Diario y Radio U Chile

Año XI, 23 de septiembre de 2019

Escritorio

Huenchumilla remece debate en Araucanía al declarar “quemarse a lo bonzo” por paz social

Durante la inauguración del Encuentro Empresarial de La Araucanía 2014, iniciativa, que contó con la asistencia de diputados, senadores, autoridades locales y empresarios, el Intendente de La Araucanía, mientras realizaba su intervención, lanzó una fuerte metáfora para asegurar que estaba dispuesto a todo con tal de lograr la paz en la llamada “zona de conflicto”.

Sandra Trafilaf

  Jueves 29 de mayo 2014 21:47 hrs. 
huenchumilla

“Estoy dispuesto a quemarme a lo bonzo en la plaza de Armas de Temuco por la paz social en La Araucanía”, con estas palabras, el Intendente de La Araucanía, se refirió a los problemas que conmocionan la zona, con presos políticos mapuche, operativos policiales a las comunidades, aplicación de leyes y métodos cuestionados, como los testigos sin rostro, en lo que se ha calificado como la  criminalización de las demandas mapuche.

No es la primera vez que Huenchumilla lanza declaraciones de alto calibre. En su primera intervención como intendente, pidió públicamente perdón al pueblo mapuche por el despojo de sus tierras, advirtiendo que los fiscales, nos son “caza recompensas”, llamándolos a ser objetivos en sus juicios.  Posteriormente visitó al machi Celestino Córdoba, pese a las críticas contrarias que no se han dejado esperar.

Según Fernando Quilaleo, especialista en temas de pueblos originarios y además integrante de la comisión política del PPD, estas declaraciones se enmarcan en un contexto complejo donde la actuación de la justicia, particularmente de la Fiscalía, ha sido de persecución  en algunos casos, argumentando que la aplicación de algunos métodos, finalmente no han logrado demostrar ante la comunidad la culpabilidad de los dirigentes condenados por ejercer  su derecho en protestas sociales.

“Creo que más bien habla de que los actores políticos en el país se han dado cuenta que para que temas como éste puedan estar presentes en los medios de comunicación se tienen que hacer declaraciones de este tipo, de este calibre, con una metáfora tan fuerte como la que acaba de ocupar el intendente Huenchumilla, pero yo creo que él tiene un respaldo mayoritario dentro de los analistas y la dirigencia del pueblo mapuche, que ve con esperanza que él coloque los temas necesarios a nivel nacional, eso no ocurría en años anteriores” , afirmó Quilaleo.

Sin embargo el diputado DC, René Saffirio, se manifestó molesto por estas declaraciones, quien al ser consultado si estos dichos se alejan de lo expresado por las autoridades centrales, respondió que eso habría que preguntárselo “al ministro del Interior Rodrigo Peñailillo que es su jefe directo y a la Presidenta Michelle Bachelet con quién tiene línea directa”.

El diputado DC recalcó que “me preocupa profundamente que una autoridad regional de una señal en cuanto a que el suicidio es una opción para resolver los problemas de la región, creo que desde el punto de vista ético no es aceptable  yno me merece ningún comentario más”.

En tanto el secretario general de la UDI, diputado Javier Macaya, admitió que existe una deuda pendiente con el pueblo mapuche, y que se debe revisar la mirada que se tiene sobre el tema, afirmando que “se pueden hacer mejor las cosas”, sin embargo le preocupan lo planteado por el Intendente de la Araucanía, pues considera que se debe tener cuidado con las señales que se envían.

“El intendente tiene que moderar el lenguaje, porque por mucho que se trate de una metáfora, acá hablar de quemarse a lo bonzo y además generar un hecho público que es  ir a visitar al machi Celestino Córdoba hace un par de días atrás, que está condenado por  un delito muy  violento y aberrante que es el asesinato de un matrimonio de ancianos en la Araucanía, desde las perspectiva de las señales que está dando la autoridad a mí me parece complejo”, sentenció el diputado de la UDI.

Al respecto, el  vocero de La Moneda, Álvaro Elizalde, señaló que los dichos de Huenchumilla, responden a un contexto determinado, asegurando que se debe centrar la evaluación en las acciones del gobierno a nivel central, más allá de las actuaciones específicas de las autoridades, esperando así, obtener a mediano plazo,  progresos concretos que permitan resolver los problemas en La Araucanía.