Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Quilapayún: Del escalofrío al festejo

En el Teatro Nescafé de las Artes, el grupo presentó el primero de dos conciertos basados en la "Cantata Santa María de Iquique", que acaba de ser reeditada luego del hallazgo de una copia original de la grabación.

Rodrigo Alarcón

  Jueves 8 de mayo 2014 10:46 hrs. 
aaa

El primero de los conciertos que Quilapayún ofrece esta semana en el Teatro Nescafé de las Artes terminó como han terminado incontables presentaciones del grupo desde hace décadas: con el público de pie y cantando “El pueblo unido jamás será vencido”. Nada de singular.

Lo especial había ocurrido antes, cuando Eduardo y Fernando Carrasco, Carlos Quezada, Rubén Escudero, Guillermo García, Ismael Oddó y los dos Ricardo Venegas -acompañados por la chelista Ángela Acuña- se asomaron a una sala con localidades agotadas para interpretar acaso su obra cumbre: la Cantata Popular Santa María de Iquique, escrita por Luis Advis y recién reeditada gracias al hallazgo de una cinta original. Fueron casi 40 minutos que incluyeron grabaciones con los relatos de Héctor Duvauchelle, cuya voz sobrecogedora llenaba el lugar mientras el escenario quedaba en penumbras o completamente oscuro. Y fueron conmovedores. Luego de un comienzo dubitativo, el grupo se afirmó mientras desarrollaba el relato y llegó al clímax de la obra con armonías diáfanas y robustas.

Luego de un intermedio y con las piezas mejor ensambladas, Quilapayún se hizo cargo de las décadas y de algunos de los nombres que han acompañado su recorrido. Junto al percusionista Danilo Donoso (Inti-Illimani Histórico) pasaron de un clásico como “Carabina 30-30” (1969) a una sabrosa “Juana la cubana” (2009); de una picaresca e inédita “La Ena” a registros del exilio como “Mi patria” (1976) y “Memento” (1980); de Gustavo Becerra, Federico García Lorca, Fernando Alegría y Víctor Jara a Álvaro Henríquez. “De nosotros no ha hablado mal, así que podemos tocarla”, bromeó Eduardo Carrasco al presentar “Pájaros de fuego” y esa es otra cualidad que la banda no ha perdido en años: un humor que transita entre la ironía, la burla de sí misma, el absurdo y la actualidad. “Va a jugar en una silla/Se complica nuestra opción en el Mundial”, cantaron en una versión contingente de “La batea”, tan preocupados de la rodilla de Arturo Vidal como de la reforma tributaria que “la derecha no quiere pagar”.

A esa altura ya era una fiesta con palmas, bailes y sonrisas sobre el escenario, el reverso de una trance estremecedor como la Cantata. Ahí hubo lágrimas entre algunos asistentes y una ovación cerrada apenas terminó la “Canción final”. Ese fue el primer golpe y fue el decisivo.

Quilapayún
Teatro Nescafé de las Artes
Miércoles 7 de mayo de 2014

Cantata Popular Santa María de Iquique

1. Pregón: Señoras y señores
2. Preludio instrumental
3. Relato
4. Canción: El sol en desierto grande
5. Interludio instrumental
6. Relato
7. Canción: Vamos mujer
8. Interludio instrumental
9. Relato
10. Interludio cantado (Se han unido con nosotros)
11. Relato
12. Canción: Soy obrero pampino
13. Interludio instrumental
14. Relato
15. Canción de letanía: Murieron tres mil seiscientos)
16. Canción: A los hombres de la pampa
17. Pregón: Señoras y señores
18. Canción final

Segunda parte

1. Plegaria a un labrador
2. La cocinerita
3. Siempre
4. Lluvia de pasto
5. Pájaros de fuego
6. El cigarrito
7. Ena (La niña del Metro)
8. Memento
9. Juana la cubana
10. Carabina 30-30
11. Ventolera
12. Mi patria
13. Malembe
14. La muralla
15. La batea
16. El pueblo unido jamás será vencido

 Foto: Juan Pablo Carvajal.