Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 25 de mayo de 2022

Escritorio

Gobierno insiste en urgencia para aprobar proyecto de AVP

Dentro de la última semana legislativa, antes del cambio de Gobierno y de la renovación de parte de los integrantes del Congreso, el Ejecutivo busca convertir en ley el Acuerdo de Vida en Pareja, lo que se suma a nuevas indicaciones propuestas por organizaciones para perfeccionar el proyecto.

Tania González

  Miércoles 5 de marzo 2014 12:51 hrs. 
acuerdo vida en pareja iguales

En el marco de un urgente llamado de la ministra Secretaria General de Gobierno, Cecilia Pérez, para la discusión en el Congreso del proyecto de ley de Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), este martes se discutió la iniciativa en la comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado.

El senador UDI Hernán Larraín, integrante de esta instancia, afirmó que se trata de un tema complejo, puesto que rompe la estructura de relación de padres e hijos que existe en el país. En consecuencia, el legislador advirtió que hay que definir el alcance del compromiso para luego ver las consecuencias que tiene, como por ejemplo, la adopción de hijos.

Según Larraín, “hoy día las personas del mismo sexo no tienen un ámbito jurídico para resolver sus relaciones y las consecuencias que se derivan de ellas. Por lo tanto, me parece que es válido tener ese Acuerdo de Vida en Pareja. Pero las personas de distinto sexo tienen al matrimonio y creo que confundir las cosas es un error”.

Al mismo tiempo que se dialogaba en el Congreso, distintas organizaciones presentaron los argumentos y las indicaciones para la modificación del proyecto. Una de ellas fue la Fundación Iguales, que expuso un documento con el fin de informar de ciertos puntos relevantes a los senadores.

Luis Larraín, presidente de la Fundación Iguales, apuntó especialmente a que el proyecto debe estar dirigido tanto a parejas del mismo sexo como a parejas heterosexuales. A su juicio, sólo así no se violaría el principio de igualdad dejando al AVP relegado a una condición de institución de segunda categoría.

“Es un proyecto que está mucho más robusto del que entró en el año 2011 al Congreso, porque se ha destacado el carácter familiar del proyecto. Inicialmente iba más bien en la línea de lo patrimonial y mercantil, pero a través de una serie de indicaciones, como la creación del estado civil, la ampliación de la comunidad de bienes a bienes muebles y bienes inmuebles, como también la competencia de los tribunales de familia, se le ha dado un carácter de una regulación mucho más familiar”, explicó Larraín.

Entre las observaciones entregadas por la organización se encuentran la de eliminar la posibilidad de celebración del AVP en una notaría y que sea sólo en el Registro Civil, que se reconozca la existencia de parentesco por afinidad para evitar que se contraigan posteriores AVP con familiares de la pareja, y que las uniones celebradas en el extranjero sean reconocidas por el derecho chileno.

Respecto de las conversaciones con el próximo gobierno, las organizaciones ya se contactaron con el futuro senador Felipe Harboe, que presidirá la comisión de Constitución del Senado.