Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 16 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Educación y Vivienda generan primeras discrepancias en discusión del Presupuesto 2014

La partida del ministerio de Educación es la que está mostrando sus primeros avances, pero además discrepancias, en la discusión del Presupuesto 2014. En otros temas como Vivienda, las subcomisiones también solicitan informes adicionales a las exposiciones del Ejecutivo, para evaluar las cifras que no generan consenso.

Héctor Areyuna

  Martes 8 de octubre 2013 20:29 hrs. 
153903266_fde8ceae6a_o


La Cuarta Subcomisión Especial Mixta de Presupuesto revisa la propuesta del Gobierno para Educación, que considera un 21% del erario total y un incremento del 3% de la partida respecto del año pasado. En total casi 13 mil millones de dólares.

La instancia ya aprobó los recursos destinados al Consejo Nacional de Educación,  además del ítem destinado al Consejo de Rectores de la Universidades Chilenas (CRUCH)  y si bien se aprobó el ítem destinado al capítulo de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, los parlamentarios, solicitaron una serie de informes detallados sobre dicho organismo.

El presupuesto 2014 aumenta en $8.106 millones los aportes basales del Fisco para las universidades del CRUCH destinados al Desarrollo de las Humanidades, las Artes y las Ciencias Sociales, “cumpliendo de esta forma con los compromisos que habíamos asumido en esta materia”, según el mensaje presidencial.

En el caso de CONICYT, se incrementa en $10.440 millones los recursos para las distintas iniciativas.

El enfoque del Gobierno es la educación preescolar, donde se aumenta un 7% respecto del 2013 (más de 57 mil millones de pesos en cobertura), lo que se suma a los 15 mil millones para aumentar la subvención regular de pre-kínder y kínder y el incremento de un 10% de los recursos de la JUNAEB destinados a alimentación.

En el nivel escolar, se incrementan los recursos en subvenciones para educación básica y media en $141.319 millones, lo que representa un aumento de 4% respecto de 2013, mientras que para educación superior, se considera $31.151 millones los recursos para becas y $9.357 millones para el Aporte Fiscal Directo.

Según el diputado de la UDI, Carlos Recondo, el erario considera los recursos suficientes para el financiamiento de los compromisos del Gobierno, en esta y otras materias.

“Nunca es bueno gastar más de lo que uno tiene o gastar más de lo que le ingresa, porque eso a la larga nos genera problemas. Y eso es lo que se está haciendo. Con los gastos que están contemplados en este presupuesto se permite cumplir con todos los compromisos que incluso están sellados por ley y que obviamente el gobierno tiene la obligación de disponer de los recursos para cumplir con las layes que se han aprobado y que significan gastos importantes, como son las reformas a la educación, que se van a mantener, como son las propias platas para el Transantiago, por ejemplo, que estamos obligados a mantener como subsidio durante los próximos nueve años”, evidenció.

Sin embargo, la propuesta para el Mineduc que dirige Carolina Schmidt, genera varios cuestionamientos y discrepancias, motivo por el cual la Coordinadora de Estudiantes Secundarios (CONES) solicitó al ministerio de Hacienda incluir la demanda social de reforma educacional.

El vocero de la agrupación, Moisés Paredes, dijo que la partida del ramo sólo profundiza el financiamiento a becas, o por asistencia; es austero, con candados y trabas, al no considerar recursos para la discusión de una gran Reforma.

“Refleja esa intención de poner candados y trabas a una reforma que se pretende de parte del sector de Sebastián Piñera que no se realice, que no se avance en educación gratuita, que no se avance en un financiamiento a la desmunicipalización y menos en aportes basales a la educación pública. Y por otra parte, precisamente ahora en octubre noviembre es cuando se comienza a saber cuáles son los municipios que van a cerrar colegios por falta de financiamiento y yo creo que en este presupuesto se debería ampliar lo que de una u otra forma se hizo el año pasado, con la creación de este fondo de revitalización para la educación pública”, afirmó.

El diputado Carlos Montes coincidió en esto, asegurando que la propuesta genera rigideces para el próximo Gobierno. Asegura también que el crecimiento expuesto por el Ejecutivo, al depurar cifra por cifra, está inflado.

Subsidios no consideran disponibilidad de vivienda

En cuanto a Vivienda, otro de los temas tratados por la Cuarta Subcomisión, Montes cree que las cifras entregadas por la autoridad, sobre subsidios habitacionales presentan contradicciones que deben ser estudiadas por un panel de expertos, que ya fue convocado por el ministerio de Hacienda.

“No tenemos el mismo criterio respecto a las cifras y es por eso que se solicitó que Hacienda buscara un panel de expertos externos que las evaluaran, porque los antecedentes de gobierno son que está todo bien, pero nosotros decimos que aquí se han entregado 48 mil subsidios que no tiene cómo traducirse en soluciones habitacionales porque en el mercado no hay viviendas para esos subsidios, dado el monto que tienen. Aquí las cosas no están tan bien como el ministro dice”, declaró.

En la materia, se incrementan en 12,2% los recursos para el Sistema Integrado de Subsidio Habitacional orientado a grupos emergentes y medios, superando los 217 mil millones de pesos, a lo que se suma un programa de Subsidio al Arriendo que contempla recursos por $3.559 millones.

Para Patricio Herman, esto sólo configura una señal del Gobierno para el impulso a la industria inmobiliaria.

“Esta es una señal al mercado para que sigan construyendo. Hay plata, el gobierno le dice a los muchachos de las constructoras que se pongan las pilas, contraten gente y construyan edificios o casas, porque aquí hay un subsidio. Ese es el mensaje subliminal que hay. Yo lo único que sé es que si el gobierno está haciendo esto lo está haciendo con su qué, nomás. Ahora, los subsidios siempre deben entregarse a los más pobres, a los más vulnerables”, recalcó.

Este martes también se revisaron en la misma instancia especial mixta las asignaciones parlamentarias del Senado, que en el proyecto del Gobierno consideran un alza de un 2,4%, en diferencia a lo propuesto para la Cámara Baja que no registra modificaciones.

El ítem considera un aumento 701 millones de pesos. 30 mil millones serán para los gastos de los miembros de la Cámara Alta, que deben justificarse en el pago de sedes parlamentarias y otros gastos. Se estudió además la denominada dieta destinada a los ex Presidentes de la República.

En relación a la partida 21, correspondiente al ministerio de Desarrollo Social, la Primera subcomisión revisó la ejecución presupuestaria del último trimestre de 2012 y primer trimestre de 2013, el control de compromisos; el plan de trabajo y los programas, resultados y evaluaciones, de la repartición.

Mientras, la segunda mixta especial hizo lo mismo para la Contraloría General de la República y el ministerio de Defensa.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.