Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de julio de 2020

Escritorio MENÚ

Ranking de notas: Colegios analizan querella y expertos subrayan falencias del modelo

Distintas reacciones han surgido ante la implementación del ranking de notas en el sistema de admisión a la educación superior. Al margen del llamado “factor javierano”, de sumar notas a los alumnos mejor calificados, se suma una respuesta judicial desde los liceos emblemáticos. Por su parte, estudiantes y analistas destacan que la medida evidencia las falencias del modelo.

Juan San Cristóbal

  Miércoles 16 de octubre 2013 20:03 hrs. 





Se esperaba que este miércoles, el Rector del Instituto Nacional, Fernando Pérez, presentara un recurso de protección ante la justicia por el ranking de notas, medida que tomó el Consejo de Rectores para reforzar el sistema de admisión a las universidades para el próximo año.

No obstante, el directivo declaró que “esta lucha no la daremos solos”, y postergó el trámite en dos días, a la espera de sumar otros liceos emblemáticos. El Liceo de Aplicación y el Liceo Nacional de Maipú se plegaron al texto, y otros cinco planteles emblemáticos estudian su decisión. En paralelo, ya el Liceo 1 anunció que sumara un 7.0 en las notas de alumnas que cumplan con requisitos para subir su promedio.

Fernando Pérez declaró que la medida desfavorece a establecimientos más exigentes, y argumenta la querella en “discriminación a un segmento de alumnos que rendirán la PSU, al cambiar las reglas dos meses antes de la rendición”. A su juicio, el esquema favorece “inflar las notas” y perjudica la estabilidad de los estudiantes.

“Es como ‘hecha la ley y hecha la trampa’. A partir de una medida inadecuada como lo fue subir porcentajes, todos pueden inventar sistemas para vulnerar la propuesta y que las notas sean el predictor de éxito del alumno en la universidad. ¿Si un alumno de 5,5 sube a 6,1 se comportará como 6,1 en educación superior? Hay alumnos sin capacidad de mantenerse, no terminan, desertan o terminan en ocho años una carrera de cinco. Y finalmente, demuestra que no es el mejor sistema de ingreso a la universidad”, declaró Fernando Pérez.

Desde los estudiantes, la vocera de la Asamblea de Estudiantes Secundarios, Isabel Salgado, declara que el ranking evidencia los problemas que hoy exhiben la educación pública y el sistema de admisión: “El problema de raíz de la medida es que la educación sigue igual, con liceos emblemáticos y liceos de periferia. No todos reciben la misma educación, bajo la lógica neoliberal busca equidad, pero se sigue fomentando la individualidad y competitividad. Para algunos hay educación buena y para otros sigue siendo precaria”.

En los analistas hay discrepancia respecto a la inmediata implementación, a escasos dos meses de la prueba. Sebastián Donoso, director del Instituto de Investigación y Desarrollo Educacional, señala que subir las notas es una práctica conocida, y tendrá un impacto negativo.

“Eso siempre ha existido y sabemos que siempre ha ocurrido. Hay colegios que ponen calificaciones muy blandas, y aparecen con notas altas y resultados bajos. Eso se llama saturar la variable, y se pierde capacidad predictiva y poder de selección. En este análisis, esta variable tienen un efecto marginal, no determinante”.

Ernesto Treviño, director del Centro de Políticas Comparadas en Educación de la U. Diego Portales, sostiene que la medida requiere mayor supervisión y monitoreo, al ser la PSU un sistema inequitativo para ingresar a la educación superior: “Vamos a tener que revisar cada cierto tiempo, porque tenemos un sistema escolar segregado e inequitativo. La PSU otorga acceso sólo en función de la capacidad socioeconómica de los estudiantes”.

Ante esta situación, el ministerio de Educación solicitó una reunión de carácter urgente, para analizar, junto a los rectores y los directores de establecimientos, una solución efectiva y sin respuesta por el ranking de notas en el sistema de admisión.