza la crisis en la educación en Chile, destacando el rol de los movimientos sociales a nivel mundial: "han hecho un buen trabajo en mantenernos por el buen camino", afirma.

Oriana Miranda

  Domingo 11 de agosto 2013 9:43 hrs. 
1120_ucla1_630x380

Compartir en

SylviaHurtado_000La directora del Instituto de Investigación sobre Educación Superior de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), Sylvia Hurtado, visitó Chile entre el 5 y el 9 de agosto, invitada por la Universidad de Chile y auspiciada por la Embajada de los Estados Unidos.

En entrevista con nuestra emisora, la profesora y doctora en educación compartió sus experiencias sobre equidad y diversidad en la educación superior. 

Chile es un país muy segregado, lo que también se refleja en su educación. Existen colegios públicos para gente con menos recursos y privados para la gente rica, que están ubicados en puntos opuestos de las ciudades y tienen calidades muy distintas. Actualmente, esta segregación se traspasa a las universidades. ¿Qué se puede hacer para tratar de evitar que esto suceda?

Creo que lo que el sistema de educación superior puede hacer es dar oportunidades para más ciudadanos a lo largo de Chile. Esto sería muy importante para el futuro del país. Crear más igualdad y diversidad en las instituciones más selectivas es clave, los sistemas de ingreso a la universidad tienen que cambiar para que más estudiantes tengan la oportunidad de ser exitosos y así se incremente la economía y también aumente la democracia en el país. Crear más igualdad en los sistemas de educación traería beneficios a todo el país y las universidades juegan un rol muy importante en ese proceso.

Conocemos la experiencia de Brasil con las cuotas raciales y también de Estados Unidos con el sistema de ensayos y entrevistas como parte de las pruebas de ingreso a la Universidad. ¿Podría detallar experiencias internacionales que tengan el objetivo de aumentar la diversidad en el sistema universitario? 

El sistema de ingreso a las universidades en los Estados unidos utiliza criterios académicos y también considera los logros personales de los estudiantes. Los Campus quieren incrementar el potencial de liderazgo de los estudiantes para el futuro y buscan otros aspectos, además de lo académico, hasta las instituciones más selectivas siempre solicitan en los ensayos y en algunos casos hacen entrevistas. Se fijan en las actividades que los estudiantes hicieron en la escuela como indicadores de liderazgo y potencial de contribución al Campus y una vez que lo dejen. Eso es parte del proceso de selección. También consideramos el ranking como un factor importante en el éxito del estudiante, lo que ha funcionado muy bien porque motiva académicamente a los estudiantes. Ellos solo necesitan tener la oportunidad y el apoyo para poder entrar a la universidad, especialmente si provienen de colegios de bajos recursos. Creo que es importante considerar múltiples criterios, sobre todo porque no todos los estudiantes pueden pagar por un sistema de entrenamiento para entrar a la universidad y tienen que estudiar por sí solos, lo que hace que no puedan demostrar sus logros en el examen de ingreso.

Las escuelas en Chile funcionan con tres modalidades: colegios públicos, privados y particular subvencionados. Este tipo de sistema mixto, ¿funciona en otros países? ¿Cuáles son sus beneficios y debilidades? 

Creo que cuando existen desigualdades, un sistema público y otro privado, eso no es igualitario en términos de oportunidad de recursos. Esto es común en muchos países de Latinoamérica, pero la pregunta es ¿qué porcentaje de la población quieres que obtenga títulos universitarios? Mientras más alto sea ese porcentaje, más activa será la economía y más se fortalecerá la democracia. Estados Unidos también se enfrenta a crecientes brechas de desigualdad y hubo un emplazamiento nacional del Presidente a los diferentes Estados para que las instituciones de educación superior incrementen la producción de títulos profesionales en la población, para que más personas tengan un título universitario. Y la única forma de hacer eso es haciendo lo que ustedes aquí, aumentando el acceso de estudiantes exitosos, ayudándolos a triunfar en las escuelas para que completen su educación y puedan tener vidas más productivas. Ahora estamos en ese proceso y además trabajando activamente con las instituciones para crear programas en ese sentido.

Hablamos de las escuelas públicas y privadas, pero aquí también tenemos colegios privados que reciben dineros estatales. Este sistema es muy cuestionado por algunos sectores y defendido por otros, ya que permite el emprendimiento económico. ¿Cuál es su opinión al respecto?

Creo que debemos comprometernos con nuestras instituciones públicas, ya que las instituciones privadas tienen muchos más recursos, particularmente las católicas. En los Estados Unidos nosotros reconocemos esa distinción, por lo que típicamente no se proveen fondos para instituciones privadas, salvo en instancias cuando estas quieren construir escuelas especiales. Pero el dinero se destina en que la mayor parte de la población pueda acceder a una buena educación. Creo que el sistema privado tiene muchas fuentes de financiamiento, la pregunta es ¿cuánto quiere Chile invertir en su educación? Probablemente requiera de mucha inversión, porque tienes que aumentar la productividad y mejorar los programas. Creo que es necesario empezar a dar los primeros pasos para mejorar el sistema público.

Eso es precisamente por lo que los estudiantes están luchando, mediante protestas y paros desde hace dos años. Sé que se reunió con representantes del movimiento estudiantil, ¿pudieron comentarle la importancia de esta movilización en Chile? 

Diría que la mayoría de los cambios en los Estados Unidos, a nivel de las instituciones, vienen desde el movimiento de los estudiantes. Es importante en todos los países, en todas las áreas, en todos los periodos. Ha sido muy importante para mejorar las instituciones porque los estudiantes son quienes les solicitan ser más sensibles con la sociedad. Y cuando no lo son, tenemos las protestas. Entonces, creo que juegan un rol muy importante en ayudar a las instituciones a ser más responsables y mejorar la sociedad. Así que creo que han hecho un buen trabajo en mantenernos por el buen camino.

¿Qué rol cumplen en los cambios que la educación necesita los movimientos sociales, como el movimiento estudiantil en Chile?

Creo que es muy importante, la educación es un derecho, no todos lo creen así pero lo es, porque es esencial para el futuro. Creo que el hecho de que los estudiantes estén luchando por su derecho a la educación es muy, muy importante. Es un camino para el éxito y un talento en crecimiento en muchas áreas que ni siquiera hemos considerado. Creo que hay prejuicios, en todas partes, sobre bajos recursos, ciertas escuelas y etnias, pero hay talento en todas partes y desperdiciar talento no está en el mejor interés del país ni de las comunidades. Así que tenemos que estar abiertos a encontrar el talento dondequiera que exista y creo que es bueno que los estudiantes estén luchando por esos derechos.

Si entendemos la educación como un derecho, ¿esta debe ser gratuita, para todos?

Si, creo que  desafortunadamente estamos muy lejos de ese camino. En California la educación universitaria era gratuita y el Estado pagaba por ella. Con el tiempo, los fondos del estado para la educación han disminuido, lo que ha creado un aumento en el precio de las matrículas. Estamos muy lejos de ese modelo inicial, pro empezamos teniéndolo… En nuestro caso, dudo que se pueda volver atrás, porque los Estados tienen que pagar por otras áreas donde no hay recursos, otros servicios públicos, prisiones, salud. Así que las instituciones estatales de educación superior han tenido que sacar recursos de otros lugares. Creo que por eso es que nos hemos movido tan lejos de ese modelo. Sé que en otros lugares del mundo se está haciendo lo mismo, en todas partes se está comenzando a invertir menos en educación superior. Eso está pasando alrededor de todo el mundo en este minuto.

Síguenos en