Diario y Radio U Chile

Año XII, 4 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Informe de la Cámara confirma irregularidades de proyecto HidroAysén

El presidente actual de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Hugo Gutiérrez, entregó al ministro de Medio Ambiente y presidente del Comité de Ministros, Pablo Badenier, el informe en el cual la corporación estableció diversas ilegalidades en la tramitación y aprobación del polémico proyecto HidroAysén. En tanto, y pese a los dichos de la Mandataria, la empresa señala que su camino es “difícil pero viable”.

Paula Correa

  Viernes 4 de abril 2014 16:44 hrs. 





Bajo un nuevo gobierno, la Cámara de Diputados se reunió con las nuevas autoridades para entregar el informe que se elaboró por cerca de un año, reuniendo testimonios de funcionarios públicos, dirigentes sociales y expertos, y donde se concluyó que tanto la tramitación como la aprobación de las seis centrales de paso que se buscan levantar en la Patagonia contó con irregularidades e ilegalidades.

Recordemos que tanto la Presidenta Michelle Bachelet, como el ministro de Energía, Máximo Pacheco, ya se han encargado de indicar que, en las condiciones actuales, el proyecto de Endesa y Colbún, “es inviable”. Sin embargo, El Diario Financiero consignó que el gerente general de Endesa Chile, Joaquín Galindo, sostuvo que el polémico proyecto HidroAysén es “difícil, pero viable”.

Ante esto reaccionó el diputado PPD, Enrique Accorsi, entonces uno de los integrantes de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Baja, encargada de elaborar el informe.

“Yo creo que la Presidenta dejó bien clara la postura y dijo que ese proyecto no iba a ir durante su gobierno, creo que la señal es muy clara. En la comisión investigadora que se hizo un buen proyecto la inconsecuencia que hay es tremenda y los daños al Medio Ambiente son mucho más también. Las mega centrales hidroeléctricas están bien discutidas, porque nosotros somos partidarios de las centrales de pasada”, afirmó Accorsi.

Pero no sólo eso,  Galindo no descartó la idea de impulsar otras fuentes de energía como el carbón para generar electricidad. Además coincidió con otros actores de la industria al indicar que una de las consecuencias del encarecimiento de la energía eléctrica es la pérdida de competitividad del país en relación con las economías vecinas.

En ese sentido, el presidente de la ONG de Ecosistemas y Coordinador Internacional del Consejo de Defensa de la Patagonia, Juan Pablo Orrego, sostuvo que Endesa seguirá insistiendo con la iniciativa en la medida en que las condiciones para su inversión sean tan favorables en nuestro país.

“Tenemos muy claro que mientras Endesa tenga en sus manos esos enormes derechos de agua en los ríos australes, particularmente en este caso, los ríos Baker y Pascua, y mientras el país siga teniendo estas legislaciones, normas y regulaciones que permiten que al final todas las externalidades de proyectos como HidroAysén sean gratuitas en la práctica, la empresa va a seguir tratando de construir ese proyecto, va a seguir tratando de viabilizar el proyecto”, detalló Orrego.

Los empresarios reunidos en el foro denominado “El shock eléctrico que el país necesita”, organizado por la Sociedad de Fomento Fabril (SOFOFA), refutaron el impuesto de emisiones fijas que considera la Reforma Tributaria propuesta por la actual administración. Sobre esto se refirió la Directora Ejecutiva de la Fundación Terram, Flavia Liberona, quien ha estado siguiendo de cerca la propuesta.

“Nos parece positivo que el Gobierno trate de establecer algunas medidas de lo que hemos llamado para equiparar la cancha. Hoy las fuentes fijas, fundamentalmente termoeléctricas, pero también fundiciones y otras emiten una cantidad de contaminantes que afectan a la población local, y que las afectan no sólo en términos de sus actividades productivas locales, sino también en términos de la salud”, explicó la ambientalista.

La especialista indicó que aún hay reparo sobre los costos a cobrar y añadió que existe la necesidad de flexibilizar el impuesto, grabando más los emprendimientos que se realicen en las llamadas “zonas de sacrificio”.  Pero esta medida debe ser aún sometida a discusión parlamentaria, con lo que podría ingresar el lobby empresarial.

En cuanto al proyecto HidroAysén los ecologistas recordaron que la tramitación ha sido sumamente engorrosa y que, hace poco, el Comité de Ministros decidió invalidar la decisión que tomó el organismo bajo la anterior administración, por lo que ahora deberá fallar nuevamente en un plazo de 60 días.