Diario y Radio U Chile

Año XII, 13 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Poblaciones en alerta por amenazas de represión este 11 de septiembre

Un extenso contingente policial recorrerá las calles de Santiago en la jornada del 11 de septiembre, lo que ha despertado fuertes críticas de parte de los dirigentes de las poblaciones afectadas, quienes están temerosos ante la posible represión ejercida por el Estado. A su juicio, las protestas sociales, como las que seguramente se vivirán en este aniversario número 40 del golpe de Estado, no cesarán hasta que exista verdad y justicia.

Oriana Miranda

  Martes 10 de septiembre 2013 20:08 hrs. 





Ocho mil policías, entre Fuerzas Especiales de Carabineros y el GOPE, acompañados por personal de la escuela de Suboficiales y la Academia de Ciencias Policiales, vigilarán las calles de Santiago durante la jornada del 11 de septiembre, cuando se conmemoran 40 años del Golpe de Estado.

Esta decisión fue tomada por el ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien aseguró temer una noche como la del llamado “Día del Joven combatiente” y advirtió de una “evidente” mayor articulación de “organizaciones tipo MIR, Lautaro o Frente Patriótico Manuel Rodríguez”.

Dirigentes sociales de poblaciones emblemáticas de la capital repudian el violento accionar policial que viene desarrollándose desde ya varias semanas y manifiestan su temor de lo que pueda suceder en la víspera del 11 de septiembre.

En Lo Hermida, por ejemplo, denuncian un verdadero Estado de Sitio de parte de Carabineros, con hostigamiento policial contra los vecinos, controles de identidad, patrullaje y sobrevuelo de helicópteros con alumbramiento de las casas.

Así también, dirigentes sociales de la población estarían siendo perseguidos y amenazados por la policía.

Ante tal clima de represión, la coordinadora de la red de organizaciones de Lo Hermida, María Soledad Mella, llama al Estado a hacerse responsable de los posibles actos de violencia que se ejerzan contra la población durante el aniversario del golpe.

“Nosotros no vamos a dejar que haya más Manuel Gutiérrez en nuestra población, si aquí en Lo Hermida cae un joven, nosotros vamos a salir a la calle con todo. Y digo con todo porque ya estamos cansados de que se nos criminalice, que se nos acuse de terroristas, que se empañe nuestra imagen porque usamos capucha. Honestamente, aquí los únicos terroristas, los únicos que atentan contra los derechos humanos es el Estado chileno y son los carabineros el día 11 de septiembre y todas las veces que se hacen actividades culturales en nuestra población”, afirma.

La dirigenta señala que esta estigmatización de la población Lo Hermida por parte del Estado empaña actividades culturales que se realizan durante todo el año. “Y este 11 de septiembre, como todos los años, pretendemos hacer nuestra romería o nuestra velatón. La idea es que toda la gente de la población salga con una vela y la prendan a la entrada de sus pasajes, para demostrar el descontento social que hay en torno al tema represivo y también la falta de justicia, porque por más que traten de olvidar lo que pasó el 73, aquí no se ha hecho justicia”, manifiesta.

En ese sentido, Inés Encina, dirigenta del comité de pobladores y allegados de Villa Francia, advierte que la fuerte presencia policial y la represión que viene sucediendo hace semanas hacia los vecinos de la población perjudica las actividades culturales organizadas en conmemoración de las víctimas del golpe militar.

“Creo que cada organización está cuidando qué es lo que va a hacer. Con tanto policía adentro, no podemos estar divulgando a todo el mundo si se va a hacer una marcha o no. Entonces, es difícil para todas las organizaciones que trabajan dentro de Villa Francia saber qué vamos a hacer, cómo nos vamos a comunicar. Sé que hay una marcha dentro de la población, no está definida aún la hora pero va a ser durante el día para que no se sume el lumpen y tampoco haya preocupación por parte de los vecinos”, expresa.

Ambas dirigentas coinciden en que, mientras se perpetúe la impunidad de los asesinos y sus cómplices, es difícil que cesen las protestas populares exigiendo justicia y verdad.