Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 6 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Agenda Energética genera divergencias entre expertos y organizaciones

Este jueves la Presidenta Michelle Bachelet presentó diversas propuestas que proyectan, entre otros temas, la implementación de Energías Renovables No Convencionales. El anuncio es criticado y avalado a la vez, tanto desde el ámbito académico como desde diversas organizaciones sociales y medioambientales.

Cecilia Pérez

  Sábado 17 de mayo 2014 13:59 hrs. 
Michelle Bachelet y Máximo Pacheco


La nueva Agenda Energética tiene como principales cambios un rol más activo del Estado, la futura reducción de los precios de las energías, la potenciación de otros recursos energéticos del país, aumentar la eficiencia energética y contribuir a que los conflictos entre el desarrollo de los proyectos y las comunidades no se judicialicen.

Sara Larraín, presidenta de Chile Sustentable, si bien valoró los avances, criticó el hecho de que existan mesas asociadas para la participación ciudadana, indicando que no sería suficiente.

Además, aseguró que lo que se necesita es una participación vinculante en un ordenamiento territorial acordado, para que las decisiones no se tomen desde Santiago, sino desde las regiones, agregando que los grandes incentivos económicos a la inversión pueden traer problemas.

“No hay participación ciudadana vinculante. Lo que se ha señalado es que se van a establecer mesas regionales de energía. Pero claramente todo lo que se refiere a participación ciudadana vinculante es muy débil. La agenda establece tremendos incentivos a la inversión, lo que ha sido un error y ha tenido grandes problemas en gobierno pasados, en la excesiva concentración en la hidroelectricidad”, explicó.

Asimismo, apuntó a que “hay un planteamiento prácticamente de revisar cada una de las cuencas para todo lo que pueda dar en cuanto a generación eléctrica. Y eso nos parece grave, dado que hoy tenemos muchas comunidades afectadas por proyectos hidroeléctricos”.

Luego de darse a conocer las medidas, la Asociación Chilena de Energías Renovables (ACERA) se pronunció por medio de un comunicado, manifestando su aprobación por los avances.

Su presidente, Alfredo Solar, señaló que a nivel gubernamental se hizo un buen diagnóstico de la situación actual de la industria, además de considerar que se están tomando las medidas correctas para seguir avanzando.

Por otro lado, el académico Roberto Román, de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, realizó un balance general de la agenda, detallando que el avance en energía hidroeléctrica es positivo, además del fortalecimiento del Estado y del desarrollo de energías sustentables.

Sin embargo, indicó que no queda claro lo que pasará con Hidroaysén, ni cómo se lograrán bajar los costos para los usuarios.

“En primer lugar se parte con un compromiso con eficiencia energética, que es lo básico. Luego, un compromiso con las energías renovables, especialmente hidráulica. Hay bastantes aspectos que son altamente positivos. Quizás lo único que podría ser más explícito es ver cómo se va a lograr la baja del costo marginal de energía. No se dice nada, por ejemplo, respecto de Hidroayén, pero hay oportunidades muy grandes para avanzar”, destacó el experto en temas energéticos.

Una vez conocido los principales lineamientos de esta agenda energética, el director ejecutivo de Empresas Eléctricas AG, Rodrigo Castillo, se manifestó conforme e indicó que “los énfasis planteados por la Presidenta Bachelet coinciden con los intereses del país y del desarrollo energético”.

Por ello, agregó que según su criterio, “se han incluido en términos generales todos los elementos que la industria esperaría en una agenda energética”.

Opiniones divergentes que podrían ser la antesala de mejoras y cambios o manifestaciones sociales por el desacuerdo.