Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

El arte cinético italiano se presenta en la muestra Occhio Mobile

La exposición –que se presentará paralelamente en el Centro Cultural Las Condes y en Espacio ArteAbierto de Fundación Itaú- también incluye la exhibición de vestidos del destacado diseñador Fausto Sarli.

Diario UChile

  Viernes 30 de mayo 2014 13:14 hrs. 
Enzo Mari, Struttura n.864, 1967

Una selección de obras de los autores más reconocidos del arte cinético italiano, de las décadas del 50 al 70, y un conjunto de vestidos del destacado diseñador Fausto Sarli, llegan a Chile gracias al esfuerzo conjunto de Fundación Itaú y la Corporación Cultural de Las Condes.

La exposición Occhio Mobile. Lenguajes del arte cinético italiano, se presentará entre el 4 de junio y 27 de julio, en las salas del Centro Cultural Las Condes y Espacio ArteAbierto de Fundación Itaú, con el patrocinio de la Embajada de Italia y el Istituto Italiano di Cultura.

La exposiciónestá integrada por 50 pinturas, collages, videos, esculturas y otros objetos realizados por artistas claves del arte óptico y cinético italiano, desde Bruno Munari, precursor de las investigaciones sobre la percepción e indiscutido referente del diseño y la didáctica, hasta artistas que participaron de la escena local a través de agrupaciones o en forma individual como Gianni Colombo y otros miembros del Gruppo T (Giovanni Anceschi, Davide Boriani, Gabriele De Vecchi, Grazia Varisco).

Boris Buvinic, vicepresidente de Fundación Itaú, destaca que “se expondrán importantes obras que permiten la comprensión del movimiento que hoy vive un interesante resurgimiento de la mano de las nuevas generaciones de artistas”.

A su vez, Francisco Javier Court, director de la Corporación Cultural de Las Condes, agrega que “esta exposición da cuenta de la fuerza que tuvo este movimiento, uno de los más importantes y serios de la historia, y cómo hoy es revalorizado. En la actualidad, los jóvenes lo sienten cercano y muy vigente, lo que demuestra que fue un movimiento que notoriamente se adelantó a su época”.

Otra de las novedades es la exhibición de una selección de diez vestidos del diseñador Fausto Sarli, que muestra al público las conexiones entre arte y moda.

En el marco de la exposición y con la colaboración del Istituto Italiano di Cultura, se realizará en el Centro Cultural Las Condes un ciclo de cine italiano de las décadas del ‘50 al ’70, con emblemáticos filmes de Federico Fellini, Ettore Scola, Luchino Visconti y Pier Paolo Pasolini, entre otros. Paralelamente se llevarán a cabo talleres de arte infantil, a cargo de la profesora Paula Salas, y visitas guiadas los sábados y domingos.

Davide Boriani, Superficie Magnetica, 1965

Davide Boriani, Superficie Magnetica, 1965

Arte en movimiento

Originado en Europa en la década de los ‘30 del siglo pasado, el arte cinético sube a escena en 1955 con la exposición Le mouvement en París, donde participan Alexander Calder, Marcel Duchamp, Jesús Soto y Víctor Vasarely, entre otros. Más adelante, se crea en Italia el arte programado, que añade a la poética del cinetismo un programa de cálculo que permite la variación formal y cromática de las secuencias representadas.

Los artistas italianos de entonces producen objetos cinéticos que se pueden manipular, con intervención manual o mecánica, o bien obras que dan la impresión de movimiento según el punto de vista de quien las observe. El arte cinético traspasa las artes plásticas e irrumpe en el cine, la moda, la decoración y todo lo que tenga que ver con visualidad. Su auge se desarrolla entre la década del ‘50 y el ‘70, sin embargo hoy vive un re apogeo y se revaloriza a nivel formal y comercial.

Para la curadora Micol di Veroli, el arte programado y cinético italiano “nace con el objetivo de oponerse a las composiciones fijas y definitivas, obteniendo, de ese modo, un conjunto mutable tanto física como conceptualmente. Aquel produce obras abiertas y programadas, donde los elementos se organizan de acuerdo con una hipótesis predeterminada. Esa programación es a su vez libre, puesto que prevé una transformación y un desplazamiento que pueden cumplirse dentro de un cuadro temporal más o menos imprevisible con variantes parcialmente controladas por el autor”.