Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 22 de mayo de 2022

Escritorio

Estudiantes, diputados y rectores cuestionan proyectos en educación

Luego de la firma de los proyectos que buscan poner fin a la selección, al copago y al lucro, en los establecimientos que reciben aportes del Estado, las reacciones de dirigentes estudiantiles, rectores y diputados apuntan a que solo eliminan “aberraciones”, que “parchan” el mercado o que solo regulan la “educación de los que sobran”.

Cristián Pacheco

  Martes 20 de mayo 2014 12:02 hrs. 
bachelet

En conversación con Radio Universidad de Chile, distintos actores involucrados en mejorar el sistema educativo analizaron, aun con poca información disponible, los proyectos que este lunes firmó la Presidenta Michelle Bachelet, para que comiencen su tramitación en el Congreso.

La presidenta de la FECH, Melissa Sepúlveda, insistió en que ninguno de los anuncios apunta a transformar la educación pública en una alternativa para la mayoría del país.

La posición de la dirigenta se resume en que el lucro en educación, con recursos del Estado, y el acceso a ésta, en base al origen de clase y a la capacidad de pago de sus familias, son aberracciones del sistema educativo en cualquier parte del mundo. Para Sepúlveda, la reforma presentada como la más importante en los últimos 50 años, cada vez tiene menor alcance.

Desde la ACES, una de las principales falencias según su vocera, Lorenza Soto, es que el Estado no asume su responsabilidad en la crisis actual del modelo educativo, y tampoco se hace cargo del endeudamiento generado en las últimas décadas.

“Por qué el gobierno tiene actualmente la voluntad de remunerar justamente a aquellos sostenedores de particulares subvencionados, y no ha sido capaz de condonarle las deudas a estas cientos de miles de familias, ya sea por el crédito del CAE o el Fondo Solidario y un montón de créditos que se vienen planteado hace varios años”, criticó.

Todos concuerdan en la falta de un pronunciamiento claro respecto del fortalecimiento de la educación pública. Así lo señaló también el diputado Giorgio Jackson al asegurar que los proyectos “por supuesto que constituyen eliminación de abusos de nuestro sistema. Pero lamentablemente la pata coja de estos anuncios, que espero que durante los próximos meses podamos abordar con urgencia, tiene que ver con cómo fortalecemos la educación pública. Es lo que me faltó de la discusión”.

Por ello, apuntó a que “ese debe ser el lugar donde el Estado garantice una educación de la mejor calidad posible. Y que no sea, como lamentablemente ocurre en muchos casos, la educación que es vista como para los que sobran”

Por su parte, el diputado Gabriel Boric planteó que hasta el momento el gobierno solo ha dicho lo que no quiere en el sistema educativo, pero no avanza hacia el tipo de educación que necesita el país. De paso, también criticó el proceso de discusión.

“El plantear esta discusión en positivo es una manera de abordarla. Y me parece que sería un error seguir parchando al mercado. Lo que hay que hacer es desterrar derechamente al mercado de la educación en Chile. Creo que los espacios de participación han sido más simbólicos que de carácter deliberativo, lo que finalmente termina reproduciendo los vicios de una política que a mí por lo menos no me hace sentido”, afirmó.

En cuanto al anuncio de crear universidades estatales en las regiones de O’higgins y Aysén, el rector de la Universidad de Concepción, Sergio Lavanchy, expresa sus reparos. En el contexto de un foro organizado por la Fundación Nodo XXI, señaló estar en desacuerdo si es que estas instituciones no tienen los recursos para competir como una institución de primera categoría, y no en el estado precario de las actuales universidades de zonas extremas.

“Pienso que el estudio de viabilidad de las masas críticas de estudiantes es un tema importante. Creo que en la región de O’higgins y Aysén habrá que estudiar sobre los alumnos que recibirán una formación. Por lo tanto, no se trata solo de crear universidades, sino del contexto general para que sean exitosas y no universidades que no cumplan los criterios de calidad de acreditación”, reflexionó.

En tanto que para el rector de la Universidad de Valparaíso, Aldo Valle, presidente del Consorcio de Universidades Estatales, la falta de incidencia real en la reforma, por parte de actores externos al ministerio de Educación, es un gran problema.

“Debiéramos tener conocimiento de los proyectos con anticipación y también la oportunidad de evaluar, opinar, disentir y proponer fórmulas alternativas. Eso no obliga a los gobiernos a tener que acceder de manera incondicional a aquello que sostengan los movimientos sociales o los diversos actores”, planteó.

Si bien en la discusión técnico-parlamentaria aún se pueden mejorar los proyectos de esta Reforma Educacional, los estudiantes sostienen que no se visualizan cambios estructurales, por lo que este 21 de mayo nuevamente saldrán a las calles, esta vez en los alrededores del Congreso en Valparaíso.