Diario y Radio U Chile

Año XIII, 20 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Asamblea Constituyente: Una prueba para el primer gabinete de Michelle Bachelet

Cinco de los 23 ministros que conformarán el próximo gobierno han manifestado su respaldo al mecanismo para establecer una nueva Constitución. Algunos sectores consideran que es una señal positiva, pero otros plantean que existen “pocas esperanzas”.

Rodrigo Alarcón L.

  Domingo 26 de enero 2014 15:18 hrs. 
1888498


Michelle Bachelet nunca se ha pronunciado a favor de establecer una Asamblea Constituyente, pero sí lo hicieron algunas de las personas que conformarán su  primer gabinete: cinco de los 23 próximos ministros manifestaron su respaldo al mecanismo para establecer una nueva Constitución, una de las principales propuestas que contiene el programa de la presidenta electa.

José Antonio Gómez, próximo ministro de Justicia, insistió en la Asamblea Constituyente durante su campaña para las primarias presidenciales y podría tener incidencia en el tema desde su futuro cargo. Algo similar ocurrirá con Ximena Rincón, quien desde marzo asumirá en el ministerio Secretaría General de la Presidencia. Antes de la primera vuelta, la actual senadora DC adhirió a una declaración de la campaña Marca Tu Voto, la que consideró legítima cuando otros miembros de su partido la cuestionaron.

También manifestaron su apoyo la ex concejal comunista Claudia Pascual, quien asumirá en Sernam; el representante de Izquierda Ciudadana Víctor Osorio, quien será ministro de Bienes Nacionales; y Claudia Barattini, quien llegará al Consejo de la Cultura y las Artes e incluso participó de Marca Tu Voto.

Para la ex vocera de esa campaña, Javiera Parada, la presencia de esos cinco ministros es una positiva señal: “No se ha zanjado ni se ha dicho cuál será el mecanismo para hacer la nueva Constitución, la puerta nunca ha estado cerrada para la Asamblea Constituyente. La nueva Constitución sí está en el programa de la nueva presidenta, por lo tanto, es una muy buena señal para quienes formamos parte de este proceso constituyente que hayan cinco ministros -y en los puestos en que están- que sean partidarios de que la nueva Constitución sea hecha de manera participativa, democrática e institucional, como es una convención constituyente”, dijo.

En tanto, el cientista político Miguel Ángel López, académico de la Universidad de Chile, consideró que el rol que podrían jugar esos ministros no es tan relevante como la presión que podría ejercer la ciudadanía en favor de una Asamblea Constituyente: “Todo va a depender del apoyo que tenga la Asamblea Constituyente en la población y el rol que puedan jugar los partidos políticos, conversando con la presidenta para que lleve a cabo el proceso. Creo que lo de la Asamblea Constituyente no está muerto por ahora, pero el primer año de gobierno va a ser fundamental para ver si se lleva adelante el proceso. Gran parte se va a ver en cuánto apoyo haya en la población y el rol que tengan todos los actores políticos, tratando de convencer a la presidenta de que es una buena idea para el país”, afirmó.

Una visión distinta planteó el historiador Sergio Grez, una de las 161 personas de distintos ámbitos que el año pasado firmaron un manifiesto por la Asamblea Constituyente.

El académico dijo tener “pocas esperanzas” en el próximo gobierno y sostuvo que los sectores hegemónicos de la Nueva Mayoría son contrarios a la iniciativa. Además, advirtió que, “como suele ocurrir en la historia, los díscolos o contestatarios de una coalición suelen limar su carácter contestatario y reducirlo una vez que se producen los repartos, en particular, los de cargos ministeriales. De insatisfechos pasan a ser satisfechos y en aras de la gobernabilidad y el ‘realismo político’, terminan transando sus principios, convicciones y declaraciones de fe democrática, para conservar los puestos o equilibrios políticos”.